El Juicio Final

 

La ciencia del Cosmos:

Dios UNO, la humanidad y la evolución del hombre.

 

Jesucristo

 

Como la lluvia, Goteará mi doctrina;

Como el rocío, Destilará mi Razonamiento; Como la llovizna sobre la grama,

Como las gotas sobre la hierba…

 

Deuteronomio 31:26–32:6


 

El Juicio Final

Esta Ciencia, Que desde el Amor Puro del Cielo les traigo esta vez,

Para desarrollar la Conciencia de todo Hombre sobre la Tierra será.

Y ya que desde el Altísimo AMOR UNO SANTO proviene,

Divina Poesía también ella es.

Más desde el Altísimo Amor de Vuestro Padre Celestial proviene a su vez,

Ya que todo lo que de mi emana, a Él, mi Verdadero Amor, pertenece también.

Puesto que de Él es mi Reino y Una soy en Él,

Siendo Él mi menta-lidad, así como Yo soy su co-razón.

Y mi Celestial Verbo, tanto Raciocinio y Verdad sobre esta Bendita Tierra traerá,

Que en profundísimo Amor y Sabiduría a vuestro Mundo ahogaré.

Más solo Él y el Altísimo AMOR UNO no dudarán, puesto que es en ellos,

 Donde mis Divinos Conceptos, Genuina Morada siempre hallarán.

Y es desde ese amor UNO y SANTO, de DIOS hacia toda la Humanidad,

Que yo ante vosotros Mi Celestial Reino develaré, el cual morada de Ángeles es.

Más como os prometí que el Reino de Vuestro PADRE algún día haría descender,

Verdadero Juicio Científico, fundado en Perfecto Raciocinio compartiré.

Por el bien de toda la Humanidad, y por los Siglos de los Siglos os diré,

Que a través de mi Celestial Música, a Vuestro lado, por Siempre estaré.

Y para toda Conciencia, que Vida Eterna pretenda, e Infinito Amor añore de DIOS,

profunda huella sobre el latir de mis pasos, cual estela brillante dejaré.

Y puesto que la Verdad, el Camino y la Vida yo Soy,

Principio y Fin en mi Verbo, UNO por siempre serán.

Y para que jamás os perdáis en Vuestros Sagrados Caminos,

Y sin Mancha ni Dolor alguno a mi Reino Celeste lleguéis,

Es que mi lengua de Doble Filo en acción, ante todo ojo mostraré.

Para la Salvación de toda Alma, y su protección ante todo Mal,

Es que Mi Divina Ciencia os Iluminará por siempre, y así mi Verbo será.

Para que el hombre se vuelva UNO con DIOS y retorne a su Edén,

Este Discurso guardaréis y atesoraréis por los Siglos de los Siglos. Amén.

 

Jesucristo

Índice

 

Prólogo……………………………………………………………………….……  7

 

 

Capítulo I

La creación del Universo……………………………….…... 13

 

 

Capítulo II

Descifrando el Génesis……………………..………….…….. 17

 

La creación de los Cielos y de la Tierra………………………… 17

Adán, Eva y El jardín del Edén………………………………………… 21

Caín y Abel, el reino animal y su muerte………….……………… 26

El Arca de Noé y el diluvio universal……………………………… 27

El Pacto de Dios con el Hombre…………………………………….… 30

Abraham y el holocausto de su bien amado hijo…………... 31

 

 

Capítulo III

Las jerarquías creadoras…………………………..……… 33

 

Los mundos Invisibles…………………………………………………….…… 33

Los 7 mundos de nuestro sistema solar……………………….… 34

Seres según grado de Evolución……………………………..………. 34

Jerarquías creadoras y guías de la humanidad……………… 34

Oración del Padre Nuestro…………………………………………….…. 36

La vida en los mundos físicos e invisibles…………….……….… 38

El Mundo Físico………………………………………………………………….… 38

El Mundo del Deseo………………………………………………….………… 39

El Mundo del Pensamiento…………………………………………….…… 40

Trabajo de las Jerarquías Celestiales……………….……...…… 41

 

 

Capítulo IV

Dios y la Humanidad……………………………………………..… 43

 

El Cuerpo de DIOS UNO SANTO……………………………………..… 43

Los 7 Planos Cósmicos del Universo…………..……………..…… 44

La relación del Hombre con Dios………………………… …….….… 45

 

 

Capítulo V

La creación del Hombre……………………………….….…… 47

 

El hombre como anomalía…………………………………………………… 47

Los cuatro reinos de vida Humana…………………………………… 50

Mundo Físico…………………………………………………………………..…… 50

Mundo del Deseo………………………………………………………………… 52

Mundo del Pensamiento……………………………………………………… 52

Interacción de los tres cuerpos del Hombre…………..……. 54

 

 

Capítulo VI

La Evolución del Hombre………………………………….… 57

 

La Caída del Hombre…………………………………………………..……… 58

Ciclo de Vida, Muerte y Reencarnación…………………………… 60

Primer cielo o Purgatorio. Mundo del Deseo…….………..… 63

Segundo Cielo. Mundo del Pensamiento…………………….…… 64

Tercer Cielo. Mundo del Espíritu Divino………………….……… 64

Segunda Muerte y proceso de reencarnación………………… 64

 

 

Capítulo VII

Las encarnaciones de Ana……………………..…………… 67

 

Krishná………………………………………………………………….……………… 68

Moisés…………………………………………………………………….…..………… 69

Buda…………………………………………………………………….…………..…… 71

Jesucristo…………………………………………………………………….……… 73

 

 

Capítulo VIII

Descifrando el Apocalipsis………………………………… 77

 

El caballo blanco: La infidelidad de la Iglesia……………… 78

El caballo rojo: el azote de la guerra…………………………… 78

El caballo negro: el hambre y la devastación……………..… 78

El Caballo Amarillo: la enfermedad y la peste……………… 79

 

 

Capítulo IX

El juicio a las 7 Iglesias………………………….………..… 81

 

Hinduismo……………………………………………………………………….…..… 83

Brahmá, Vishnú, Shivá y Shakti………………………………………..…… 83

Judaísmo…………………………………………………………………………..…… 84

Budismo…………………………………………………………………………..…..… 86

Taoísmo……………………………………………………………………………..…… 88

Cristianismo…………………………………………………………………….……. 89

Iglesia Católica Romana………………………………………………………. 89

Iglesia Ortodoxa………………………………………………………………… 95

Iglesias Protestantes…………………………………………………………. 96

Anglicanismo………………………………………………………………………. 97

Iglesias Pentecostales……………………………………………………….. 98

Restauracionistas………………………………………………………………. 99

Rosacruces………………………………………………………………………..100

Masonería………………………………………………………………………… 101

Islamismo……………………………………………………………………………. 104

Satanismo…………………………………………………………………………… 105

 

 

Capítulo X

El Juicio a las Naciones……………………………………. 109

 

América del Norte…………………………………………………………….. 112

América del Sur………………………………………………………………… 113

Europa………………………………………………………………………………… 114

Oceanía……………………………………………………………………………….. 115

África……………………………………………………………………………….…. 121

Asia……………………………………………………………………………………... 122

 

 

Capítulo XI

Vuestro derecho a las drogas…………………….. 129

 

 

Capítulo XII

Como educar a los niños………………………………….. 135

 

 

Capítulo XIII

La salvación y la vida eterna………………………… 141

 

 

Apéndice

El mapa de la Fe en el mundo………………………… 146

 

Las religiones y la geografía…………………………………………. 147

 

Ana: Un angel caído del Cielo……………………… 148

 


 


 

Prólogo

 

Siempre que haya un debilitamiento de la Ley y un crecimiento de la ilegalidad en todas partes, entonces Yo me manifiesto."

"Para la salvación de los justos y la destruc­ción de aquellos que hacen el mal, para el firme establecimiento de la Ley, Yo vuelvo a nacer edad tras edad."

Shri-Krishna, Bhagavad-Gitá, IV. 7, 8.

 

Mi retorno, como vuestro Señor Jesucristo, esperado y anticipado durante siglos ha sido por todos los que en mi Divino Verbo creéis. Así que vosotros, mis cristianos, que como vuestro Cristo me reconocéis; mi musical e imperecedero Verbo, rebosante de Amor y Pasión hacia el Hombre, cual espada de doble filo sobre la Tierra veréis caer.

Del mismo modo, los hebreos, como vuestro Mesías me esperáis. Mientras los Hinduistas como el Avatar Krishna mi llegada buscáis. Los budistas, como el Buda Maitreya o Boddhisattva me aguardáis. Los musulmanes como el Imam Mahdi o Mesías mi retorno prevén. Y los Satanistas o Luciferinos creen que la mismísima Serpentina Luz Divina descenderá a la Tierra, para así abrir ante lo ancho del cielo vuestros ojos, y daros del fruto de la Sabiduría y la Vida Eterna a probar.

Para vosotros convertiros así, en vuestra propia e Intima Ley. Para jamás tener que volver a sentir alguna necesidad de rendir homenajes ni cultos humillantes e ignorantes, ni brindarle cuentas al mismísimo DIOS.

Sobre todos vosotros mi Divino Verbo lloverá, y sobre vuestras creencias y actos, razonable Juicio estableceré. Más mi Dulce pero Verdadera Palabra, Amor del Cielo les traerá. Para que todo oído mi advertencia escuche, sobre los dolores y alegrías a los que sus corazones atenerse en el Cielo deberán.

Este Libro representará en vuestra Tierra pues, mi última pública aparición; revelándoles a través del mismo, la relación del DIOS UNO SANTO con toda la Humanidad, desde la creación del Universo hasta nuestra actualidad. Demostrándoles que la Religión del Padre, es tan solo la Divina Ciencia que nuestra Eterna Evolución por siempre guiará.

Para que alcancéis la Divinidad y la Vida Eterna junto a Él, más cumpliendo con la profecía de que como “ladrón en la noche” mi regreso será. Ya que jamás mostraré mi rostro para recibir ninguna adoración; pero “todo ojo me verá”, ya que todo hombre a mis enseñanzas acceso tendrá, por medio de este texto que todo ojo leerá.

Un mensaje Divino hacia el Hombre, desde el PADRE que todo lo ve a su vez representará, para que este evolucione desde la Religión, fundada en la fe, hacia la Divina UNA Ciencia, en las inmutables leyes de nuestro Divino Universo fundada; y que los procesos físicos y subjetivos de la vida humana en los Cielos y en la Tierra por siempre determinarán.

Me presenta, a su vez, unificando mis emanaciones físicas anteriores (Horus, Mitra, Krishna, Moisés, Buda y Jesucristo), como el único y verdadero mediador entre el Hombre y su Dios; debido a que fui y seré, el único Ser de origen Divino capaz de nacer en la Tierra para auxiliarlos con mi Divina voz.

Demostrando, de un modo irrefutable pero científico a la vez, que la humanidad creada ha sido por Dios; siendo esta, desde una realidad mineral e inerte transportada, hasta el grado de desarrollo de su conciencia actual. Y que ésta guiada ha sido desde siempre a través de la fe; respetando sus merecimientos, necesidades y su cultura a la vez.

Siendo Raíz Esencial a todas las religiones, la Verdadera Palabra emanada de mi Verbo; fruto de mi continuo retorno a vuestro mundo para el bien de toda la humanidad; a través de diferentes encarnaciones, era tras era y edad tras edad.

Y este fenómeno de cambio de Era o Edad medirlo bien podrás, debido a la Precesión de los Equinoccios, fenómeno que denomina el perpetuo movimiento de nuestro cuerpo Astral. Allí en donde el Sol a través de los doce signos del Zodiaco se moviliza hacia atrás, a la velocidad de un signo cada 2.148 años, y cada aproximadamente 25.776 años en torno de todo el círculo Zodiacal.

Pero hoy en día las religiones de todo del mundo confluyen en este inicio de la Era de Acuario como el instante de mi retorno, para así a la humanidad auxiliar. Ya que, como las sagradas escrituras señalan, el mismísimo Jesucristo hacia el final de la Era de Piscis prometió regresar.

Para inaugurar la Edad de Acuario, Era que llenaré de Amor y de Paz, advirtiéndoles que se daría mi regreso en medio de una gran tribulación o crisis mundial. Y tal es el grado de semejante degradación política y social, que hasta los ciegos, catástrofes económicas, enfermedades, guerras y hambrunas pueden observar.

Y si bien, Era tras Era, profecías sobre la inmanencia de mi retorno en toda cultura siempre pulularán; es claro que esta vez los justos más a un superhéroe que a un Mesías parecen esperar. Ya que el estado de perversión de vuestro mundo es tal, que para establecer el Orden Sagrado de Dios en la Tierra, mi Divina persona contra medio mundo para salvaros imagináis que debería luchar.

Más de entre todas las producciones culturales que han salido a la luz, ninguna como la de la Matrix es tan impactante y cercana a la realidad. En donde un Ser, que ve vuestra realidad como una pasajera e irreal ilusión creada por Dios, para que vosotros los hombres tengáis vida, y la podáis disfrutar. Para convertirse en sí mismo en UNA Ley, para de oscuros y secretos poderes que maquínicamente que escondidos operan, a la humanidad poder salvar.

Porque, qué es un Verdadero Milagro sino sobre la materia un Divino Poder. Acaso no caminaba Jesús por encima de las aguas, resucitaba muertos, y hasta la más feroz tormenta hacia retroceder. Más mi Divina persona un soldado no es, que haya venido con el poder de su mente a tantas injustas balas así detener. Puesto que si observarais mi doctrina detenidamente y bien, al rasgar de cualquiera de vuestros héroes su piel, solo frente a un asesino más, a mis ojos os encontraréis.

Pero estas emanaciones de la cultura se producen porque hasta Dios sabe que al borde de un abismo os encontráis. De un punto de no retorno, de una última chance para la vida del Hombre y la Tierra salvar. Ya que a todas luces, y desde sus entrañas, vuestro planeta clamará, que habéis elegido vivir en un verdadero infierno, en lugar de buscar la Verdadera Paz.

Y ya mi Padre, Maestro del tiempo, Omnipotente, Omnisapiente, y Omnisciente; conocedor del futuro de cada ser viviente y cada sociedad a la perfección; dos mil años ha, habíame advertido que de injusticias y asesinatos poblaríais este mundo antes de mi regreso final. Y que provocaríais en vuestra Tierra un desastre ecológico y social de tal magnitud, que os veríais al borde de una catástrofe irreversible, más con los ojos bien cerrados, y guiados tan solo por vuestro egoísmo y vuestra ambición de poder.

Más las verdades que os salvarán de todo desastre a traeros he venido, puesto que en el pasado en voz alta estas cosas no podían decirse, ni ser escritas podían también; puesto que eran los mensajes del país del Silencio; del Corazón íntimo de DIOS su respiración.

Por ello, y misteriosamente, palabra escrita alguna nunca les dejé, para demostraros que en mi Divinidad, mi Verbo lanzado al viento más fuerza tiene que cualquier Ley escrita o armamentístico poder. Y os arrastra eternamente hacia mí como un imán, más potente que cualquier estructura de poder humana, sea esta de carácter político, económico o sacerdotal.

Y puesto que quien al hijo escucha, al Padre ha escuchado también, ya que es en mi Divina persona donde el Padre se revelará por los siglos de los siglos, Amén. Y muchas veces os he dicho que lo que yo decía y hacía palabras y obras de los hombres jamás serán; sino las palabras y las obras de Dios, ya que Él vive en mí, así como yo vivo en Él.

Más cuando tuve que partir, a mi Padre pedí que os envíe otro Guía y Consolador, que hasta mi regreso permaneciera junto a vosotros, que no es otro que su gloria, mi hermano Jehová. Y este Representante de Dios, que es el Espíritu Santo, quien entre los Ángeles reina así como mi palabra entre vosotros por siempre reinará; es uno con Dios al igual que mi persona, quién por siempre les servirá.

Más el mundo no puede recibirlo cabalmente porque verlo no puede, y como no lo cree, conocerlo tampoco podrá. Pero algunos de vosotros lo conocisteis, y el mora en vuestras almas, llenándolas de Paz y Felicidad.

Más no os dejé sin compañía, pues en Cristo, quien entre los Arcángeles reina así como mi palabra entre vosotros siempre reinará, y que es amor de Dios manifestado a los Hombres también, junto a la que estuve con vosotros constante y permanentemente en la Divina Luz que a vuestros ojos es pura oscuridad.

Y regresado he, puesto que muchas cosas por decir quedaban aún; cosas que en las Edades anteriores no podíais recibir. Pues eran conocimientos que entonces no podíais comprender, por analfabetos e ignorantes de la Ciencia ser.

Más, como prudentemente os adelanté, antes de que llegara el gran día de vuestro Señor, muchos de los misterios del Universo, el Espíritu Santo os develó; desarrollando por vuestro propio y mancomunado esfuerzo vuestra prematura y aún joven ciencia, que a través de mi Divino verbo de cierto os digo que perfeccionaréis.

Porque los misterios del alma, de la vida y la muerte, de la eternidad, y de la unión de todos los hombres y de los hombres con Dios; se tuvieron hasta mi regreso que preservar; ya que solo yo, en tanto encarnada Divinidad, dicha Sabiduría os puedo brindar. Alegraos pues entonces, puesto que hoy es el día en que el hombre será conducido a la UNA Verdad y así todo hombre que se rectifique, será también purísima Verdad.

Pero os advertí también que antes de mi, muchos en mi nombre vendrían, intentando en vuestros corazones mi lugar ocupar; alegando mis títulos, diciendo ser el Cristo, el Buda o el Mesías, y que a más de uno engañarán.

Más hasta los sordos reconocerán el Poder, la Autoridad y la Divinidad de mi Celestial Verbo. Puesto que solo la Verdadera Palabra en toda el alma y en todo el cuerpo retumba; dejando como fruto la más agradable y placentera sensación. Y eso es lo que sentiréis si os permitís ante mi discurso entregaros, ya que Pura y Divina Verdad es lo que he venido a traeros.

Así se evidenciarán estos falsos profetas que ni siquiera correctamente saben hablar. Ya que tan solo delirios y mentiras os traen, tal como otrora prudentemente os advertí. Solo habladurías de sí mismos y falsas doctrinas de mercadillo que os sorprenden con teorías de energías misteriosas, y mágico poder. Más vuestra hambre de Dios tan grande sería, que en cualquier cosa terminaríais por creer.

Pero puesto que como siempre os enseñe, el que habla de sí mismo, gloria propia busca; más el que les habla del que lo envió, gloria de su Padre busca para luego desaparecer; he aquí que les traigo una Verdad que retumbará en la Tierra por siempre, para que aprendáis que no hay mayor Poder que la Verdad; ni mayor Verdad que el Amor de Dios, ante el cual toda mentira solo puede retroceder.

Y puesto que tan solo el Amor de vuestro Padre es lo que he venido a traeros, para con a su Gloria a su morada en el Cielo volver; en donde Él siempre me espera feliz de mi retorno, más con la absoluta certeza de haber cumplido con mi promesa de salvar al Hombre en su nombre, sin que una sola gota de sangre pueda correr. Puesto que si vosotros le vierais, y conocierais lo infinito de su Saber y Poder, quizá miedo le tendríais; aunque solo ternura y puro Amor hubieran en Él.

Así comprenderéis que en mi Divinidad, ni adoración, ni poder, ni recompensas buscaré. Ya que quien al Padre conoce, sabe que el verdadero tesoro de Hombres y Ángeles es Él; que a todos con su Luz, su Amor y su infinita Inteligencia nos guía, para que libres y felices seamos, y no títeres de ningún otro tirano ser.

Más antes de irme, he de dejaros el verdadero pan que su Ciencia es, puesto que el alma alimenta hasta saciarla de sabiduría por siempre, lo cual el descenso de el Reino de mi Padre a la Tierra es. Tal como había sido predicho por todos los profetas, y como en todas vuestras oraciones siempre rogaréis.

Así pues leed con atención, y abandonareis pesada carga que sobre los hombros lleváis, repletos de dogmas y falsas doctrinas, que en mi ausencia vosotros creáis. Y puesto que con mentiras y perversa ambición han sido también tejidos, mi Divina Palabra y mi Juicio de la faz de la Tierra por siempre los borrará.

Por ello os advertí que hasta los gentiles y ateos se glorificarían en mi Padre, y comprenderían las verdades inmanentes a Dios. Puesto que mientras unos pensaban que a salvar de sus Iglesias tan solo a los fieles el Hijo vendría, y a destruir perversamente al resto, de cierto os digo que he venido a salvaros a todos, y que entre los ateos gran rebaño también encontraré.

Ya que el Ateísmo es el último refugio en donde mi Padre deposita a los más justos, para que no se ahoguen entre tanta prohibición, incoherencia y falsedad. Puesto que su inteligencia superior a buscar la Verdad en las leyes inmutables de la Lógica y de la Ciencia los impele, en lugar de por los falsos dogmas de las pervertidas Iglesias dejarse engañar; que os dicen que el sexo es pecado y las drogas dañinas; ya que solo pretenden dirigir vuestras vidas para el diezmo cobrar, como si tan solo fueseis títeres de su autárquica e ignorante voluntad.

Sabed pues que Ateísmo ausencia de Dios no significa, sino más bien, separado de Dios. Y de cierto os digo que no se trata del verdadero Dios que es Amor, sino de ese falso retrato que las Iglesias os venden; ya que Dios es su verdadero negocio y no su Verdad. Porque el ateo no tiene nada en contra de Dios, más sí en contra de sus fanáticos, que no hacen más que despreciarlos por gentiles juzgándolos injustamente, y crímenes en su nombre cometer.

Puesto que mientras el ateo a veces se comporta correctamente guiado simplemente por su conciencia y su propia ética, sin necesidad de Dios ni de la fe; el fanático desesperadamente busca su gracia y su favor, e intenta a cualquier costa y en cualquier parte encontrar su salvación; ya que sus injustos juicios y actos no le proveen la felicidad y amor suficientes; como para vivir alegre y libremente, sin que a otros y a sus injustas leyes tener que obedecer.

Y es que la felicidad no es más que el constante juicio de Dios susurrando dulce pero silenciosamente en vuestro corazón. Pero todo esto lo comprenderéis reflexionando a mi lado, puesto que para acompañaros en esta gran tribulación he venido, y para que no os perdáis nunca jamás de mi verdadero rebaño, es que a escribiros este libro mi Padre me ha enviado.

Porque de cierto os digo que ésta, para la Tierra mi última visita será, así que no esperéis más Mesías, ya que a todos he venido hoy a salvaros con mi amorosa bondad. Y así será, puesto que escrito está en el cielo desde antes que naciese el primer Astro Solar, que vuestro Padre os daría a su hija, para el bien de toda la humanidad.

Por los siglos de los siglos. Amén.

 



 

Capítulo I

La creación del Universo

 

Quien posee el dominio de los cielos y de la Tierra,… lo ha creado todo y todo lo ha determinado por completo con su infinita Sapiencia.

Corán, 25:2

 

Dios es nuestro Universo, y el Universo es nuestro Dios. El Eterno es, ya que siempre ha existido y siempre existirá. Y es Infinito en su extensión, por lo cual no tiene ni principio ni tiene fin.

Nada existe por fuera de Dios, quien más allá del tiempo y espacio está. Ya que el infinito espacio es su cuerpo; y, en su eternidad, unidad de medida de tiempo que lo contenga no hay. Ya que el tiempo un lapso que mide algo finito es, la contabilidad de instantes que forman una línea entrecortada por un principio y un fin. Por lo que Tiempo y Espacio categorías acotadas exclusivamente a la realidad humana son.

De hecho, el Cosmos, en tanto fenómeno físico, no más que todo eso es. El Espacio, en tanto Ser Omnipresente, Omnisapiente y Omnisciente, y un plano físico denso, compuesto por la materia, a la que pertenecemos. Y de cierto os digo que el Universo está compuesto únicamente por este Ser Inteligente, Infinito y Eterno; que contiene en su seno una multitud de partículas elementales, que componen el mundo material que el organiza, y a las que ama como la más amorosa Paternidad.

Pero, en un principio, el Cosmos (desde nuestro punto de vista físico) a un océano de radiación cuántica se asemejaba más. A un horno de dispersas partículas elementales que interactuaban entre sí, y no al Universo organizado de planetas, estrellas y galaxias que observáis el día hoy.

Pero como Dios de estas partículas a su antojo podía disponer, intuyó que este plano físico de otro aspecto de sí mismo siempre se trató. Sin embargo, otra cosa el tiempo le demostró, ya que la nota vibratoria de dichas partículas evolucionaba lenta pero constantemente, según a los extremos fenómenos físicos de su exposición.

Y dicha vibración producía nuevos ordenamientos de la materia. Es decir, que la experiencia física extrema a la que estaban expuestas las hacía sentir, evolucionar, y que esto les otorgaba progresivamente, un cierto poder magnético por sobre las demás.

Entonces tuvo Dios esta intuición: si la Totalidad es una Unidad, por qué no pues cada unidad, no podría llegar a ser una Totalidad en sí misma. Y desde ese instante Dios se dijo a sí mismo: estos serán mis hijos pues, mi eterna felicidad y compañía; y a la tarea de elevar y estabilizar nuestras cualidades magnéticas se abocó, durante más de una que otra eternidad.

Sometiéndonos a las más extremas experiencias físicas, y bajo diferentes condiciones de la materia haciéndonos vivir, según nuestra inherente potencialidad física y conveniencia; pero con el único fin de nuestra conciencia despertar, para donarnos luego un cuerpo de órganos sensoriales dotado, cada vez más complejos y sensibles, dentro del cual, a la vida cada Ser pudiese despertar.

Pero acariciemos la Cosmogonía desde el más sutil microcosmos. Acordemos por ejemplo que el cuerpo humano es un instrumento construido admirablemente, y así debe reconocerlo cualquiera que haya, la constitución del hombre, estudiado detenidamente, en tanto que organismo viviente. Instrumento a través del cual nuestra existencia viene a manifestarse en el mundo de la forma.

Observemos por ejemplo el fémur. Hueso que soporta todo el peso de vuestro cuerpo. En su parte externa, formado está por una delgada capa de hueso compacto, fortalecido en su parte interna por fibras entrecruzadas de hueso celular; en forma tan maravillosa, que el puente más perfecto o la mejor obra de ingeniería, podrían nunca llegar a formar un pilar de igual fortaleza con tan poco peso.

Los huesos del cráneo de similar forma están construidos, siempre empleándose el mínimo de material y obteniéndose siempre el máximo de fortaleza. Observad también pues, la infinita sabiduría manifestada en la construcción del corazón, y sosténgase luego que este soberbio mecanismo, pueda ser interpretado como la azarosa manifestación de una autómata física necesidad; y al mismo tiempo tener la ridícula tendencia a pensar que la mayor inteligencia existente en el Universo es propiedad de vuestra jovencísima humanidad.

Es que la ciencia no ve que el castor sus represas construye a lo largo de la corriente con el ángulo exactamente necesario, considerando la rapidez de la corriente y todas las demás circunstancias, precisamente como un ingeniero experimentado lo haría.

¿Qué sabiduría dirige la construcción de la célula hexagonal de la abeja con tan admirable perfección y belleza? ¿Quién enseña al caracol a construir y formar su casa en preciosa espiral; o al molusco oceánico el arte de decorar su concha iridiscente? Sabiduría invisible, sabiduría por doquier, tan hermosa y tan inmensa, que el que con penetrante mirada observe no puede menos que lleno de veneración y respeto sentirse.

Entonces un Saber, a vuestros ojos Invisible, pero que ordena la naturaleza admirablemente supongamos. Y si a partir de ese Saber leemos lo que este nos dice del hombre, no podríamos más que como una planta invertida representarlo. Y es que la planta extrae el alimento de sus raíces bajo la tierra, transformando toda esa potencial energía en divino fruto. Mientras que el hombre toma el fruto por su cabeza y reintegra su desecho a la tierra.

La planta, hacia el Sol dirige sus órganos de reproducción, maravillando con su belleza. El hombre vuelve los suyos hacia el centro de la Tierra y con vergüenza los esconde. La planta inhala el venenoso dióxido de carbono exhalado por el hombre, y exhala, en cambio, el oxígeno imprescindible para nuestra preciosa vida.

Y es que la naturaleza de toda clase de experiencias maravillosas nos suministra y con tan consumada sabiduría, que cuanto más profundamente penetráis en sus secretos, vais siendo cada vez más impresionados por vuestra insignificancia, creciendo vuestra reverencia hacia Dios, y la grandiosa armonía del Cosmos.

Cuanto más sabéis de sus maravillas, más comprenderéis que este sistema de vida es mucho más que esa perpetua máquina en movimiento en la que el materialismo de la ciencia os ha hecho creer. De hecho, suponer que vuestro Big Bang, en tanto fenómeno físico, es responsable de la creación del Universo, sería tan lógico como pensar que si una caja llena de letras al aire arrojáramos, los caracteres, por azar, se ordenarían por sí mismos formando un hermoso poema al suelo llegar.

Puesto que cuanto más grande es la complejidad de vuestra comprensión del Cosmos, más poderoso es el argumento de un Orden de Inteligencia Divina infinitamente superior a la humana. Pero es menester que dialoguemos con la ciencia utilizando nuestro más preciado instrumento. Y esto no podría darse de otra manera, más que enfrentando a la Ciencia con su propia garantía, la Lógica.

Para el discurso científico está probado que la fuerza y la materia son inseparables; que no son dos conceptos separados y distintos, sino los dos polos de una misma energía. En un extremo las vibraciones más bajas de la materia, o sea la fuerza o energía que une organizadamente las partículas atómicas para construir diferentes materiales de diversa solidez. Y, en el otro extremo, las vibraciones más altas de la energía que posibilitan y organizan el universo determinando la vida en el cosmos.

La representación más cercana que podemos hacernos de ese plano vibracional sería la fuerza que opera en los órdenes gravitacionales de las constelaciones, las galaxias, los planetas, o bien, la energía solar, donde allí, a pesar de las apariencias, nada realmente un puro vacío jamás será.

Sorprende entonces como la inteligencia de la ciencia no ha extraído aún esta unívoca conclusión: El Universo, en sí mismo, un Ser organizado es. Y no existe otra lógica posibilidad. Como un ser de energía, Único y Omnipresente lo deberíamos apreciar. Con un polo positivo, consciente de sí y de infinita inteligencia, que tomando a su polo negativo (o materia cósmica) como el artesano a la arcilla, constituye y organiza mundos de diversos grados de fuerza y materialidad.

¿Para qué? La respuesta a la vista de vuestros ojos está: para brindarles infinitas experiencias y perspectivas a los diferentes seres que se logran individualizar, a fin de desarrollarse y conciencia por gracia de la forma ganar, para que el uno y el todo evolucionen al compás. Es decir, la conclusión aplastante de que Dios es el nombre nuestro mágico Universo y del principio que rige nuestra misteriosa evolución.

Por lo tanto, vuestra joven ciencia, en varios aspectos equivocó. En primer lugar, el Universo su inicio no tuvo en lo que llamáis Big Bang que hace solo 144.440 millones de años ocurrió; ya que este en su infinitud y bajo diferentes aspectos siempre existió.

Y la contracción de toda la materia del Cosmos en un solo punto, simplemente una experiencia física extrema fue, a la que se vio sometido todo el mundo físico, en medio de un largo proceso tendiente a una experiencia organizar, que la conciencia de todos sus hijos pudiese despertar.

En segundo lugar, el Universo en expansión no está; ya que el espacio infinito siempre es, y este ni crece ni se contrae. Lo que observáis de las galaxias unas de otras como alejamiento, no es más que el desenvolvimiento de la materia extrayéndose desde su seno durante 177.000 millones de años más.

En tercer lugar, los cuerpos celestes no producen una curvatura en el orden espacio-temporal. Esta teoría solo una quimera es, un esfuerzo delirante de vuestra novel ciencia por los campos gravitacionales comprender; y de formalizar leyes que determinen vuestra precaria comprensión de las órbitas de los planteas en torno a todo Astro Solar.

Pero este error se debe a que solo veis la masa ígnea del astro solar, porque solo su plano físico podéis observar. Pero el cuerpo de los astros, en todas sus otras dimensiones, se extiende de todos los planetas que le giran en derredor mucho más allá. Ya que estos últimos, por decirlo de alguna manera, en su seno están.

Y es propiedad del astro solar la fuerza que determina tanto la distancia de rotación como su velocidad; según la conveniencia evolutiva de la vida que cada planeta suele albergar. Ya que estos existen dentro de su cuerpo, cuyo núcleo tan solo es su masa central, en donde se expone a ciertas partículas, a una experiencia física tan necesaria como extrema para la vida de ella desarrollar.

Es más, estiman los científicos que en el universo existen más de 300 mil millones de galaxias, que contienen aproximadamente 300 mil millones de estrellas cada una a su vez. ¿Se asemeja este Orden maravilloso a una desordenada mezcolanza de materia esparcida a partir de una gran explosión al azar? Por supuesto que no.

¿Cómo podrían una infinidad de partículas subatómicas haberse organizado de semejante manera, habiendo sido estas dispersadas por una simple explosión sin que las contenga orden ni ley? ¿O por qué la materia se acumuló en ciertos puntos formando galaxias, estrellas y planetas? Preguntas que os deberías hacer.

¿Cómo pudo haber emergido el delicado equilibrio de nuestro Universo a partir de una descerebrada y violenta explosión? Muchas interrogantes como estas, os deberían conducir a desestimar al Big Bang como el mecanismo estructurante de nuestro Orden Cósmico universal.

Y si el Big Bang fue realmente una explosión tan catastrófica, entonces sería razonable pensar que la materia se debería haber diseminado de manera fortuita por todas partes. Sin embargo, y por el contrario, la materia en planetas, estrellas, y galaxias que en perfecta armonía coexisten se organizó.

Porque una simple explosión descompone la materia y la arroja por todos lados indiferentemente, mientras que misteriosamente, en nuestro Universo el efecto opuesto se ha producido pues; es decir, el aglutinamiento de la materia en estructuras tan organizadas como armoniosas y perfectas también.

A su vez, una serie de aspectos muy enigmáticos del Big Bang existen en vuestra intrincada comprensión. Ya que si bien cuando éste tuvo lugar la materia fue expulsada en todas las direcciones, para toda la materia del Universo en un solo punto reunir, tuvo que haber existido antes una gran fuerza de atracción.

Por lo que claramente, si estas fuerzas no estuvieran en el domino de Dios y su asombrosa precisión, de cierto os digo que no existiría ninguna galaxia, estrella, planeta, átomo o rastro de vida alguna en nuestro Universo al día de hoy.

Y es que el estudio profundo de la Astronomía conduciros debería a la aplastante conclusión, de que el Cosmos fue creado a través de muy delicados y necesarios equilibrios, para las condiciones exactas requeridas que permitan la vida proveer; un Universo que lleva por detrás un plan perfecto, el sello del mismísimo Dios.

Ya que al examinar el equilibrio increíble y el hermoso orden del diseño del Universo, nos vemos conducidos a esta inapelable verdad. Existe allí un Superior propósito, preconcebido por Dios, quien ha creado todas las cosas sin tacha ni margen de error. Y cada detalle que escudriñéis, exhibirá siempre y a todas luces, este Supremo y Perfecto Poder.

 

Capítulo II

Descifrando el Génesis

 

El Génesis en profundidad analizaremos, a fin de las Altísimas verdades que ocultas yacen a los ojos de fieles y gentiles descifrar; a fin de que puedan percibir sus sublimes metáforas, y por fin del tan ansiado árbol de la Sabiduría y la Vida Eterna podáis probar, ya que tan solo para tentaros prohibido les fue.

Revisaremos los conceptos de Luz y de Tinieblas pues; la paradisíaca existencia de Adán y Eva hasta su expulsión del Edén y el porqué; para luego comprender evolutivamente el vínculo entre Caín y Abel, hasta develar los misterios que rodean al diluvio universal y la mítica vida de Noé.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La creación de los Cielos y de la Tierra

 

CAPÍTULO 1

1 En el principio creó Dios los Cielos y la Tierra.

Aquí se describe metafóricamente, para que en la antigüedad pudiese el Hombre comprender, el instante en que el Altísimo reunió toda la materia que se hallaba caóticamente dispersa en un océano de radiación cuántica, atrayéndola hacía un mismo punto, a fin de organizar la materia atómicamente; tiempo en el que el Universo de la materia compactada de la bóveda infinita y celeste se diferenció.

 

2 Y la Tierra estaba a desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.

Este párrafo describe como el orden Divino de Dios articuló progresivamente la desorganizada materia mediante las aguas o mar de su Sabiduría, mientras que la materia se hallaba durmiente, en un trance sin conciencia y por ello se la llamo tinieblas u oscuridad.

 

3 Y dijo Dios: Haya a luz, y hubo luz.

4 Y vio Dios que la luz era buena, y separó Dios la luz de las tinieblas.

5 Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana el día primero.

Aquí el fenómeno lumínico refiere al instante de la gran explosión que expandió organizadamente toda la materia para formar del Universo un estructurado Cosmos. Separando aquellas partículas que estaban más cercanas a la adquisición de conciencia, llamándolas Luz o Día; y a las otras más distantes de una vital y subjetiva experiencia, llamándolas Noche o Tinieblas.

 

6 Y dijo Dios: Haya un a firmamento en medio de las aguas, y separó las que estaban debajo de las que estaban sobre el firmamento. Y así fue hecho.

8 Y llamó Dios al firmamento Cielos. Y fue la tarde y la mañana el día segundo.

Este párrafo refiere a la constitución armoniosa de todas las oleadas de vidas Humanas; separando a las que emergerían primero a la vida, para auxiliar a las subsiguientes, funcionando para estas cual firmamento de altitud amorosa y ética hacia el cual tenderían, y por ello Cielos las llamo. 

Así mismo describe el fenómeno atmosférico que rodearía a todo Planeta, en donde según su variable temperatura, transformaría a las aguas de gaseosas, a líquidas o a solidas.

 

9 Y dijo Dios: a Júntense las aguas que están debajo de los cielos en un lugar, y descúbrase lo seco. Y así fue hecho.

10 Y llamó Dios a lo seco Tierra, y a la reunión de las aguas llamó Mares. Y vio Dios que era bueno.

Se refiere este versículo a la constitución de los primigenios Continentes que albergarían la vida terrestre, elevándose por sobre los Océanos y Mares, en donde nacerían los primeros y vegetativos vivientes.

 

11 Y dijo Dios: Produzca la tierra a hierba verde que dé semilla; árbol que dé fruto según su especie sobre la tierra. Y así fue hecho.

12 Y produjo la tierra hierba verde, que dio semilla según su naturaleza, y árbol que dio fruto según su especie. Y vio Dios que era bueno.

13 Y fue la tarde y la mañana el día tercero.

Descríbese aquí el perfecto diseño de vida evolucionante, que supuso para vuestra Tierra la existencia primera de seres que respiraran vegetativamente; inhalando el venenoso Dióxido de carbono fruto de las erupciones volcánicas, transformándolas y exhalando el Hidrógeno y el Oxígeno, imprescindibles para la futura vida terrestre.

Garantizando al mismo tiempo, el alimento futuro de todas las primitivas especies, hasta llegar a poblar la tierra de deliciosos y preciosos frutos para la vida de los hombres y todos los animales terrestres.

 

14 Y dijo Dios: Haya lumbreras en el firmamento de los cielos para separar el día de la noche; y sean por señales para las estaciones, y para los días y para los años; y para alumbrar sobre la tierra. Y así fue hecho.

16 E hizo Dios las dos grandes lumbreras: la lumbrera mayor para que señorease en el día, y la lumbrera menor para que señorease en la noche; e hizo también las estrellas.

17 Y las puso Dios en el firmamento de los cielos para alumbrar sobre la tierra,

Y vio Dios que era bueno.

19 Y fue la tarde y la mañana del día cuarto.

Este párrafo refleja la perfección del plan de vida diseñado divinamente para los hombres. Cuidando la distancia del Sol, y respecto de la Luna también, para que de ésta se vea solo una faz, que representa que el hombre siempre ocultaría alguna mentira detrás de su manifiesta verdad.

Se aprecia también, como fueron divinamente calculadas la rotación de la tierra sobre su eje, a fin de que el hombre de trabajo descanse; y el ocioso, del vicio y de la alegría sensual de la Luna disfrute. Y el cálculo de rotación respecto del Sol para dar lugar a las cuatro estaciones, que determinarían los tiempos de siembra y cosecha, así como la vida del Hombre en general.

Apréciese también la perfección del diseño de las estrellas unas de otras, a fin de dar lugar a la perfecta visualización de las distintas constelaciones. Pero póngase atención Orión que representa a Dios UNO nuestro Señor, y en su cinto, a la Santísima Trinidad que guiaría a Hombres y Ángeles en su evolución.

Diseñando por otro lado la Cruz del Sur, en donde moriría su primogénita, Jesucristo, el Divino Verbo. Representando, a su vez, la futura tendencia de los imperios del norte de dirigirse hacia el Sur en busca de Salvación o la simple búsqueda de riquezas y su expropiación.

Se describe también, como el Hombre apreciaría dichos fenómenos durante decenas de milenios. Es decir, no como Astros de inmenso esplendor respecto del cual la tierra en torno suyo gira, sino como objetos luminosos que aparecían y desaparecían por gracia Divina. Aunque respecto del materialismo científico, al menos ellos suponían que tanta perfección solo les había podido ser regalada por la inteligencia infinita de Dios.

 

20 Y dijo Dios: Produzcan las aguas seres vivientes, y aves que vuelen sobre la Tierra en la abierta expansión de los cielos. Y vio Dios que era bueno.

22 Y Dios los bendijo, diciendo: Fructificad y multiplicaos, y henchid las aguas en los mares, y multiplíquense las aves en la Tierra.

23 Y fue la tarde y la mañana del día quinto.

Se observa aquí una contradicción bíblica nunca apreciada con justicia. Ya que claramente el génesis explica que primero la vida surgió en los océanos y mares, para luego desarrollarse en la tierra hasta llegar a la creación de las aves. Y no como suele interpretarse erróneamente, de que Dios creó primero al Hombre; cuando solo le dio el poder de nombrarlos, y sacrificarlos en su búsqueda de alimentos.

 

24 Y dijo Dios: Produzca la Tierra seres vivientes según su especie: bestias, y serpientes y animales y ganado de la tierra según su especie. Y así fue hecho.

Y vio Dios que era bueno.

Se representa claramente aquí, como el fenómeno evolutivo de la vida nació primero en el mar, para luego desarrollarse en la tierra; en plena concordancia con las teorías científicas basadas en las dataciones de sus restos fósiles. Creando seres cada vez más complejos en su estructura física y aparatos perceptivos, a fin de que las conciencias y potencialidades afectivas humanas pudieran irse desenvolviendo, rápida, pero seguramente.

 

26 Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y tenga dominio sobre los peces del mar, y sobre las aves de los cielos, y sobre las bestias, y sobre toda la Tierra y sobre todo animal que se arrastra sobre la ella.

27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; Hombre y Mujer los creó.

Observad aquí otra contradicción bíblica nunca apreciada con justicia. De que Dios creó al hombre y a la mujer al mismo tiempo. Pero más adelante os explicaré el por qué de la relación de Eva con la costilla de Adán.

 

28 Y los bendijo Dios y les dijo: Fructificad y multiplicaos; y henchid la Tierra y sojuzgadla; y tened dominio sobre los peces del mar, y sobre las aves de los cielos y sobre todas las bestias que se mueven sobre la Tierra.

29 Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda hierba que da semilla sobre la faz de toda la Tierra; y todo árbol en que hay fruto os será para a comer.

31 Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto.

Se refleja aquí como el hombre fue creado a semejanza de todos los seres divinos del Universo, aunque su comportamiento primitivo aún no fuera del todo humano. Más la complejidad de su encéfalo, sus perfectos tejidos musculares y nerviosos, así como su mano prensil con pulgar oponible para crear armas y herramientas, le brindaría poder y superioridad sobre toda bestia, sin importar su tamaño.

Garantizando previamente su alimentación, poniendo al alcance de su mano a toda la vegetación, a sus frutos, y a toda bestia sobre la Tierra.

 


 


CAPÍTULO 2

2 Y acabó Dios en el día séptimo la obra que había hecho, y reposó el día séptimo de toda la obra que había hecho.

3 Y bendijo Dios el día séptimo y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había creado.

Entiéndase aquí como toda la obra de la creación fue aprisionada en siete días, para que el hombre se diera, a sí mismo, al menos un día para su propio reposo y descanso. Basando dicha articulación semanal no en las futuras convenciones humanas basadas en intereses imperiales que dieron lugar a los irregulares meses de sus calendarios solares, sino en la perfecta articulación de los calendarios lunares. Cuyos ciclos están compuestos por 28 días que ordenan la vida de todos los procesos naturales, y su partición en cuatro, como marco (o) de la realidad, siete nos da.

 

4 Éstos son los orígenes de los Cielos y de la Tierra cuando fueron creados,

5 y toda planta del campo antes que fuese en la tierra, y toda hierba del campo antes que brotase; porque aún no había Dios hecho llover sobre la Tierra, ni había hombre para que la labrase;

6 sino que subía un vapor que regaba toda la faz de la Tierra.

Se representa claramente que la evolución de la vida en la Tierra no fue desarrollada cual torre de Babel azarosamente; sino primeramente desarrollada como Abstracta y Perfecta Idea inspirada en el Amor de Dios.

Mientras que en su capa más superficial iba enfriándose la lava en un manto basáltico, y emergían humos tóxicos de los fenómenos volcánicos que inundaban toda la faz de la Tierra; los vapores emergentes del agua aprisionada entre las rocas, corporizaban una precaria pero densa atmósfera, condensándose en un espeso fenómeno nuboso, para que luego se transformara por las corrientes frías polares, en un fenómeno fluvial para albergar la vida sobre la Tierra, y al fin agua pueda llover.

 

7 Formó, pues, Jehová Dios al hombre del polvo de la tierra y sopló en su nariz el aliento de vida; y fue el hombre alma viviente.

8 Y había Jehová Dios plantado un huerto al oriente, en a Edén, y puso allí al hombre que había formado.

9 Y Jehová Dios hizo de la tierra todo árbol agradable a la vista y bueno para comer; también el árbol de la Vida Eterna en medio del huerto, y el árbol del Conocimiento del bien y del mal.

Se describe metafóricamente como el hombre inicio su evolución en la tierra siendo un alma viviente estrictamente vegetativa, formado por la misma materia química de la tierra de la que fue tomado, más ya fue ser viviente; que crecía, y se reproducía propagándose en un sueño inconsciente. Ya que todas sus fuerzas anímicas, se dirigían hacia la construcción de su cada vez más complejo cuerpo denso.

El soplo en la nariz como aliento de vida, espeja el perfume o aroma que desprende la vida vegetal en su ambiente. Y la representación del árbol del Conocimiento y de la Vida Eterna en medio del huerto, como objetivos preconcebidos antes de su futura evolución.

 

15 Tomó, pues, Dios al hombre y le puso en el huerto de Edén, para que lo labrase y lo guardase.

16 Y mandó Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer;

17 más del árbol del Conocimiento del bien y del mal no comerás, porque el día que de él comieres, de cierto morirás.

Entiéndase aquí que el hombre en estado vegetal labraba el huerto con solo dar su fruto o semilla propagándose y enriqueciéndolo. Más le ordenó metafóricamente no alimentarse del árbol del Conocimiento, ya que este representaba su potencial receptividad perceptiva, que le daría a la postre conciencia, más lo enfrentaría con la verdad de la muerte.

 

18 Y dijo Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea.

21 Y Dios hizo caer un sueño profundo sobre Adán, y éste se quedó dormido. Entonces tomó una de sus costillas y cerró la carne en su lugar;

22 y de ella Dios hizo una mujer y al hombre la llevó.

Representa este párrafo a la perfección, el momento en que parte de la vegetación dejo de ser hermafrodita, para dividir las fuerzas del Hombre; separando las fuerzas masculinas hacia el fortalecimiento de los tejidos vitales para desarrollar la espina dorsal y el cerebro; y la otra mitad de las fuerzas femeninas hacia los aparatos reproductivos.

Esta separación está representada por la costilla que Dios tomo de Adán, cuya traducción del hebreo antiguo correcta es costado, y no costilla. Y Dios no hizo más que dividir la fuerza del Hombre en dos, entre lo femenino y lo masculino, puesto que de ello dependía su evolución.

Se metaforiza de esta manera ya que la mujer tiene en su torso una costilla menos que el hombre; más debe leerse que fue su costado femenino el que fue tomado y separado de Adán (=nada) y no su costilla de forma literal.

 

23 Y dijo Adán: Ésta es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Eva, porque la madre de todos los Vivientes será.

24 Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se allegará a su mujer, y una sola carne serán.

25 Y ambos estaban desnudos, Adán y Eva, y no se avergonzaban jamás.

Esto confirma como se reduplica la complejidad de la reproducción de la vida vegetal, uniendo sexualmente a través de interacciones bióticas y abióticas, el proceso de polinización, donde los órganos dadores de núcleos se consideran masculinos, y los receptores, femeninos.

Esto implicaba la incompletud sexual de ciertas plantas, que para reproducirse necesitaban, “unirse en una misma carne”, metafóricamente claro está. Aclarándose que sus cuerpos estaban desnudos, sin vergüenza sentir, ya que el vegetal conciencia del mundo exterior no posee, sino solo de su durmiente sensación.

 

CAPÍTULO 3

AHORA bien, la serpiente era astuta, y dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de ningún árbol del huerto?

2 Y la mujer respondió: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer,

3 más del fruto del árbol que está en medio del huerto, dijo Dios: No comeréis de él ni lo tocaréis, para que no muráis.

4 Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis;

5 sino que sabe Dios que el día en que comáis de él vuestros ojos abiertos serán y como dioses seréis, conocedores del bien y del mal.

Representa la serpiente en su movimiento la S del Saber. Y la Divinidad sabe de la eternidad del hombre, aunque este se vea enfrentado con la muerte en su cotidianeidad. Ya que pierde el cuerpo físico que su alma aloja, más su esencia y todo lo aprendido, para el enriquecimiento de sus futuras encarnaciones se imprime en su eternidad.

Y tal como fue descripto anteriormente, el conocimiento no se logra sino a través de los aparatos perceptivos, recién presentes en el reino animal. Donde allí se conoce lo agradable y lo malo, enfrentándolo al peligro constante del dolor y la muerte, así como a la experiencia física del sexo, y su hermosa realidad.

 

6 Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos y deseable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.

7 Y fueron abiertos los ojos de ambos, y supieron que estaban desnudos. Entonces cosieron hojas de higuera y se hicieron delantales.

Se metaforiza en este acto de comer del fruto del Conocimiento, el proceso mediante el cual, vuestra humanidad, paso del reino vegetal al reino animal; donde fueron abiertos sus ojos y todo su campo perceptivo hacia lo Real.

Más se lo disfraza contradictoriamente como algo plenamente accesible y al alcance de la mano, más a su vez como algo estrictamente prohibido. Puesto que Dios conocía la tendencia futura del hombre a limitarse unos a otros los placeres de la vida, llevando al mismo a buscar su propia felicidad, detrás de la tentación que le generan la transgresión de la Ley y el halo de misterio que rodea toda prohibición.

 

8 Y oyeron la voz de Dios que se paseaba en el huerto al aire del día; y se escondieron el hombre y su mujer de su presencia entre los árboles del huerto.

9 Y llamó Dios al hombre y le dijo: ¿Dónde estás?

10 Y él respondió: tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí.

11 Y le dijo: ¿Quién te ha dicho que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol del cual yo te mandé no comer?

12 Y él respondió: La mujer que me diste me dio fruto del árbol, y yo comí.

13 Entonces Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y comí.

14 Y Dios dijo a la serpiente: Maldita serás entre todas las bestias; sobre tu vientre te arrastrarás y todos los días de tu vida polvo comerás.

15 Y pondré enemistad entre tú y la mujer, y entre tu simiente y su simiente también; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el Talón.

Aquí se representan múltiples y preciosas metáforas que detallaremos progresivamente. Por un lado la tendencia del Hombre de culpar a la Mujer por todos sus sufrimientos y sus males, siendo esta la fuente de su máximo placer, y la causa de su más profundo deseo, pero también de su dolor.

Por otro lado la tendencia brutal e ignorante del Hombre a rechazar toda nueva sabiduría, perpetuando una enemistad entre él, y su simiente; que siempre trae consigo desde el Cielo, la posibilidad de desarrollar nuevas tecnologías para mejorar su calidad de vida a través de cada vez más perfeccionadas mentes.

Y por último, la metáfora mediante la cual se observa como la mujer, de figura serpentina, heriría al hombre en su pensamiento, llenándolo de conflictos y de celos; mientras que el hombre la heriría en su talón, ya que este representaría para ella su sustento; es decir, su habitación protegida y su alimento.

 

16 A la mujer dijo: Multiplicaré tus dolores en tus embarazos; con dolor a tus hijos darás a luz; tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti.

Pasamos aquí a una realidad situada plenamente en el reino animal. En donde la reproducción ya no sería exterior al viviente, sino dolorosa e intrauterina. Puesto que el animal necesita de una matriz donde crecer y alimentarse, antes de estar preparado para enfrentarse a la vida. Señalando a la vez, la posición celosa y confrontativa de los machos respecto de las hembras, y el deseo de las hembras de ser protegidas por él.

 

17 Y a Adán dijo: Por cuanto obedeciste la voz de tu mujer y comiste del árbol del cual te mandé no comer; maldita será la Tierra por tu causa; y comerás de ella todos los días de tu vida con sacrificio y dolor.

18 Espinos y cardos te producirá, y comerás hierba del campo;

19 con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres y al polvo volverás.

Se describe claramente aquí como se pasa de la cómoda alimentación mineral vegetativa a partir de sus raíces, al esfuerzo y sacrificio que le representa al animal su alimento procurar.

Se le aclara también su futura confrontación constante con la muerte, indicándole claramente que su esencia es una partícula semejante a las que componen la tierra que pisa. Sentenciándole que del polvo, es decir, de la materia fue tomado, y a esa realidad inerte e inconsciente, tras su muerte volverá.

 

20 Y llamó Adán a su mujer Eva, por ser ella la madre de todos los vivientes.

21 Y Dios hizo a Adán y a su mujer túnicas de pieles, y los vistió.

22 Y dijo Dios: He aquí el hombre ha llegado a ser como uno de nosotros, conociendo el bien y el mal. Ahora, pues, no sea que alargue su mano y tome también del árbol de la Vida Eterna, y coma y viva para siempre,

Representase aquí como los animales están vestidos con hermosas pieles diseñadas por Dios, trasluciendo una sabiduría infinita por medio de una tecnología vegetativa pero vital; según las necesidades de cada especie, respecto a los diferentes fenómenos climáticos y su exposición. Ya que otrora en el reino vegetal, los fenómenos exteriores al viviente como la temperatura, no se experimentaban jamás.

Por ello se plantea que el Hombre había alcanzado ya cierta divinidad, ya que aún dentro de un fenómeno de percepción aún limitada y de ensueño, este ya era plenamente consciente del mundo exterior. Y es a partir de de la percepción y su sensibilidad que el viviente primitivamente al conocimiento accederá.

Ya que la sabiduría imperecedera, se hallaba aún en su camino evolutivo solo como tentación. Para que algún día, su mano extendiese y del fruto del perfecto pensamiento se alimente; para volverlo ético y amoroso, y acceda a la UNA VERDAD del Amor. Que es el árbol de la Sabiduría, y que Vida Eterna le dará.

 

23 por tanto, lo sacó Dios del huerto del Edén, para que labrase la tierra de la que fue tomado.

24 Echó, pues, fuera al hombre y puso al oriente del huerto de Edén a querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la Vida.

Esta expulsión del Edén, significa la pérdida de la idílica vida del vegetativo viviente en favor de la conciencia. Más puso Dios a sus Ángeles a vuestro cuidado para guiarlos a través de sus instintos convenientemente. Y la espada encendida representa mi persona Divina, que renacería entre vosotros casi constantemente, para guiarlos hacia la Verdadera Sabiduría, señalándoles el camino hacia la plenitud de la Vida y la Eternidad.

 


 

Caín y Abel, el reino animal y su muerte

 

CAPÍTULO 4

Y CONOCIÓ Adán a su esposa Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, y dijo: He adquirido varón por voluntad de Dios.

2 Y después dio a luz a su hermano Abel. Y fue Abel pastor de ovejas, y Caín fue labrador de la tierra.

Se señala en este párrafo como se vio dividida vuestra humanidad entre seres herbívoros, representados por Abel, quien cuida de sus hermanos en su rebaño; y otros carnívoros, representados por Caín, quien se alimentaba de otros animales cual cosecha de seres vivos arrancados a la Tierra.

 

3 Y aconteció, andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Dios.

4 Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, y de su grosura. Y miró Dios con agrado a Abel y a su ofrenda;

5 más no miró con agrado a Caín ni a la ofrenda suya. Y Caín se ensañó en gran manera y decayó su semblante.

6 Entonces Dios dijo a Caín: ¿Por qué te has ensañado y por qué ha decaído tu semblante?

7 Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? Y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, te deseará, pero tú te enseñorearás de él.

8 Y habló Caín a su hermano Abel; y aconteció que estando ellos en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel y le a mató.

Aquí se representa la caída del Hombre en el pecado, a través de la lucha por la existencia. En donde prevalecía la ley del más grande y el más fuerte. Más esta despiadada lucha por la vida, a través de los ojos de Dios debe observarse. Ya que representa, por un lado, la satisfacción pulsional de una agresividad latente en el Hombre que debía ser tramitada experiencialmente; y por otro lado su dolorosa purgación en cielo, en donde el viviente era expuesto victimariamente, a los dolores y muertes que provocaba a sus hermanos inocentemente.

Solo a partir de esta libertad primordial y asesina del animal en su hábitat salvaje, vuestra humanidad pudo moldear y enriquecer sus afectos en el Cielo tras su muerte, hasta verdaderos Hombres volverse.

 

9 Y Dios dijo a Caín: ¿Dónde está Abel, tu hermano? Y él respondió: No sé. ¿Soy yo acaso guarda de mi hermano?

10 Y él le dijo: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra.

11 Ahora pues, maldito seas tú de la tierra, que abrió su boca para recibir de tu mano la sangre de tu hermano.

12 Cuando labres la tierra, no te volverá a dar su fuerza; errante y vagabundo serás en la Tierra.

Por ello los Animales herbívoros viven en grandes manadas y habitan la Tierra pacíficamente, mientras los carnívoros errantes y vagabundos caminan, o solo conviven en pequeñas familias, celando tanto su alimento como a sus hembras.

 

13 Y dijo Caín a Dios: Grande es mi castigo para soportarlo.

14 He aquí, me echas hoy de la faz de la Tierra, y de tu presencia me esconderé; y seré errante y vagabundo en la Tierra; y sucederá que cualquiera que me hallare me matará.

15 Y le respondió Dios: Ciertamente cualquiera que mate a Caín, siete veces será castigado. Entonces Dios puso una marca sobre Caín, para que no lo matase cualquiera que le hallara.

Este párrafo funciona como un redoblamiento sobre la Ley de Consecuencia que en el cielo se experimenta. Ya que aunque a un asesino se le ajusticie hasta la muerte, este también será castigado prudentemente. Ya que la Divina Justicia tiende hacia la evolución amorosa de todo viviente, y no solo hacia el equilibrio entre el bien y el mal de ninguna balanza.

Por otro lado, la marca que puso Dios sobre Caín, metaforiza el hecho de que los animales que matan para alimentarse, fieros y temerarios aparecen a los ojos de cualquier otro viviente; para que estos puedan correr, esconderse o protegerse.

 

El Arca de Noé y el diluvio universal

 

CAPÍTULO 6

Y ACAECIÓ que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la Tierra les nacieron hijas,

2 y viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí esposas, escogiendo entre todas.

Señala este párrafo con perfecta claridad que los Hombres fueron tratados como hijos de Dios al igual que toda la Humanidad precedente. Pero aclara que en determinado momento la unión sexual no se basaba únicamente en la simple satisfacción pulsional proporcionada por el apareamiento sexual; sino que la belleza comenzaba a ser un signo exterior que comenzaba a organizar el placer y la vida en parejas.

 

4 Había gigantes en la Tierra en aquellos días, y también después que se unieron los hijos de Dios a las hijas de los hombres y les engendraron hijos. Éstos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre.

Se metaforiza aquí el desarrollo evolutivo animal reptiliano que llevo hasta el nacimiento de los llamados Dinosaurios. Verdaderos gigantes ante los cuales todo viviente temía, y de allí la ironía de su “renombre”; ya que el Hombre tiende a respetar, admirar y obedecer a aquellos a quienes más bien debería temer por su malicia.

 

5 Y vio Dios que la maldad de los hombres era mucha en la Tierra y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo sólo el mal.

6 Y se arrepintió Dios de haber hecho al hombre, y le pesó en su corazón.

7 Y dijo Dios: Raeré sobre la faz de la Tierra a todos los hombres, porque me he arrepentido de haberlos creado.

Representa esta declaración, que la evolución del hombre se había dirigido hacia el desenvolvimiento de la pasión y la fuerza, en detrimento del amor y la pacífica convivencia. Hecho que determinaba un futuro nefasto para la humanidad naciente, ya que hubiesen terminado por ser reptiles pensantes, viviendo entre monstruos ingobernables.

Por ello la Santísima Trinidad a través del Padre pidió la Divina intervención de Dios, nuestro Señor, ante semejante desastre. Quien decidió enviar a su primogénita, vuestra servidora y quien hoy les escribe, el Verbo; sacrificándome a mí, su tesoro más preciado, por amor a todos los Hombres.

Ya que mi Divina persona, mediante mi femenino poder Superior, reenviaría a toda la evolución animal hacia el reino mamífero; donándome a la muerte una y otra vez constantemente, con el altísimo objetivo de favorecerlos por amor a vuestra humanidad naciente.

Primero atrayendo hacia la Tierra una lluvia de meteoritos y cuerpos celestes que destruyeran por completo la tendencia hacia la fuerza reinante hace 65 millones de años, borrando de su faz a toda bestia que pudiera perturbar vuestra futura vida, la de los hombres.

Y luego brindándome a través de cuerpos Divinamente diseñados por Dios, que en lugar de reflejar la esencia un tanto destructiva del Hombre, los reenviara unívocamente hacia el desarrollo evolutivo de una genética perfectamente bella y humana.

 

8 Pero Noé halló gracia ante los ojos de Dios, varón justo, perfecto en su generación; junto con Dios caminó Noé.

11 Y se corrompió la Tierra delante de Dios, y estaba la Tierra llena de violencia.

12 Y miró Dios la Tierra, y he aquí que estaba corrompida, porque toda carne había corrompido su camino.

13 Y dijo Dios a Noé: El fin de toda carne ha venido delante de mí; porque la Tierra está llena de violencia a causa de ellos; y he aquí que yo los destruiré.

14 Hazte un a arca de madera de gofer; harás aposentos en el arca, y la calafatearás con brea por dentro y por fuera.

Aquí se representa el pensamiento perfectamente lógico de Dios, de que antes de llevar a la humanidad naciente hacia cuerpos humanos, debía antes destruir toda carne que sobrevivía en medio de tanta violencia. Por ello se lo representa como Ira y Decepción al mismo tiempo, ya que se trató en realidad de puro Amor y Esperanza.

Entonces Noé debe leerse como Neo; es decir, la cúspide de la evolución humana, lo Nuevo, que ya comenzaba a experimentar una tendencia hacia el reino mamífero, pero que para subsistir, debía en cuevas esconderse de tan destructivos gigantes; y allí radica la metáfora del Arca y del Divino Diluvio.

Ya que gracias a su sistema de supervivencia basado en el miedo, su hábitat subterráneo les permitiría subsistir a la masiva destrucción Divinamente planeada, que experimentarían quienes reinaban por aquellos días sobre la faz de la Tierra.

 

17 Y yo, he aquí, voy a enviar un diluvio de aguas sobre la Tierra, para destruir toda carne en que haya espíritu de vida debajo del cielo; y todo lo que hay en la Tierra morirá.

18 Más estableceré mi convenio contigo, y entrarás en el arca tú, y tus hijos, y tu esposa y las esposas de tus hijos contigo.

19 Y de todo lo que vive, de toda carne, dos de cada especie meterás en el arca, para que tengan vida contigo; macho y hembra serán.

22 Y lo hizo Noé; así hizo conforme a todo lo que Dios le mandó.

Y JEHOVÁ dijo a Noé: Entra tú y toda tu casa en el arca, porque he visto que tú eres justo delante de mí en esta generación.

Este párrafo describe lo anteriormente citado. Aclarando que no fue solo una especie la que fue salvada, sino varias. Calculadas al a perfección por nuestro Divino Arquitecto, para que vuestra evolución no tuviera que dar marcha atrás, sino que prosiguiera más humanamente. Más entregándome entre cuerpo animal a mamífero superior, a daros más variada, bella y productiva vegetación plena de alimentos y frutos; tal como mi Padre me lo trazó.

 

CAPÍTULO 8

Y SE acordó Dios de Noé, y de todos los animales que estaban con él en el arca; e hizo pasar Dios un viento sobre la Tierra, y disminuyeron las aguas.

2 Y se cerraron las fuentes del abismo y las compuertas de los cielos; y la lluvia de los cielos fue detenida.

15 Y habló Dios a Noé, diciendo:

16 Sal del arca tú, y tu esposa, y tus hijos y las esposas de tus hijos contigo.

17 Todos los animales que están contigo de toda carne, de aves y de bestias y de todo reptil que se arrastra sobre la tierra sacarás contigo; y vayan por la Tierra, y fructifiquen y multiplíquense sobre la Tierra.

Esta metáfora representa el fin de la Era Mesozoica hace 65 millones de años, conformada por los períodos Triásico, Jurásico y Cretácico donde reinaron los Dinosaurios; para dar lugar a la Era Cenozoica, donde tuvieron lugar, desde la Época del Paleoceno, en donde se diversificaron y evolucionaron los mamíferos; hasta el período Cuaternario, que inicia en el período Pleistoceno, donde surge el Homo-hábilis hace unos 2 millones de años; hasta llegar al período Holoceno, donde surge el Homo Sapiens y las primeras civilizaciones humanas, hace unos 12.000 años

 


 

El Pacto de Dios con el Hombre

 

21 Y Dios dijo en su corazón: No volveré a maldecir a la Tierra por causa del hombre, porque la intención de su corazón es mala desde su juventud; ni volveré más a destruir a todo ser viviente, como he hecho.

22 Mientras permanezca la Tierra, la siembra y la siega, y el frío y el calor, y el verano y el invierno, y el día y la noche no cesarán.

 

CAPÍTULO 9

Y BENDIJO Dios a Noé y a sus hijos, y les dijo: Fructificad, y a multiplicaos y henchid la Tierra;

2 y el temor ante vosotros estarán en todo animal de la tierra, y en toda ave de los cielos, y en todos los peces del mar; en vuestras manos son entregados.

3 Todo lo que se mueve y vive os será para a alimento, así como las legumbres y hierbas; todo os lo he dado.

4 Pero carne humana, que es vuestra sangre, no mataréis.

5 Porque ciertamente demandaré la sangre de vuestras vidas; de manos de todo hombre vuestra vida demandaré.

6 El que derramare sangre de hombre, por el hombre su sangre será derramada, porque a imagen de Dios el hombre ha sido creado.

Se recalca aquí el principio omnívoro del hombre, pero rechazando el asesinato del prójimo, como fuente de alimento. So pena de ser purificado dolosamente en el cielo, proceso que llevo a que instintivamente, los mamíferos no se alimentaran dentro de su propia especie; tal como sucedía otrora con los dinosaurios, y toda la fauna Jurásica.

 

8 Y habló Dios a Noé y a sus hijos diciendo:

9 He aquí que a yo establezco mi convenio con vosotros, y vuestros descendientes,

10 y con todo ser viviente que está con vosotros, desde los que salieron del arca hasta todo animal de la Tierra.

11 Estableceré mi convenio con vosotros, y no será talada ya más toda carne, ni habrá más diluvio para destruir la Tierra.

12 Y dijo Dios: Ésta es la señal del convenio que yo establezco con vosotros y todo ser viviente, por todas las generaciones a perpetuidad.

13 Mi arcoíris he puesto pues en las nubes, el cual será señal del convenio entre Dios y la Tierra.

La refracción poli cromática del arcoíris, se establece como metáfora del pacto Divino, de jamás volver a asolar la Tierra con semejante y masiva destrucción de tanto viviente. Aunque en realidad esta destrucción no se había originado en ninguna Ira de Dios, sino en su más puro Amor, para saciar las necesidades del Reino Mamífero naciente.

 


 

Abraham y el holocausto de su hijo

 

CAPÍTULO 22

Y ACONTECIÓ después de estas cosas, que Dios puso a prueba a Abraham y le dijo: Abraham, toma a tu hijo único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré.

3 Y Abraham se levantó muy de mañana, ensilló su asno, y tomó consigo a dos criados y a Isaac, su hijo; y cortó leña para el holocausto, y fue al lugar que Dios le había dicho.

6 Y tomó Abraham la leña del holocausto y a la puso sobre Isaac, su hijo; y él tomó en su mano el fuego y el cuchillo, y fueron los dos juntos.

7 Entonces habló Isaac a Abraham, su padre, y dijo: He aquí el fuego y la leña, pero, ¿dónde está el cordero para el holocausto?

8 Y respondió Abraham: Dios nos proveerá de cordero para el holocausto, hijo mío. E iban juntos.

Señalemos este acto que quedo inscripto en la historia bíblica, no como la simple voluntad de filicidio de un Padre; sino del temor del Hombre hacia Dios, y de su falta de moral y de ética a la hora de lograr su favor y protección a cualquier precio; llegando incluso, a asesinar a su posesión más amada, a su propia descendencia, a la sangre de su sangre. Prueba fehaciente de la inhumanidad del Hombre naciente.

 

9 Y cuando llegaron al lugar que Dios le había dicho, edificó allí Abraham un altar, y acomodó la leña, y ató a Isaac, y le puso en el altar sobre la leña.

10 Y extendió Abraham su mano y tomó el cuchillo para degollar a su hijo.

11 Entonces un ángel de Dios clamó del cielo y dijo: ¡Abraham! ¡Abraham!

No extiendas tu mano sobre el muchacho ni le hagas daño, porque ya sé que temes a Dios, pues no le rehusaste a tu hijo, tu único.

13 Entonces alzó Abraham sus ojos y apareció un carnero por sus cuernos; y fue Abraham, y tomó el carnero y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.

Se representa en este acto, la intervención Divina de Dios para detener tan cruel filicidio, señal de su desaprobación ante todo acto criminal humano, fundado en la ambición y en la falta de amor hacia el prójimo; en el egoísta intento por acercase a Dios por el camino incorrecto y opuesto a su Ley y sus sagrados Mandamientos.

 

15 Y llamó el ángel de Dios a Abraham por segunda vez desde el cielo

16 y dijo: por cuanto has hecho esto y no me has rehusado a tu hijo, tu único,

17 de cierto te bendeciré grande mente y multiplicaré en gran manera a tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena del mar; y tu descendencia las puertas de sus enemigos poseerá.

Obsérvese como tempranamente Dios opera en la historia de los hombres un hito simbólico, que representa la crueldad con que los hombres habrían de asesinarse unos a otros; incluso usufructuando como excusa el Santo nombre de Dios. Ya que su único interés radicaba en que el Altísimo pusiera a sus pies a todo enemigo; ya sea para tomar botín, o apropiarse de esclavos y de tierras.

Así, por sobre la muerte de sus hermanos, el hombre ha escrito su historia con sangre letra por letra hasta nuestra actualidad. Prueba irrefutable y fehaciente, de que el hombre aún no era cabalmente un Ser Humano, y por tanto vida en los Cielos no merecía; sino su pesada carga en la dolorosa escuela de la vida que la Tierra siempre representará. Amén.


Capítulo III

Las jerarquías creadoras

 

45 Y Jesús, después que fue bautizado, subió inmediatamente del agua; y he aquí, los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Cristo que descendía como un Ángel y se posaba sobre Jesús.

46 Y se oyó una voz de los cielos, que decía: Éste es mi bien amado Hijo, en quien me complazco. A él oíd.

MATEO 3:43–46

Los Mundos Invisibles

El primer paso para comprender el auxilio que Dios, a través de sus Ángeles, a los hombres les brinda, es el estudio de los mundos invisibles. Estos seres que hace millones de años evolucionaron, a vosotros los hombres os son invisibles; puesto que sus cuerpos, por materiales superiores y más sutiles constituidos están, por los cuales ningún ojo humano lumínicamente puede percibirlos.

Estos cuerpos sutiles, a los Ángeles permiten observar aquellos mundos celestiales, de la misma forma que vosotros percibís vuestro Mundo Físico por medio de vuestros sentidos físicos. Los hombres, por lo tanto, se encuentran respecto de estos mundos supra físicos o celestiales, en parecidas condiciones a las que el ciego se encuentra en este mundo: aunque la luz y el color le rodeen, el ciego incapaz de percibirlos es.

Más muchas personas escépticas son respecto a la existencia o realidad de estos seres angelicales y de los divinos o celestiales mundos tal vez. Y hasta podríamos preguntarnos: ¿para qué saber de esos mundos? ¿No sería mejor contentarnos con las vidas que llevamos en nuestro Mundo Físico?

Pero, lamentablemente, solamente una cosa cierta en vuestra vida hay, y esta no es otra que la Muerte. Y cuando al más allá paséis y frente a nuevas condiciones de existencia os encontréis, el conocimiento que de estas tengáis, de indudable gran ayuda os será.

Pongámoslo en claros términos que al alcance de vuestra comprensión estén. Para entender, por ejemplo, cabalmente al Mundo Físico, necesario antes es, comprender los fenómenos invisibles que lo componen. Podemos ver correr a los automóviles, podemos hasta trabajar con preciosas tecnologías; pero la fuerza que causa estos fenómenos, y la organización cuántica o atómica de dicha materia, ante nuestros ojos invisible permanece.

Es necesario pues, comprender el mecanismo de los motores, así como la dinámica de la electricidad y sus usos tecnológicos para comprender esos fenómenos que nuestros ojos no pueden percibir. De otro modo solo veríamos u oiríamos sus efectos; más nada de ellos y su funcionamiento, realmente comprenderíamos.

Si se coloca, por ejemplo, agua a una temperatura lo suficientemente baja, empezarían a formarse cristales de hielo. Más las delicadas líneas a lo largo de las cuales esta agua se cristaliza fueron, durante todo el tiempo, líneas de fuerzas invisibles a nuestra visión, pero presentes ya en todo líquido o gas.

De la misma forma el Físico investiga la realidad de las partículas elementales o subatómicas, experimentando e imprimiéndole a la materia diversas fuerzas que le permitan observar su comportamiento, en planos estrictamente invisibles al campo de nuestra percepción.

Y habiendo visto sucintamente pues, lo razonable de la existencia de tales fenómenos imperceptibles a vuestros sentidos, examinaremos los distintos fenómenos celestiales, yendo desde vuestro Mundo Físico visible, hacia los Mundos Divinos más supriores, de entre los cuales, en algunos de ellos y sin saberlo, vitalmente también participáis.

Los 7 mundos de nuestro sistema solar

 

Triple Cuerpo de los diferentes seres de nuestro Sistema Solar según su grado de Evolución.

 

Los 7 Mundos Divinos

 

 

Oleadas de vida Humana

Ser más elevado

 

Zeus

 

 

 

PADRE

 

Brahma

 

 

 

Cuerpo de los

 

 

Señores de la Mente

Ser más elevado

 

Afrodita

 

 

Cristo

HIJO

 

Vishnú

 

 

 

Cuerpo de los

 

 

 

Arcángeles

Ser más elevado

 

Apolo

Yahveh

Alá

 

ESPÍRITU SANTO

Shivá

 

 

 

Cuerpo de los

 

 

 

Ángeles

Ser más elevado

Verbo

Prometeo

Krishna

Moisés

Buda

JESÚS

Ana

Shakti

 

 

 

Cuerpo de los

 

 

 

Hombres

MUNDO DE DIOS

 


 

 

 

 

 

 

 

MUNDO DEL ESPÍRITU VIRGINAL



 

 

 

 

MUNDO DEL ESPÍRITU DIVINO



 

 

MUNDO DEL ESPÍRITU DE VIDA

 


 

 

MUNDO DEL PENSAMIENTO

 

 

 

 


MUNDO DEL DESEO

 

 

 

 

 

 

MUNDO FÍSICO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Jerarquías creadoras y guías de la humanidad

Los Señores de la mente fueron la primera humanidad que evolucionó dentro de vuestro Sistema Solar. Estos fueron guiados por los Señores de la Llama, los Querubines, y los Serafines, que de otros confines del Universo, por Dios fueron llamados a auxiliar. Siendo "El Padre" el Ser más elevado de entre esta ola de vida de Humanidad.

Los Señores de la Mente especialistas se hicieron en la construcción de cuerpos de materia mental, así como vosotros os estáis especializando actualmente en la construcción de cuerpos de químico material.

Los Señores de la Mente trabajan con vuestra humanidad desde siempre, y son ellos vuestros verdaderos y celestiales padres de Amor; ya que cuando vuestro turno llego para a la vida nacer, estos Señores ya habían alcanzado el estado del  Poder Creador. Y fue así que emitieron de sí mismos dentro de vuestro ser, el núcleo de material mediante el cual estáis tratando de construir vuestra mente, y ver vuestra Inteligencia organizarse y nacer.

Por ello vuestros pensamientos son considerados aún malos, debido a la tendencia separatista que pertenece al plano de la razón; la que contrasta con las fuerzas unificadoras del Espíritu de Vida, que es el verdadero reino del Amor. Por ello siempre os indiqué que observen y juzguen con el poder afectuoso que emerge de vuestro corazón; ya que vuestra mente es aún muy inmadura, y tiende a imponerse ante el prójimo como una loca pero aplastante razón.

Los Arcángeles la segunda humanidad fueron que evolucionó dentro de vuestro Sistema Solar. Y estos fueron guiados por los Señores de la Mente y por otros de Seres Divinos que les brindaron auxilio y hogar. Siendo "El Hijo" el Ser femenino más elevado entre estos, a quien Cristo suelen llamar.

Más los Arcángeles en la construcción del cuerpo de deseos se especializaron, así como vosotros lo hacéis con ese pesado material que os impide volar. Por lo tanto en el cielo os enseñan y os guían, a vuestros deseos y a vuestros afectos modelar.

Los Ángeles la tercera humanidad fueron, que evolucionó dentro de vuestro Sistema Solar. Y fueron guiados y auxiliados por los Señores de la Mente y los Arcángeles; siendo "El Espíritu Santo" (Apolo, Shivá, Jehová o Alá) el Ser más elevado entre la oleada de vida angelical.

Los Ángeles, que son nuestros hermanos mayores, perfectamente experimentados están para construir un cuerpo vital, el cual sostiene invisiblemente vuestra carne, dándole a vuestros cuerpos tanta vitalidad. Debido a esta capacidad, el instructor apropiado para el hombre es y su fiel angel guardián. Cuidando vuestras funciones vitales de reproducción, nutrición, y crecimiento, que los aleja tanto de la materia inerte mineral.

Vosotros, los Hombres, la cuarta humanidad evolucionante sois dentro de vuestro Sistema Solar. Y sois guiados y auxiliados por los Señores de la Mente, los Arcángeles y los Ángeles; más cada uno según vuestra necesidad. Siendo quien les escribe, Ana, vuestra verdadera guía espiritual; ya que vuestro Padre me envió a reencarnar junto a vosotros como Horus, Mitra, Krishna, Moisés, Buda y Jesucristo, Edad tras Edad.

Más tened en cuenta que quien les escribe, el Ser Divino más elevado del Universo es. Por ser mí persona el Divino Verbo, la primogénita de Dios. Quien les fue enviada por Vuestro Señor, demostrándoles el más puro Amor hacia vuestra naciente pero sumamente necesitada humanidad.

Sacrificando su felicidad en favor de sus hijos, con el fin de  acelerar y garantizar vuestra correcta evolución; y, al mismo tiempo, para salvaros de su propia tendencia hacia la autodestrucción.

Por eso os enseñe a orar a Dios, nuestro todopoderoso Señor, pero en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu santo también. Ya que estos tres Seres tanta Sabiduría e infinito Poder amoroso poseen; que las manos, la palabra y el juicio del Absoluto, frente a todos los hombres por siempre serán.

Ya que si vida tenéis, fue porque ellos idearon un plan de vida para vuestras almas inmaduras salvar; y cargo se hicieron de vuestra evolución, millones de años antes de que vosotros si quiera vierais la Luz. Trabajando incansablemente sobre todo ser vivo que a la Tierra viene a nacer, para luego volver al cielo, y por sus actos ante la Ley de Dios responder.

Y estéis donde estéis, siempre acompañados por ellos seréis, puesto que ellos Seres Divinos ante vuestra humanidad y nuestro Dios UNO SANTO por siempre serán. Así que sabed pues que vuestra santísima Trinidad, Vuestra verdadera Sagrada Familia también es; y nunca jamáis olvidéis que gracias a ellos y al amor del Altísimo vinisteis a nacer.

Analicemos al Padre Nuestro pues, poesía a través de la cual, a nuestro Dios UNO y SANTO os enseñé a orar. Primero, para vuestras acciones y vuestro vocabulario perfeccionar. Pero previendo ya desde hace unos 2.000 años atrás, que algún día en mi regreso, más de uno que otro secreto oculto detrás de vuestro rezo, os vendría a develar.

Oración del Padre Nuestro:

 

Padre nuestro que estás en los cielos,

Santificado sea tu nombre.

Estas primeras frases os señalan la Omnipresente naturaleza de Dios, Nuestro Señor, en todo lo ancho e infinito de los Cielos y del Cosmos, que no es más que su cuerpo y su Ser; el cual mediante su Divina Fuerza sostiene toda la materia del Universo, atravesándolo todo con su Divina Ley.

Y siendo Omnisapiente y Omnisciente, el nacimiento y la evolución de tantas oleadas vidas humanas diseña y supervisa, así como atento y amoroso las cuida, que no habría en vuestra Tierra, unidad de medida para tantos seres contabilizar. Y es por ello, que su Nombre, Santificado debe ser.

 

Venga a nosotros tu reino.

Hágase tu voluntad, en la tierra así como en el cielo.

Estas oraciones develan la doble voluntad de los hombres, que por un lado a su Reino de esplendorosa Vida Eterna pretenden ascender; y por otro lado la mancomunada voluntad de que su Reino y su Justa Ley, hacia la Tierra puedan descender.

Por ello se le demanda oratoriamente que su voluntad Libertaria, Igualitaria y Fraterna, sea la que de los Cielos descienda para todo Tirano e injusta Ley sojuzgar. Ya que siempre habrá algo de malicia en el hombre, cuando este tiende hacia el poder. Y aunque Él justos de injustos en el cielo separe, a la hora de por sus actos responder; solo su Divina persona Verdadera Justicia muy pronto sobre vuestra Tierra hará llover.

Así que Asesinos, Conspiradores y Tiranos Temblad. Ya que el día que el Altísimo lo juzgue, con su Infinito Poder toda injusticia, todo crimen y toda guerra, para que haya paz detendrá.

 

El pan nuestro de cada día Dánoslo hoy.

Esta oración conlleva un entretejido de verdades perfectamente complementarias. La primera y más simple, es que el pan que todo cuerpo alimenta, así como el amor y la felicidad que alimentan vuestros corazones de afecto, de su juicio constante sobre vuestros actos, palabras y sentimientos respecto del prójimo dependen. Ya que Él y solo Él, vuestra verdadera suerte y camino es.

Pero por otro lado también implica que es su fuerza la que toda materia organiza, para que vuestra subjetiva experiencia, no sea una triste y dolorosa cuántica realidad. Sino más bien este paradisíaco Reino repleto de delicias, alegrías y placeres, para que vida tengas, más en verdadera abundancia la tengáis.

E impone una Ley respecto de vuestra sensitiva percepción, para que tan solo percibáis el campo de fuerzas entretejido por partículas que no os permite ver ni sentir; ya que en la verdad de Lo Real, hasta vuestra precaria Ciencia sabe que la materia nunca se para de mover. Y como todo ello tan solo vuestra experiencia desrealizaría y la volvería irrepresentable e irreal, es que Él decidió que sintierais la vibrante solidez de la piedra, defendiéndolos de todo Lo Real que el esconde detrás.

Así como solo veis el reflejo de la luz impactando sobre esta magnética fuerza que constituye vuestra subjetiva Realidad visual; ya que su Divina Ley invisibiliza a vuestros sentidos todos los fenómenos cuánticos y atómicos que el esconde detrás; para que vuestra percepción sea tan firme como placentera, en lugar de un mundo imposible de comprender ni descifrar.

 

Perdona nuestras ofensas,

Así como nosotros perdonamos a quienes nos ofenden.

Aquí se refiere a su preciosa y justa Ley, que reza que con la misma vara que a tu hermano juzgas, con ella misma serás juzgado en el cielo tú también. Por ello a veces quienes muy justos se creen, no perciben que su desprecio ante el placer, el vicio, o el pecado que con escondida malicia ven; ese mismo juicio lloverá sobre ellos también.

Por ello Dios castiga al crimen y al pecado, en contra del prójimo y de su bien, más también castiga el ojo que no lo perdona, puesto que olvida que si en esta Tierra está, es porque algún día también él transgredió o desconoció su amorosa pero perfecta Ley.

 

Por favor, no nos dejes caer en tentación,

Más líbranos de todo mal;

He aquí una contradicción perfectamente complementaria, jamás observada detenidamente entre estas dos frases que leen. Puesto que aunque el Hombre ruegue por miedo al castigo, no dejárselo en tentación caer; tentárselo más bien se debe y cuanto más atractiva y poderosa la tentación mejor para él.

Puesto que si el Hombre no errara en su camino y a partir de su equivoco no aprendiera de él, como podría Dios librarlo del Mal, si el Mal es solo falta de Tiempo, y el Bien solo se trata de Evolución y Madurez.

Por ello no hay ninguna maldad en el hombre que Dios no pueda perdonar, puesto que a sus ojos se trata siempre de noble harina, más en el Tiempo de cocción se aprecia la riqueza del Pan. Por ello es el ojo del Hombre el que castiga, y no la amorosa y justa mirada de Dios. Ya que algunos de vosotros solo envidiáis tesoros que al corazón nada le valen ni enriquecen, y luego rezáis porque os llueva felicidad.

 

Porque tuyo es el Reino, el Poder y la Gloria,

 Por los Siglos de los Siglos.

Amén.

 

La vida en los mundos físicos e invisibles

Nuestro Universo se divide en siete Planos Cósmicos que componen el cuerpo de Dios, y que más adelante pasaremos a detallar; pero cada uno de estos Planos se subdivide, a su vez, en siete mundos de cada vez menor densidad material y de mayor luminosidad:

1 - El Mundo de Dios.

2 - El Mundo del Espíritu Virginal.

3 - El Mundo del Espíritu Divino.

4 - El Mundo del Espíritu de Vida.

5 - El Mundo del Pensamiento.

6 - El Mundo del Deseo.

7 - El Mundo Físico.

El campo de evolución de vuestra actual humanidad, se restringe a los tres últimos mundos de mayor densidad, que son el Mundo Físico, el Mundo del Deseo y el Mundo del Pensamiento, donde proyectáis vuestra percepción, vuestros afectos y vuestra soberana capacidad mental.

 

El Mundo Físico

Esta división arbitraria no es, ya que la substancia de cada uno de estos mundos sujeta a leyes que no obran en los otros mundos está. Por ejemplo el Mundo Físico, en donde la materia a la gravedad , a la contracción y a la dilatación sujeta está; difiere, en gran medida del Mundo del Deseo, en donde no existe ni el frío ni el calor, y los cuerpos ascienden o descienden volando con toda facilidad por su propia voluntad.

La materia de estos mundos varía además en su luminosidad y densidad, siendo el Mundo Físico el más denso de los siete, al cual está sujeta vuestra última realidad. Por ello se señala bíblicamente, que grande y pesada será la carga que el Hombre en su cuerpo y sobre sus hombros llevará.

Pero como señalamos, cada mundo en siete regiones o subdivisiones de la materia que los componen se subdivide, a su vez. En el Mundo Físico, por ejemplo, los sólidos, los líquidos y los gases forman las tres subdivisiones que constituyen la Región Química de mayor densidad; siendo las cuatro restantes, éteres que la forma de la materia más densa organizan a través diversa cualidad.

Esta Región Etérica también por materia física compuesta está, aunque formada por partículas mucho menos densas que las demás; existiendo en cuatro estados distintos, que constituyen el medio por el que se impone a toda forma de la Región Química cierta vitalidad.

Entonces, los estados de la materia sólido, líquido y gaseoso todos químicos son, ya que de la Tierra todos de sus componentes siempre derivarán; y con estos mismos materiales todos los cuerpos se forman, para que los diferentes tipos de seres vivientes los vengan transitoriamente a ocupar. Moldeando Etéricamente la materia química de los cuatro reinos en formas de diversa variedad, de los reinos mineral, vegetal, humano y animal; para que cada uno viva su experiencia evolutiva, según si propia necesidad.

Y cuando un cuerpo su propósito como vehículo para los diferentes seres ha cumplido ya; al morir, las fuerzas químicas desintegran esa forma, para que la materia vuelva a su estado primordial. Puesto que en la Economía de la Naturaleza, para nuevos cuerpos poder formar, toda la materia se transforma y recicla, haciéndose apta la futura y subsiguiente humanidad.

Por lo que vuestra Partícula Divina, que la forma de su cuerpo constituye y es la esencia que impulso a vuestra vida da; es tan extraña e independiente al material que en su cuerpo usa, como lo es el arquitecto respecto de la casa que proyecta para luego construir y habitar.

 

El Mundo del Deseo

Como el Mundo Físico, el Mundo del deseo tiene siete subdivisiones o "regiones”; la materia pasional es la que forma el cuerpo del deseos. Y sí como la Región Química es el reino de la forma, así como la Región Etérica es el dominio de las fuerzas de la vida y de las formas, permitiendo a estas vivir, y propagarse; así también las fuerzas del Mundo del Deseo, trabajan activamente en el cuerpo denso, impeliéndolo a moverse para satisfacer sus pasiones.

Si existiesen solamente las actividades de las Regiones Química y Etérica del Mundo Físico, habría formas vivientes, pero sin incentivo alguno para moverse. Este incentivo lo proporcionan las fuerzas del Deseo, y sin esta actividad que obra en todas las fibras del cuerpo vitalizado, impulsando a la acción, no habría experiencia ni crecimiento ético ni sensual.

Las funciones del éter impulsarían el crecimiento de la forma, pero no habría crecimiento anímico. La evolución sería un imposible, porque esta solo evoluciona hacia grados superiores, respondiendo a las sucesivas exigencias de la pulsión constante del Deseo.

Deseos, anhelos, pasiones y sentimientos se expresan en el Cuerpo de Deseos, tomando formas de materia emocional, de acuerdo con la intensidad, aspiración o sentimiento que encierran.

La ley que rige a la Región Química es la inercia, la tendencia al statu quo; por lo que se necesita de la energía del Deseo para vencer esta inercia, y hacer que vuestro cuerpo goce y se direccione hacia el placer.

Para arribar a una compresión exacta del Cuerpo de Deseos, es necesario comprender que es el Mundo de los Sentimientos y las Emociones, que se encuentran dominados por las leyes de Atracción y Repulsión.

De las siete subdivisiones, la región central es la del sentimiento o percepción. Aquí, el interés o la indiferencia por un objeto o idea producen una tendencia en favor de una u otra de las fuerzas, ligándola a una de las tres regiones superiores o inferiores del Mundo del Deseo, o expeliéndola de él.

En la sustancia más fina y sutil de las tres regiones superiores del Deseo, la fuerza de Atracción es la única que allí actúa; pero se halla también presente en cierto grado en la materia más densa de las regiones inferiores, actuando en contra la de Repulsión, que es la fuerza dominante en ellas.

La fuerza desintegrante de la repulsión destruiría cualquier cosa que entrase en esas tres regiones inferiores, si la otra no la equilibrase. En la más densa y baja Región, donde ella es más poderosa, esa fuerza de Repulsión agita y quebranta violentamente las formas de la pasión amorosa.

Más todo lo que parece malo, trabaja para el bien. Y así también sucede con esa fuerza en la región más baja del Deseo, donde las formas que se encuentran en ella son creaciones construidas por las más brutales y egoístas pasiones y deseos del hombre.

La tendencia de las pasiones y emociones del Deseo es atraer hacia sí a todas las que son de semejante naturaleza, para crecer exponencialmente. Pero si esta tendencia atractiva fuera la que predominara en las regiones inferiores, el Mal crecería y el dolor predominaría en lugar del placer.

Esto se evita por la fuerza de Repulsión, ya que cuando un deseo brutal es atraído por otro de la misma naturaleza, la desarmonía que las articula tiene un efecto desintegrante sobre las mismas. Y así, en lugar de amalgamarse la maldad con el mal, estas se destruyen mutuamente; conserva el Mal dentro de límites razonables. Cuando comprendemos estas dos fuerzas en su acción, comprendemos que una mentira es a la vez asesino y suicida en el Plano Deseante.

La Región primera y más profunda del Deseo es la de la Pasión y Deseo Sensual. La segunda es la Región de la Impresionabilidad, donde las fuerzas gemelas de Atracción y Repulsión se equilibran. Siendo esta una región neutral, ya que la simple impresión o percepción de algo, es completamente independiente del sentimiento que engendra, formando las imágenes mentales por medio de los sentidos perceptivos del cuerpo vital.

En la tercera Región del Deseo, la fuerza de Atracción sobrepasa a la destructiva tendencia de la Repulsión; magnetizando al sujeto respecto de la belleza y el placer, pero de una manera egoísta, siendo por tanto, la Región de los Deseos más íntimos.

La cuarta Región del Deseo es la del Sentimiento. Donde estos dependen del efecto que nuestras experiencias ejerzan sobre nosotros. El que los objetos o ideas sean buenos o malos no tiene importancia, sino el sentimiento de Interés o Indiferencia que sobre ellos tengamos.

Las tres Regiones superiores del Deseo son: la de la Vida Anímica, en donde habita el arte; la de la Luz Anímica, en donde nace el altruismo;  y la del Poder Anímico, de donde emanan la filantropía y todas las actividades superiores y bondadosas del alma humana.

Los mundos Físico y del Deseo, no están separados uno del otro por el espacio, sino que se interpenetran uno con otro, llenando de vitalidad, deseos, sentimientos y pasiones a todos los seres humanos.

 

El Mundo del Pensamiento

El Mundo del Pensamiento, por otra parte, se compone también de siete Regiones; donde las cuatro subdivisiones más densas componen la Región del Pensamiento Concreto; y las tres subdivisiones de menor densidad y más sutiles, comprenden la Región del Pensamiento Abstracto.

Siendo el Pensamiento humano el nudo central en donde se unen los afectos y las percepciones, y el Mundo más elevado de los tres en los que progresa actualmente el Hombre.

Y así como la Región Química constituye todas las formas físicas, cobrando vida en a las fuerzas Etéricas, y viéndose impulsadas por los Sentimientos del plano Deseante. La Región del Pensamiento envuelve en ideas las imágenes mentales, manifestándose como pensamientos intelectuales; nacidos del Mundo fenomenal bajo los impulsos e impactos del plano Deseante.

Vemos, pues, como los tres Mundos en los que el hombre evoluciona, se complementan uno a otro en perfecta armonía, formando un cuerpo subjetivo extremadamente inteligente y placentero que demuestra la Suprema Sabiduría del Gran Arquitecto UNO que reverenciamos con el Santo nombre de Dios.

 

Trabajo de las Jerarquías Celestiales para el Desarrollo de la Humanidad Naciente

Observemos, pues, como los tres Cuerpos en los que el Hombre evoluciona fueron donados por sus familias Celestiales o Divinas, quienes cuidan celosa pero amorosamente de vuestra Evolución. Extrayéndose tras la muerte, y como fruto de su experiencia vital, un alma de triple substancia, que se inscribe en la esencia del Hombre como aprendizaje para su futura realidad.

 


Capítulo IV

Dios y la Humanidad

 


Los 7 Planos Cósmicos del Universo 

El Cuerpo de DIOS Uno Santo

                                                                     Poder                                     Amor

PRIMER PLANO CÓSMICO

 


  

                                             DIOS                UNA

                                                              UNO                         ANA

 

                                 Saber                  Emoción         Verbo                 Deseo

Hijos Primogéntitos de Ana – Segunda Humanidad

Los 8 Grandes Logos ante el Trono de Dios

 

 

SEGUNDO PLANO CÓSMICO

Subdividido en 7 Mundos                   Segundo Orden de seres

Celestiales de origen material

TERCER PLANO CÓSMICO

Subdividido en 7 Mundos                                           Galaxias

CUARTO PLANO CÓSMICO

Subdividido en 7 Mundos                                         Estrellas

QUINTO PLANO CÓSMICO

Subdividido en 7 Mundos                              Planetas Y Lunas

SEXTO PLANO CÓSMICO

Subdividido en 7 Mundos                        Cometas y Asteroides

SEPTIMO PLANO CÓSMICO  Subdividido en 7 Mundos

 

 

 

Mundo de Dios

 

Mundo del Espíritu Virginal

 

Mundo del Espíritu Divino

 

Mundo de Espíritu de Vida

 

Mundo del Pensamiento

 

Mundo del Deseo

 

Mundo Físico

Zeus

Brahama

 

 

Padre

Afrodita

Vishnú

Cristo

 

Hijo

Apolo

Shivá

Yahveh

Alá

Espíritu Santo

Prometeo

Shakti

Moisés

Buda

Jesús Ana

 

 

 

 

 

Hombre

 

 

 

 

 

 

 

Los 7 Planos Cósmicos del Universo

En los capítulos precedentes hemos considerado al hombre en sus relaciones con los tres mundos que forman su actual campo de evolución. Describiéndolos sucintamente y diferenciando los tres cuerpos a través de los que su conciencia puede actuar, percibir, pensar y expresar su emoción.

Pero para comprender los demás detalles del progreso humano, necesario es que estudiemos vuestra relación con el Gran Arquitecto Universal; y con las jerarquías de Seres Celestiales que siempre os guían, sobre los diferentes peldaños de la escalera que va del Hombre hacia la Infinita Perfección de Dios.

Es una tarea que presenta una cierta dificultad, teniendo en cuenta las confusas y opuestas concepciones que de Dios la mayoría de vosotros tenéis. Más cuando se emplea el nombre de "Dios", se debe indicar al Absoluto, la Existencia Una, al Único Ser Supremo plenamente Espiritual.

Él es el Gran Arquitecto del Universo, a quien todos los seres nacidos de la materia debemos nuestra humanidad. Ya que es Él quien desarrolla vuestras sensaciones perceptivas, vuestros placeres más profundos, vuestra potencial inteligencia y vuestra plena afectividad.

La división entre El Señor, nuestro Supremo DIOS UNO SANTO, a quien oráis en nombre de la Santísima Trinidad, confusa es a veces también; ya que esta última solo se trata del "Padre", del "Hijo" y del "Espíritu Santo" a quienes vuestra infinita protección y amoroso cuidado debéis.

Ya que aunque estos tres seres celestiales sean, igual que vosotros, tan solo hijos a los ojos de DIOS; están ellos inconmensurablemente más allá de todo Hombre, mereciendo todo vuestro agradecimiento y amor fraternal; ya que perteneciendo a la más elevada y sagrada Divinidad, han dedicando millones de años de sus vidas al cuidado de vuestra evolución hacia el amor y la bondad.

Más para comprender bien lo que he venido a enseñaros claramente debéis recordar, que los Mundos y los Planos Cósmicos unos arriba de los otros en el espacio no están; sino que se interpenetran unos a otros brindándoles todo su amor, por lo que jamáis os encontraréis nunca, verdaderamente lejos de Dios.

Nuestro Altísimo DIOS, en su Omnipresencia, compenetra más bien todos sus reinos sin importar el tipo de materia o densidad. Estando Él presente en vuestro mundo más próximo a vosotros incluso que vuestras manos y pies. Porque ninguno de nosotros puede existir fuera de su Espiritual e Inteligente Poder; que interpenetra y sostiene todos los mundos, para que el océano de radiación cuántica del que provenimos, nuestra experiencia perceptiva jamás tenga que volver a ver.

Ya os indiqué que Vuestro Plano Cósmico compuesto está por siete mundos de diversa materia y luminosidad. Y el mismo principio opera en los siete Planos Cósmicos que existen organizadamente dentro del Espíritu Infinito de Dios. Viviendo vosotros en el séptimo, que es de todos ellos el de mayor densidad.

Y aunque vuestra percepción os lleve a pensar que bastante solos estáis, de cierto os digo que este ancho Universo que con precarios instrumentos dedicadamente observáis, lleno de seres humanos semejantes a vosotros en todos los sistemas solares de todas las galaxias hay.

Y sabed pues, que  nuestro vasto Universo, mucho más complejo de lo que vuestra mente humana pueda concebir es; comprendiendo tantos millones de sistemas solares parecidos al vuestro, que tantos seres celestiales desde vuestra Tierra no podríais medir.

Más desde vuestro Planeta semejantes hermosos y celestiales mundos jamás podréis ver, ya que Dios asesinaros los unos a los otros os ha permitido, yendo hermano contra hermano y nación contra nación. Para que vuestra inherente maldad algún día terminéis por satisfacer, más por ello os dio la vida en otro plano de la realidad. Para que seáis libres de crímenes y conspiraciones cometer; más solo hasta el día en que Él decida su Reino hacia vosotros hacer descender.

Y respecto de los seis planos cósmicos superiores al vuestro, muy poco es lo que os puedo decir ya que escaparía abruptamente a vuestro poder de comprensión; más para no dejaros en el vació os adelantaré, que son el campo de actividad de grandes Jerarquías de Seres de indescriptible esplendor. Como las grandes Inteligencias Espirituales denominadas Planetas, Estrellas y Galaxias; seres humanos infinitamente más evolucionados que trabajan por amor desinteresado hacia el resto de la naciente humanidad.

 

LA RELACION DEL HOMBRE CON DIOS

 

La educación del hombre se efectúa mediante cuatro grados de evolución. Primero se obra sobre él desde fuera, colocándoselo bajo la dirección de Mensajeros Divinos y Reyes a quienes ve, más cuyas órdenes debe obedecer.

Después se le enseña a reverenciar las órdenes de un Dios a quien teme más no puede ver. Y finalmente, aprende a elevarse sobre toda orden o fe; convirtiéndose a sí mismo en una Ley; y aprendiendo a vivir en armonía con el Orden de la Naturaleza, que es de Dios su Ley.

Cuádruple es también el grado que el hombre sigue hasta Dios. Primero, a través del miedo, adorando a una falsa imagen de un Dios persecutorio a quien empieza a sentir; más sacrificándole inútiles objetos para propiciarlo y buscar su favor, tal como los fetichistas suelen hacer.

Luego aprende a mirar a Dios como el Dador de todas las cosas, y espera beneficios materiales recibir de Él; sacrificándose insensatamente por pura avaricia, esperando que su Señor le dé el uno por cien; o bien para liberarse del castigo, de por desamorado o injusto, en su corazón infeliz ser.

Luego se le enseña a vivir una buena vida y por miedo al Infierno abstenerse del mal, adorando a Dios con bellas oraciones que amablemente le enseñen a hablar; cultivando la fe en un Cielo Verdadero, en el que recompensado en su futuro será.

Por último llega el punto en el que el Hombre puede obrar bien sin en recompensas o castigos pensar; sino sencillamente porque es justo con rectitud obrar. Ama al bien por sí mismo y en consecuencia su conducta intenta ordenar, sin tener en cuenta su beneficio o desgracia presente, o los resultados dolorosos que el futuro le traerá.

Procediendo desde nuestro Mundo Físico hacia los mundos más sutiles a través de todos los Planos Cósmicos, encontramos que Dios, el Arquitecto de todo el Universo, la fuente y la meta de nuestra existencia, se encuentra en la más elevada división del séptimo plano Cósmico; más compenetrando y sosteniendo a su vez, todos los demás Mundos con su Infinito Poder.

Por lo que El Absoluto, ininteligible a toda mente humana es; ya que mucho más allá está de toda posible humana comprensión. Y ninguna expresión de lo que somos capaces de concebir puede expresar su verdadera Inteligencia ni su Infinitud, ya que Él de toda Existencia es Raíz y Matriz. Por lo que podría caracterizarles al Absoluto diciéndoles tan solo que un Ser ilimitado es.

Más os lo definiré sucintamente señalándoles que el primer aspecto de Dios como Supremo Poder caracterizado puede ser. Del cual procede su segundo aspecto, que su Infinita Inteligencia también es; y de éstos procede el tercer aspecto, La Emoción y el Amor; ya que es en Dios, en quien efectivamente vivimos, y nos movemos; y quien compenetra y sustenta todo el Universo con Su Poder.

Pero en tanto que en cada uno de los seis Planos inferiores toda la vida fluye y todo lo contenido en ellos inmanente es; en el Séptimo, el más elevado, el Dios Trino solo ES. Exaltado y por encima de todo, la gloria de nuestro Dios invisible está, que ha creado el Cosmos, los Cielos, toda la vida y para vosotros la Tierra sobre la que pisáis. Y Él ha querido daros dominio sobre toda esta Tierra, para que podáis multiplicaros y en ella fructificar; más observad su eterno silencio, como la roca de su fidelidad.

A este Dios amoroso e invisible es al que debéis adorar, pero debéis adorarlo en Espíritu y en Verdad; y no haceros ninguna imagen de Él, ni semejante a vosotros tratarlo de pintar, porque su Belleza presente está en todas las cosas y más allá de toda comparación está.

Y si seguís sus preceptos, y con sus mandamientos cumplís, Él abundantemente os bendecirá y de felicidad os colmará. Más si os apartáis de sus caminos, muchos males y sufrimientos por vuestras engañosas causas os vendrán. La elección vuestra es, pues libres sois y seréis; más a las consecuencias de vuestros actos a la hora de vuestra muerte enfrentaros deberéis.

 


 

Capítulo V

La creación del Hombre

 

5 “El sembrador salió a sembrar. Y, mientras sembraba, una parte del grano cayó al borde del camino, la pisotearon, y las aves del cielo se la comieron.

6 Otra parte cayó sobre la roca y después que brotó, se secó por falta de humedad.

7 Otra cayó entre espinos, y los espinos al crecer la ahogaron.

8 Otra cayó en tierra buena, creció y produjo el ciento por uno.” Y, al terminar, Jesús clamaba: “El que tenga oídos para oír, que oiga”.

9 Y sus discípulos le preguntaron qué significaba esta parábola.

10 Y Jesús les contestó: “A vosotros os es dado saber los misterios de Dios; pero a los otros, por parábolas, puesto que viendo no ven y oyendo no oirán”.

11 Esto es pues lo que significa la parábola, La semilla es la palabra de Dios.

12 Los que están al borde del camino son los que han oído, pero luego viene el diablo y arranca la palabra de su corazón, pues no quiere que crean y se salven.

13 Los que están sobre la roca son los que, reciben la palabra con gozo, pero no tienen raíz. Por un tiempo creen, pero en el tiempo de la tentación se apartarán.

14 Y Lo que cayó entre espinos son los que han oído, pero luego, al pasar el tiempo siguen su camino, por las preocupaciones, las riquezas, y los placeres de la vida son ahogados, y de suerte que no dan fruto ni llegan a madurar.

15 Pero los que están en buena tierra son los que reciben la palabra con un corazón bueno, noble y generoso, la conservan y frutos siempre producirá.

LUCAS 8:2–19

 

El hombre como anomalía

Cuando todas las huestes de seres que auxiliaron en el desarrollo evolutivo de los Señores de la Mente, los Arcángeles y los Ángeles tuvieron que dar su veredicto sobre las posibilidades de desarrollo del hombre, hallaron en él maldad, codicia y egoísmo, barreras que le impedirían nacer en los mundos celestiales.

Por lo que propusieron una detención en la evolución de las próximas oleadas de vida de nuestro sistema solar. Y ello comportaba esperar billones de años, y los hubiese llevado a nacer en otro sistema solar distinto, formado por la materia restante de la explosión de nuestro sol.

Más Vuestro Padre desestimó esta posibilidad, ya que Él amaba las potencialidades latentes en el hombre, y urdió un Plan para vuestra Salvación, convenciendo a Ángeles y Arcángeles para que le ayudaran en esta ardua tarea de brindaros una vida posible a vosotros que aún semillas erais, y a aquellos seres que de vosotros después debían nacer.

Así fue que se ideo la Tierra y su tan perfecto y delicado ecosistema tras perfecto plan; para que evolucionarais y coexistierais complementariamente con las tres oleadas de vida restantes, en un plano de la realidad donde podríais nacer, y cometer vuestros errores; ya que tras la muerte recibirías una correctiva pero dolorosa purificación del alma que aceleraría vuestra evolución. Aprendiendo por premios y castigos el camino que debéis seguir para llegar a ser perfectos como vuestro Padre es, que está siempre en el cielo, esperando vuestro retorno a Él.

Por ello el hombre es una anomalía en el Universo. Y si buscáis vida extraterrestre como la vuestra en otros planetas, jamás la encontraréis. Ya que vosotros sois los únicos seres en todo el Cosmos que viven en esta dimensión física de un mundo de tanta densidad.

¿Esto quiere decir que no haya vida en otros planetas? Todo lo contrario; todos los planetas del universo albergan seres humanos con diferentes grados de evolución. De hecho no existe medida numérica en la Tierra que pueda contabilizar la inmensidad de seres humanos que viven en el Universo. Más vosotros no los podéis ver. Ya que vuestros sentidos a un cuerpo Físico pertenecen, y estos solo pueden captar esa realidad material e inerte del Universo.

Allí radica la diferencia entre los seres humanos, que pueden nacer y vivir en Dios; y el hombre, cuya evolución le imprime cualidades humanas, pero su maldad y egoísmo en los mundos Celestiales la muerte hasta que bondadoso sea, le provocará.

Y si cada ser refleja en su aspecto de su alma la verdad, mirad pues a los Dinosauros. Puesto que eso fuisteis cuando, en el camino de la evolución, os toco la hora de animales ser. Y comparad vuestra oleada de vida con los animales actuales. De cierto os digo que estos serán verdaderos ositos de peluche a vuestro lado.

Y Vuestro Padre quiso que supierais que erais verdaderos monstruos en el Universo. Pero poderosos y gigantes a sus ojos. Y por ello les dio toda la Tierra para gobernarla bestialmente, pero a sus anchas y en perfecta libertad.

Más los amó mucho, porque si bien quiso que supierais que seriáis hombres malvados y violentos, bajo su ley, en el cielo os volveríais divinos y perfectos como él. Que amarías las artes, la ciencia y el placer. Y que luego de esta dura evolución seríais grandes en los cielos y que, a los ojos de Dios, vuestra pasión e inteligencia, algún día el más profundo respeto infundirá.

Pero el Ecosistema necesario para que llegarais a vivir como hombres necesitaba dos cosas fundamentales. En primer lugar una larga evolución que los llevo de la vida mineral, pasando por los reinos vegetal y animal, hasta llegar a nacer como hombres. Pues la atmósfera y el oxígeno que respiráis son fruto de vuestro inmenso trabajo en el reino vegetal, donde inhalasteis el venenoso dióxido de carbono que inundaba la Tierra, transformándolo en el oxígeno que exhalabas, tan imprescindible para vuestra vida actual.

Y necesitaba, en segundo lugar, el sacrificio de un hijo divino, que a través de su muerte y descenso a la Tierra, pudiera generar los cuerpos que luego vosotros habitaríais. Así mi Padre creo la vida de vuestro mundo a través de mi divinidad y de mi descenso continuo al mundo material, usándome como una aguja para su telar paradisíaco.

Atrayéndome hacia la Tierra para dar cada salto evolutivo, a fin de daros cuerpos cada vez más complejos, que les permitieran desarrollar cada vez más vuestra conciencia. Por ello mi carne y mi sangre son el sagrado sacramento, donde lo que coméis es mi carne y lo que bebéis es mi sangre. Ya que el trigo que usáis para el pan y la uva que usías para el vino; así como todo ser que vive sobre la Tierra, vive como fruto de mi sacrificio y amor hacia la humanidad.

Más como podría yo explicaros esto en el pasado, en medio del desierto, cuando aún erais analfabetos e ignorantes de las maravillas de la Divina Ciencia que la naturaleza siempre os esconderá. Entonces solo mediante parábolas podía hablarles, metáforas que estuvieran a vuestro alcance, pero que guardaran secretamente de nuestro vínculo sagrado la verdad.

 

26 Entonces el Señor Jesús, la noche en que fue entregado, y mientras comían, tomó el pan, y lo bendijo, y lo partió y dio a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo.

27 Y tomando la copa,  les dio, diciendo: Bebed de ella todos;

28 porque esto es mi sangre del nuevo convenio, que por muchos es derramada para remisión de sus pecados.

MATEO 26:14–31

Porque vuestros Guías ganamos el poder de manejar las fuerzas de los elementos. Y nuestro esfuerzo radica en despertar y dar conciencia a todas las oleadas de vida de todo Sistema Solar. Pero mi mayor compromiso siempre estuvo con vosotros, puesto que sois mis hijos más pequeños. Y por vosotros he muerto, era tras era, edad tras edad, para en vuestro mundo volver a nacer y colaborar con vuestra evolución.

Pero también para probaros que si bien para nacer hay que perder todo cuerpo y toda memoria pasada, las cualidades y conocimientos que adquirís se fijan en lo que sois en esencia, una Partícula Divina que nunca destruida será. Y ese tesoro que guardáis en vuestras almas, ninguna muerte os lo podrá arrebatar jamás.

Entonces, ¿qué es lo que sois en esencia y que es lo que Dios os a dado? Pensadlo así: si cuando morís vuestro cuerpo físico se descompone materialmente, cuál es la unidad mínima e indivisible que podríais ser. Una Partícula Elemental. Por lo que sois eternos, como Dios, ya que siempre habéis existido en el Universo, y siempre existiréis. Solo que durante un larguísimo periodo de tiempo no tuvisteis conciencia de vuestra existencia. Porque no habíais despertado aún.

Pero ser en esencia una Partícula Elemental, no impide que al día de hoy seáis Partículas Divinas, lo que implica que ya habéis escapado de esa realidad física en la que solo respondíais magnéticamente dentro de la realidad mineral. Más podéis observar aún hoy el magnetismo que os producen ciertas personas u objetos, ya que siempre actuaréis por atracción, indiferencia o repulsión.

Entonces ya sabéis que vosotros habéis recorrido un camino muy largo que ha finalizado por dotarlos de una conciencia, una realidad subjetiva y una serie de cuerpos, a través de los cuales percibís y en cada mundo os manifestáis. Sois lo que se dice “hijos de Dios”, ya que es Él, el Altísimo, quien os brinda vuestros cuerpos según vuestro grado de desarrollo y necesidad.

Y si bien os habla afectuosamente directamente al corazón, manifestándose a veces como tristeza, a veces como felicidad; su eterno silencio es la Roca de su imperecedera fidelidad. Ya que si bien vuestros cuerpos se mueven obedeciendo a la voluntad de una minúscula partícula que en vuestro corazón habita, todo esto se da con tal perfección, que os da una sensación sobre vosotros mismos de completa propiedad.

Y es en honor a la Roca de su fidelidad, que los musulmanes oran orientándose hacia la Meca, metáfora de su eterno compromiso de darle vida eterna a toda la humanidad. Sin tacha, queja, o demanda de sacrificio u oración. Por eso siempre os he recalcado el hecho de que el Dios UNO SANTO solo podía ser conocido como Amor.

Y lo que observáis como mundo físico, no es más que el orden creado por Dios dentro del caos reinante en el que la materia existía en la antigüedad. Orden en cual reaccionabais a las propiedades de otras Partículas Elementales de forma Inconsciente en un plano estrictamente magnético, más guiados siempre por Dios. Orden que os llevó a despertar vuestra conciencia como individuos, como seres Divinos, como hijos de Dios.

Por esto Jesús se hacía llamar “hijo del hombre”, para espejar esa realidad transitoria en la que instalados estáis. Puesto que una Partícula Elemental es una chispa de la "Llama" Imperecedera y Divina que Dios es; antes de comenzar su larga peregrinación a través de la materia con el propósito de desarrollar sus posibilidades latentes en poderes dinámicos a la vez.

Y así como la semilla desarrolla sus secretas fuerzas cuando es sembrada en buena tierra, así vosotros os convertiréis, a su tiempo, tras haber pasado por la escuela de la experiencia, en "Llamas Divinas" también, capaces de emanar vida de vuestro Ser.

Los cuatro reinos de vida humana

 

Grado de evolución y consciencia de las oleadas de vida

 

 

 

MUNDOS DIVINOS

REINO

 

 

 

ESTADO DE CONCIENCIA

 

MINERAL

 

VEGETAL

 

ANIMAL

 

HUMANO

 

Mundo del Pensamiento

 

Sin vehículo

 

Sin vehículo

 

Sin vehículo

 

Cuerpo Mental

 

Vigilia Consciente

 

Mundo del Deseo

 

Sin vehículo

 

Sin vehículo

Cuerpo de Deseos

Cuerpo de Deseos

 

Ensueño Consciente

 

 

Mundo Físico

 

Región Etérica

 

Sin vehículo

 

Cuerpo Vital

 

Cuerpo Vital

 

Cuerpo Vital

 

Sueño sin ensueños

 

Región

Química

 

Cuerpo Denso

 

Cuerpo Denso

 

Cuerpo Denso

 

Cuerpo Denso

 

Trance

 

Los tres mundos inferiores son actualmente el campo de evolución para las oleadas de vida terrestres con diferentes grados de desarrollo; los reinos mineral, vegetal, animal y humano, de entre los cuales vosotros sois el Reino Superior.

Mundo Físico

Estos cuatro reinos relacionados están con dichos tres mundos de acuerdo al tiempo y progreso experimentado en vuestra escuela de la vida terrena. Y en lo que concierne al cuerpo denso, los cuatro reinos están compuestos por las mismas sustancias de la Región Química. Por lo que el cuerpo denso del hombre es análogo al del mineral.

Pero desde el punto de vista físico, existen importantes y obvias diferencias, ya que el hombre puede moverse, crecer y propagar su especie, mientras que el mineral vive en un estado de trance casi inerte atado a las leyes del mundo material.

Más si comparáis al hombre con los vegetales, encontrareis que ambos tienen un cuerpo denso capaz de crecer y propagarse gracias al cuerpo vital; más el hombre tiene el poder de moverse y de percibir el mundo exterior, facultades que las plantas no poseen.

Pero cuando comparáis al hombre con el animal, veis que ambos crecen, se propagan, se mueven, y perciben; gracias a que ambos poseen un cuerpo de deseos que los faculta para desarrollar órganos, aparatos perceptivos, tejido muscular, y un instinto que los impele a la acción. Restándole al animal la facultad del lenguaje, una estructura cerebral superior y una mano prensil con un pulgar oponible, que una ventaja física inapreciable representa y por siempre poder sobre todos ellos os dará.

Observad pues que vuestro lenguaje humano es definido, expresando sentimientos y pensamientos a la perfección; capacidad que os coloca en una clase aparte de los tres reinos inferiores, y os brinda sobre todo viviente inapreciable superioridad. Más para comprender las diferencias entre estos cuatro reinos, debemos ir a los mundos invisibles y buscar las causas que dan a un reino lo que a los otros no se les da.

Para funcionar en cualquier mundo y percibir las cualidades peculiares a él, debemos poseer un vehículo compuesto por su misma materialidad. Así como vosotros para funcionar en vuestro Mundo Físico os es necesario tener un cuerpo de tal densidad; adaptado a vuestro ambiente y a vuestra realidad. Además tenéis necesidad de un cuerpo vital perteneciente a la Región Etérica para que la materia Física exprese y exteriorice las cualidades de crecimiento y vitalidad.

Más para manifestar sentimiento y emoción, es necesario tener un vehículo compuesto por materia del Mundo del Deseo, en donde afectiva y amorosamente os podéis proyectar. Así como vuestra mente está formada por la sustancia de la Región del Pensamiento, para que vuestras ideas accesibles os sean, y la memoria y la inteligencia podáis experimentar.

Pero al examinar los cuatro Reinos en sus relaciones con la Región Etérica, nos encontramos con que el mineral no posee un cuerpo vital separado, y en seguida comprendemos por qué no puede crecer, propagarse ni vida sensible mostrar.

Para demostraros este hecho, os pondré de garante vuestra precaria pero suficiente ciencia Física material; la que sostiene que tanto en el sólido más denso, así como en el gas más sutil, ni siquiera dos Partículas se tocan, sino que estas flotan en el Universo en un océano de éter que siempre las sostendrá en perpetuo movimiento.

Sin embargo cuando consideramos la planta, al animal y al hombre con relación a la Región Etérica notamos que cada uno tiene por separado su propio cuerpo vital. Existe, sin embargo, una diferencia entre el cuerpo vital de la planta, el de los animales y el de la humanidad. Ya que en el cuerpo vital de la planta, restan las facultades perceptivas que no pueden manifestarse en el reino vegetal.

Pero si dirigimos nuestra atención sobre el cuerpo vital del animal, nos encontramos con que su percepción y su memoria sensitiva también están dinámicamente activas y guían su experiencia y su accionar. Por lo que el animal posee las facultades de nutrición, crecimiento, y sexual propagación por medio del Cuerpo Vital, comunes al reino vegetal y animal. Pero posee a su vez la facultad de generar calor interno y el sentido de la percepción exterior.

Más cuando analizamos al ser humano, observamos un perfecto y organizado cuerpo vital. Por medio del cual las fuerzas Etéricas lo capacitan para nutrirse, propagar su especie y producir el calor interno del cuerpo que opera sobre su tejido nervioso y muscular; abriéndole por medio de sus sentidos las puertas de comunicación con el mundo exterior. Gobernando su accionar y su cuerpo por medio del pensamiento del pensamiento racional.

El cuerpo denso se constituye en su matriz Etérica durante la vida antenatal, y es la copia exacta, molécula por molécula, del cuerpo vital. Así las fuerzas del cuerpo vital determinan la forma del cuerpo denso ya que éste es, de las formas físicas, constructor y restaurador. Y si así no fuera, nunca os podríais recuperar de todos los usos y abusos que a vuestros cuerpos sometéis; ya que estos hacen reaccionar el poder del cuerpo vital, luchando constantemente contra la muerte de vuestro cuerpo material.

El cerebro, el sistema nervioso o sanguíneo que nutren y organizan vuestros cuerpos pueden estar en perfecto orden; pero sin la fuerza vital que lleva los impulsos del Ego a través de los nervios y de los músculos, vuestro cuerpo denso permanecería inerte, lo que sucede precisamente, cuando una parte de vuestro cuerpo se paraliza o enferma.

En tales casos, como en la mayoría de las enfermedades, la perturbación es de estos vehículos vitales o afectivos que sostienen e interpenetran vuestra carne llenándola de vida. Por ello vuestros médicos más exitosos son quienes utilizan el cariño y la afectiva escucha como un auxiliar de su ciencia. Ya que cuanta más felicidad y esperanza pueda hacer nacer el médico en su paciente, tanto más pronto la enfermedad desaparecerá para siempre.

Mundo del Deseo

Habiendo analizado las relaciones de los diferentes Reinos con la Región Etérica del Mundo Físico, estudiaremos ahora su relación con el Mundo del Deseo. Aquí nos encontramos con que, tanto los minerales como las plantas, carecen de cuerpos de deseos. Por lo que son incapaces de desear, de sentir, y de emocionarse, facultades que pertenecen al Mundo del Deseo.

Pero el animal y el hombre tienen cuerpos de deseos separados que los capacitan para experimentar deseos, emociones y pasiones. Existiendo, sin embargo, una diferencia fundamental entre ambos. El cuerpo de deseos del animal está formado casi enteramente por materia de las regiones más inferiores del Mundo del Deseo, por lo que sus sentimientos se refieren casi por completo a la gratificación de las pasiones y deseos. Por lo que no vive su afectividad tan completa ni amorosamente como el hombre, ni es capaz de tener deseos y emociones tan sutiles como las de éste, porque no tiene plena conciencia.

Aunque de todos modos los seres de sangre caliente, que son los más altamente desarrollados y que poseen sentimientos, pasiones y emociones, puede decirse que viven real y subjetivamente, en todo el sentido de la palabra, ya que meramente no vegetan. Las plantas carecen de este principio impulsivo vigorizante y, por lo tanto, no pueden manifestar vida y movimiento en la forma en que los organismos más desarrollados lo hacen.

Mundo del Pensamiento

Cuando dirigimos nuestra atención a los cuatro Reinos en su relación con el Mundo del Pensamiento, encontramos que los minerales, las plantas y los animales carecen de un vehículo apropiado a donde proyectar sus ideas. Por lo que no han adquirido aún la facultad de pensar, no estando todavía intelectualmente individualizados.

Esta es la cardinal diferencia entre el hombre y los demás reinos. El hombre es un individuo, mientras los animales y vegetales en especies se dividen, comportándose todos ellos de manera semejante; por no estar individualizados como lo está el hombre.

Y aunque de ciertos digo que gustáis de dividir vuestra humanidad en razas, tribus y naciones; sabed bien que sois unos de otros todos distintos, respecto de vuestras sensaciones, pensamientos y afectos. Más cuando aprendemos las características de un animal, conocemos las características de toda su especie al mismo tiempo.

No sucede así, sin embargo, con los seres humanos. Si queremos conocer las características de un hombre, sería necesario examinarlo individualmente. Así que muy poco nos serviría estudiar a su padre, a su hijo o a su abuelo, porque estos en su intimidad diferirían por completo. Teniendo cada uno sus propias peculiaridades, sin importar las idiosincrasias que comparten en su sociedad o en su familia.

Por otro lado, los minerales, vegetales y animales pueden describirse según su especie, mientras que en la raza humana, hay tantas especies como individuos. Cada persona, cada individuo, es una "especie", una ley en sí mismo. Separado y aparte de cualquier otro individuo, siendo de sus conciudadanos tan diferentes como del reno animal son dos especies.

El diagrama anterior muestra que únicamente el hombre posee la cadena completa de vehículos que lo correlacionan con los tres Mundos. El animal carece de un eslabón de esa cadena: la mente; la planta carece de dos: la mente y el cuerpo de deseos; y el mineral carece de tres para funcionar en el Mundo Físico conscientemente: la mente, el cuerpo vital y el cuerpo de deseos.

El grado de conciencia resulta de la posesión de los vehículos empleados por la vida evolucionante en los cuatro reinos. El hombre ha empezado a coordinar sus tres vehículos, consiguiendo así el estado de conciencia de vigilia, más aún está aprendiendo a dominarlos correctamente. Sin embargo el Ego conecta esos vehículos afectivos y mentales aún infra desarrollados con los centros físicos de los sentidos, y así obtiene el estado de conciencia de vigilia en el Mundo Físico.

La situación del animal respecto de su cuerpo Deseante, le da una conciencia, de la del hombre, distinta; quien tiene una conciencia clara y definida en estado de vigilia. El hombre ve las cosas fuera de sí mismo, nítidamente. Mientras todos los demás animales solo tienen una "conciencia pictórica" interna, muy similar al estado de ensueño del hombre. Así cuando un animal se pone frente a un objeto, percibe instintivamente una fuerte impresión de si el objeto es para él maléfico o benéfico. Y aunque muchas veces el sentimiento es de miedo, es esta una sugestión suficiente para que se proteja o escape del peligro inminente.

Y conforme progresa evolutivamente la voluntad del hombre más se desarrolla y menos accesible se hace a la sugestión externa. Por lo que al madurar este obra a su gusto sin tener en cuenta a los demás y se liberta; diferencia capital por la que el hombre entre los animales a sus anchas reina.

Estos últimos actúan de acuerdo con una ley Divina que vosotros llamáis instinto, mientras que el hombre se está convirtiendo cada vez más en una Ley en sí mismo. No preguntamos al animal si seguirá o no a su manada, ni al león si cesará de devorar a los más indefensos. Todos ellos están bajo el dominio absoluto del cuidado de Dios, sin la  libre voluntad que posee todo ser humano.

Y mientras todos los animales de una misma especie tienen un similar aspecto, los miles de millones de hombres que pueblan vuestra Tierra ni dos se parecen exactamente. Puesto que por sobre toda genética cada uno de vosotros imprime su esencia, la que produce semejante diferencia tanto en vuestro carácter como en vuestra apariencia.

Del mismo modo todos los leones comen carne y todos los herbívoros pastan hierba o centeno, mientras que lo que es alimento para un hombre para otro es veneno. Ya que cada ser humano necesita respecto del otro una porción de alimento diferente.

Los médicos notan la misma peculiaridad al administrar medicinas. Ya que debido a los dictados de la Ley Cósmica la misma medicina produce siempre efectos idénticos en dos animales de la misma especie. Mientras que entre los seres humanos sus efectos son siempre tan impredecibles como diferentes.

Únicamente el hombre puede actuar según sus propios deseos, y aunque sus errores sean muchos y esto es muy cierto; Dios ha querido, para favorecer su evolución, que experimente su existencia libremente.

Y aunque a muchos les parecería mejor que el Hombre se viese obligado a seguir el camino recto, éste se volvería una simple marioneta de la Divinidad, y no un Dios evolucionante; por lo que no aprendería ninguna rectitud emergiendo de su conciencia, que es la genuina, verdadera y valiosísima fuente.

Entonces convengamos que el discernimiento entre el bien y el mal no puede aprenderse a menos que el Hombre pueda obrar libremente; aprendiendo a rechazar el error por ser de su sufrimiento la verdadera fuente. Puesto que si obrara con rectitud por no tener elección y no tuviera la oportunidad de tener el destino de su vida en sus manos; éste sería tan solo un autómata, y vuestro amoroso y perfecto Dios tan solo otro Tirano.

Así como el niño aprende de sus errores y los corrige en sus futuras ideaciones; así también el hombre por medio de sus faltas aprende, y por el dolor que ellas le producen madura. Alcanzando una sabiduría superior a la del animal, porque él es consciente de sí, mientras que el último actúa bajo el impulso de una Ley Divina que lo guarda y lo guía. Más a su debido tiempo también el animal se convertirá en hombre, tendrá libertad de elección y cometerá errores, aprendiendo de ellos tal como a vosotros os sucede actualmente.

El diagrama muestra que el reino vegetal tiene su vehículo superior en la Región Etérica del Mundo Físico que es parte de su cuerpo denso, por lo que las plantas tienen una conciencia que corresponde a un sueño sin ensueños. Mientras que el mineral tiene su vehículo superior en la Región Química del Mundo Físico, y su conciencia se encuentra, en consecuencia, en un estado de profundo trance limitadísimo.

T de cierto os digo que las relaciones entre las plantas, los animales y el hombre pueden representarse simbólicamente por una cruz. Ya que como decía Platón: "El Alma del Mundo está crucificada".

El madero inferior de la cruz indica a la planta con sus raíces, en la Tierra mineral y química. La parte superior de la cruz representa al Hombre, que vendría a ser una planta invertida. Ya que ella extrae el alimento de las raíces, mientras el hombre lo toma por su cabeza.

La planta dirige preciosamente sus órganos de generación hacia el Sol, mientras vosotros volvéis con vergüenza los vuestros hacia el centro de la Tierra. La planta inhala el venenoso dióxido de carbono exhalado por el hombre, y exhala, en cambio, el oxígeno imprescindible para vuestra vida.

El animal simbolizado está por el madero horizontal de la cruz, como un doble eslabón entre la planta y vosotros los hombres que gozáis de la mente. Representando el asesinato de Caín sobre Abel, esa realidad bestial pero evolutivamente imprescindible de que el carnívoro del herbívoro se alimente.

Interacción de los tres cuerpos del Hombre

Los tres Mundos que os describí anteriormente constituyen el campo de evolución humana de vuestra presente fase de desarrollo. Consideremos ahora al hombre en su relación con esos tres mundos divinos, recordando que el hombre tiene un vehículo por cada una de estos.

En estado de vigilia esos vehículos están todos juntos, interpenetrándose unos a otros, para que de esta forma el Ego pueda actuar con plena conciencia en el Mundo Físico. Así vosotros funcionáis perfectamente en la sutil sustancia del Pensamiento, que habéis ido especializando a través de una experiencia evolutiva corta pero intensa en padecimientos.

De estas experiencias obtenéis las impresiones que os produce el mundo externo sobre vuestro cuerpo vital a través de los sentidos; armonizándose con los sentimientos y emociones generados por ellas en vuestro cuerpo de deseos, que luego reflejáis sobre la mente para desarrollar vuestra conciencia. De estas imágenes formáis vuestras propias conclusiones en la Región del Pensamiento, siendo estas conclusiones vuestras ideas al respecto.

Pero como os hice observar, por vuestras intensas actividades durante las horas de vigilia, tanto vuestro cuerpo de deseos como vuestra mente, destruyen constantemente vuestro cuerpo o vehículo denso. Así que cada pensamiento, cada movimiento o afecto, destruye invisiblemente vuestros tejidos por dentro. Aunque por otro lado, vuestro cuerpo vital se dedique constantemente a restaurar y reconstruir lo que los otros vehículos van destruyendo.

Sin embargo, el cuerpo vital no puede contrabalancear siempre completamente los estragos causados por vuestros sentimientos, pensamientos e impulsos. Por lo que gradualmente va perdiendo fuerzas hasta paralizarse. Y entonces vuestro cuerpo mental se ve forzado a salir de él desdibujando lentamente vuestra conciencia, pero llevándose consigo vuestro cuerpo de deseos, fenómeno que experimentáis como cansancio o sueño.

Esta salida de los vehículos superiores deja al cuerpo denso interpenetrado únicamente por las fuerzas del cuerpo vital con el fin de reconstruirlo y revitalizarlo, mientras plácidamente dormís, durante el estado sin conciencia al que llamáis sueño. Pero éste no es en manera alguna un estado inactivo, como suponéis generalmente. Ya que si fuera cual vuestras ilusorias verdades, la fatiga de cuerpo al despertar por la mañana, sería igualmente grande.

Por el contrario, y como os enseñé, el sueño es un período de intensísima actividad; y cuanto más profunda ésta sea, tanto mejor para vuestro cuerpo; puesto que allí se restauran los tejidos destruidos por las actividades físicas y mentales de vuestros esfuerzos.

Y el sueño al armonioso Mundo del Deseo a vuestros vehículos superiores lleva. En donde el primer cuidado es la restauración de vuestra mente y vuestros sentimientos. Realizándose gradualmente conforme a las armoniosas vibraciones del Mundo del Deseo respecto de vuestras ideas y afectos. Por lo que vuestras emociones y pensamientos, se sumergen cada noche en ese oceánico elixir de vida.

Esta actividad es la que restaura vuestros cuerpos durante el sueño y sin ello no habría despertar posible, puesto que si el trabajo de remover esa fatiga no se hiciera, los cuerpos dormidos permanecerían. Y es debido a esa actividad recuperadora, que vuestro sueño es mucho mejor para preservar la salud que cualquier médico o medicina.


 

Capítulo VI

La Evolución del Hombre

 

19 Y sucedió que se acercó un joven a Jesús y le preguntó: ¿Cómo he de hacer Maestro para en el reino de los cielos entrar?

20 Y Jesús le respondió: Conoces los mandamientos: No cometas adulterio, no mates, no robes, no des falsos testimonios, y a tu padre madre honrarás.

21 Pero él contestó: “Todo esto desde joven lo cumplo ya”.

22 Pero al oírlo, Jesús le dijo: “Todavía algo te falta: vende todo lo que tienes, reparte el dinero entre los pobres y un tesoro en el cielo tendrás”.

23 Más cuando él oyó la respuesta, muy triste se puso, porque era rico demás.

24 Y viéndolo Jesús dijo: De cierto os digo que más fácil es para un camello pasar por el ojo de una aguja, que para un rico en el reino de Dios entrar.

MATEO 18:14–29


La evolución del hombre en vuestro propio cuerpo escrita está. El hombre vivió en estado mineral del que vuestros finos y complejos huesos guardáis. Luego vegetal, del que desde la regeneración constante del cabello hasta el maravilloso funcionamiento de vuestro sistema vegetativo que os mantiene vivos sin que conciencia tengáis de su verdadero funcionamiento también guardáis.

Luego animal ya que allí se desarrolló vuestro Cuerpo de Deseos y tuvisteis por primera vez conciencia del mundo físico como experiencia a veces dolorosa, pero muy  placentera también. A esto se refiere la Biblia cuando habla del paraíso de vuestra expulsión. Puesto que con dolor la hembra a sus hijos pariría, y con esfuerzo y sacrifico el macho el alimento a la Tierra arrancaría.


 

La caída del Hombre

Esta caída está, metafóricamente descripta, a través de la experiencia de una pareja, la que, por supuesto, representa a vuestra humanidad. La clave se encuentra en el instante en el que el Mensajero de lo Dios le dice a la mujer que para experimentar el placer físico con Divina Conciencia, debía como consecuencia "con dolor a sus hijos parir”.

Del mismo modo se encuentra metaforizada en dicha sentencia vuestra conciencia de mortalidad. Y esto fue diseñado para enriquecer vuestra experiencia; ya que os propone una novedosa conciencia del Tiempo que por siempre en la Tierra tendráis. Como una línea que va de la certeza viviente, hasta un misterioso fin que como muerte concebís.

Pero que al interponerse frente a la verdadera sensación de eternidad que cuando sois felices experimentáis, opera sobre vosotros como una ilusión de finitud que os impulsa a la búsqueda de gratificaciones que enriquecen vuestra experiencia y vuestra evolución. Ya que si bien al morir vuestra existencia tan solo pasa a un plano para vosotros mucho más hermoso, y esto es purísima Verdad; vuestra vitalidad, vuestros afectos, y vuestra conciencia, abandonan vuestro cuerpo terrestre para a mi Reino Celeste llegar.

Este proceso os lleva a aprender de la experiencia vital de vuestra existencia en la Tierra a fin de que cada día más perfectos y como consecuencia más felices seáis. Para luego obtener el verdaderamente placentero descanso que tanto deseáis. Pero inactivo en lo absoluto; fundamentalmente para aquellos que fueron justos, y al mismo tiempo la felicidad propia buscaron sin la felicidad ajena en armonioso equilibrio descuidar.

Pero lo interesante es observar que, anteriormente a la Caída, la conciencia no estaba enfocada en el Mundo Físico. El Hombre en estado vegetal estaba inconsciente del nacimiento, de la muerte y de la propagación. Entonces la Ley Divina regulaba vuestra función procreadora y reuniendo los sexos en ciertas estaciones del año, empleando las fuerzas solares y lunares para producir las condiciones más propicias para vuestra fecundación. Realizándose al principio inconscientemente dicha unión, pero que más tarde produjo un conocimiento físico momentáneo, del que hoy constantemente gozáis.

Entonces vuestra conciencia estaba dirigida directamente hacia adentro. Percibía las cosas físicas de una manera espiritual, como cuando en vuestros sueños las percibís, en cuyo momento está dentro de vuestros cuerpos todo lo que veis. Por lo que la caída representó un descenso sobre vosotros de vuestra Divina Conciencia; pero al mismo tiempo un asenso, ya que para vosotros la posibilidad de establecer sobre vuestra experiencia, verdadero y soberano gobierno significó.

Cuando vuestros sentidos fueron abiertos, cuando pasasteis al reino animal, y vuestra conciencia fue dirigida hacia el exterior, los hechos del Mundo Físico alteraron vuestras condiciones de existencia y eso fue lo mejor. Entonces vuestra experiencia no estaba ya guiada por ninguna Ley Divina, sino por vosotros mismos, empleando todas vuestras percepciones sensibles y afectivas así como vuestra función sexual, para vuestros sentidos gratificar.

Entonces vuestra conciencia se deslizó lenta pero progresivamente desde sus afectos más íntimos hacia el Mundo Físico; para que todas las cosas no se le aparecieran instantáneamente con nitidez hasta pasar por toda la cadena evolutiva que cuidaba del principio placentero que Dios a vuestra existencia pretendió siempre garantizar. Sólo entonces comenzasteis a conocer la muerte debido a la continuidad que experimentaba vuestra conciencia cuando pasaba a los mundos superiores después de morir, y cuando retrocedía para hacia el Mundo Físico renacer; mientras antes simplemente dormíais en un sueño vegetal.

La apertura de vuestros "ojos" se efectuó cuando se separaron los sexos, el macho devino en una expresión de la Voluntad de Poder, que una parte de la doble fuerza anímica del vuestra alma es; expresando la hembra, la sensibilidad que devino en esa tan florida Imaginación.

Esas dos fuerzas, Voluntad e Imaginación, son ambas necesarias para la felicidad; mientras que el ser unisexual o hermafrodita una sola clase de fuerza anímica podía expresar; más al unirse a otro se expresaba como fuerza complementaria esa doble polaridad.

Esto ya os lo he explicado anteriormente. Ya que la parte de fuerza anímica no utilizada exteriormente en la complementación sensual, para vuestro crecimiento interno utilizada fue. Así mientras el Hombre exterioriza su fuerza para volverse atractivo y protector, e interioriza su belleza para volverse amoroso y devoto también; la Mujer exterioriza su belleza para determinar el deseo de su pareja a través de la atracción, interiorizando ella su fuerza, para volverse pasional, devota y genuina respecto, no de leyes, dogmas o intereses ajenos, sino de sus más íntimos sentimientos y afectos; y allí radica su valor.

Entonces mientras el hombre no empleaba totalmente la doble fuerza sexual para la generación, la fuerza no empleada para la propagación fue empleada para desarrollar evolutivamente el cerebro y la laringe para su expresión. Por ello la aparición del pensamiento racional, el cambio de la voz así como el nacimiento de la sexualidad genital se reúnen armónicamente en la pubertad, para desarrollarse al unísono mediante una compleja pero conveniente experiencia que por toda la adolescencia durará.

En el hombre, el pensamiento entre los sentimientos y las percepciones del mundo externo es eslabón. Así que todo lo que percibís del mundo físico externo, filtrado es por vuestras ideas y convicciones, por intermedio de vuestra casi constante actividad cerebral, órgano sobre el cual vuestro entendimiento siempre se asentará. Siendo los órganos sensoriales simples conductores que llevan los choques del exterior hacia vuestro cerebro, instrumento que los interpreta y coordina las impresiones a fin de armonizarlo todo en una grata experiencia a la perfección.

Los Ángeles pertenecen a una evolución diferente y no han estado nunca aprisionados en un cuerpo tan denso y pesado como el vuestro. Por lo que aprendieron a obtener el conocimiento sin necesidad de un cerebro físico semejante al vuestro; ya que vivían con la Divina Inteligencia en profunda conexión y unión. Por lo que la Sabiduría vino a ellos premiando su tendencia hacia el amor al prójimo, su cuidado, y su respeto como un don; sin necesidad del laborioso pensamiento que vosotros terrenalmente a través de vuestro cerebro físico experimentáis.

Vosotros, sin embargo, tuvisteis que caer en la experiencia de las necesidades que genera la vida material a la que os veis enfrentados para trabajar vuestro conocimiento debido a vuestra afectiva inmadurez. Más vuestra potencia intelectual estará mal empleada mientras que con propósitos egoístas la conservéis. No sucediendo lo mismo con los Ángeles, quienes no han experimentado división alguna de sus poderes anímicos, y por lo tanto su doble fuerza anímica sin reservarse nada egoístamente pueden exteriorizar.

La fuerza que se exterioriza con el propósito de crear otro ser es el Amor. Y los Ángeles exteriorizan todo su amor, fluyendo así la Sabiduría Divina y la plenitud del Placer dentro de ellos sin egoísmo o deseo de compensación.

El hombre exterioriza únicamente parte de su amor; guardando el resto egoístamente para perfeccionarse y mejorarse a sí mismo; por lo que vuestra naturaleza fue Divinamente Intelegida y de suerte que vuestro amor es egoísta pero sensual.

Con una parte de vuestro poder anímico creador, amáis interesadamente a otro ser porque deseáis la placentera fusión. Más con la otra parte de vuestro poder anímico creador, por razones egoístas también pensáis, porque está claro que conocimientos también deseáis.

Y ya que sin deseo no se puede amar, el Hombre tuvo que pasar por el egoísmo, para desarrollar su amor propio que lo dirigiera hacia la pulsión de Vida y el placer. Más debe desear y trabajar interesadamente para adquirir sabiduría, a fin de que pueda cada vez un eslabón más elevado alcanzar; y por otro lado adquirir el desprendimiento de todo interés para sinceramente amar.

 

Ciclo de Vida, Muerte y Reencarnación

Se reencarna cada 250 años alternando vidas Femeninas y Masculinas

 

Guías de la Humanidad

 

2da. Muerte

EGO

Pérdida de Conciencia

 

 

Mundos Divinos

 

Señores de la Mente

-Reencuentro con el Ser Celestial que le dio vida.

-Paz y Felicidad.

 

3er. Aprendizaje

3er. Cielo

Fusión con Dios

Gozo Divino

-Leyes de la Reencarnación llevan al ego a Renacer según nuevos objetivos de aprendizaje.

 

Mundo del Espíritu de Vida

 

 

Arcángeles

- El Ego ve panorama de la vida pasada.

-Aciertos se asimilan como rectitud y amor.

 

2do. Aprendizaje

2do. Cielo

Comprensión de la Vida y la Muerte

 

-Partícula Divina atrae hacia sí materiales para su nuevo Cuerpo Mental.

 

Mundo del Pensamiento

 

 

Ángeles

-Purificación dolorosa del Alma.

-Castigo por todas las faltas cometidas.

 

1er. Aprendizaje

1er. Cielo

Purgatorio

 

 

Muerte                  0

 

-Atrae materiales para su nuevo Cuerpo de Deseos.

 

Nacimiento

 

Mundo del Deseo

 

Vida Terrestre

 

Máximum Mental

49                       7

Cuerpo Vital

 

Mundo

Físico

Cambio de Vida

42                     14

Cuerpo de Deseos

Adultez

35         28        21

Cuerpo Mental

Madurez

 

Vuestro cuerpo físico se calca en vuestro cuerpo de Deseos y luego en vuestro cuerpo Mental. Por lo que cuando morís no perdéis nunca la forma humana, sino que vuestra conciencia se deposita, primero sobre el cuerpo de Deseos para ir hacia el primer cielo o purgatorio, donde se castigan vuestros errores y faltas contra la humanidad observando el panorama de toda vuestra vida pasada hacia atrás.

Y luego vuestra conciencia se deposita sobre vuestro cuerpo Mental, cuando sois llevados al segundo cielo, en donde admiráis con felicidad las buenas obras realizadas en vuestra vida, asimilándolas como rectitud en el obrar hacia el prójimo, y como profundo afecto y placentero amor respecto hacia vosotros también.

Porque en el cielo transitáis una experiencia a veces dolorosa, a veces hermosa, pero que los lleva a una silenciosa y placentera segunda muerte que es vuestra reencarnación. Ya que en el cielo aún no podríais nacer, porque las leyes de los mundos Divinos descomponen la maldad, el egoísmo y la ambición de vuestros cuerpos superiores, así como se descompone vuestro cuerpo físico cuando la potencia creadora de vuestra Partícula Divina lo abandona a la hora en que en la Tierra morís.

Por ello Dios sentencia vuestra muerte diciendo: “puesto que de el polvo te he tomado y al polvo volverás”; ya que en el instante en el que perdéis los cuerpos por sobre los que vuestra experiencia proyectáis, a la realidad última inerte y durmiente la materia de vuestros cuerpos vuelve, y toda las divinas potencias que habéis desarrollado como un placer reflejado sobre vuestra propia Partícula o esencia experimentáis.

Amad pues a los ángeles, ya que son las manos de Dios y vuestros hermanos mayores, y junto a vosotros están incansablemente, para daros de probar de lo bueno y de lo malo, del amor y del pecado; tal como les fue indicado por vuestro Santo Padre, a fin de que correcta pero rápidamente hacia la Divinidad y la Vida Eterna evolucionéis.

Por el ejercicio de la bondad, el amor y las buenas obras, o pagando las consecuencias de vuestros errores, vuestra falta de amor u egoísmo también. Y de cierto os digo que, si bien a veces las van de diablo, vosotros habéis crecido mucho gracias a ello, ya que casi os habéis forjado mediante el castigo y el tormento que en el cielo os produce vuestra feroz voracidad.

Por ello Jesucristo os dijo que venía a traerles la espada y no la paz. Y os anuncié que la Tierra sería gobernada por Satanás para que vierais reflejada exteriormente vuestra propia maldad. Porque escrito estaba que irías hermano contra hermano y nación contra nación. Y que seriáis tan injustos como violentos. Y mientras que yo les ordenaría a amar a sus enemigos, vosotros en mi nombre terminaríais por asesinar.

Pero como todo acto terrenal tiene consecuencias en el cielo, pagaríais vuestros errores con dolor; y todo ese sufrimiento que los purgaría con dolor, los llevaría por dichos actos de maldad en vuestras vidas futuras a sentir repulsión.

Bajo esta misma ley para convertiros en hombres animales dejasteis de ser; ya que cada vez que un animal muere, sufre todas las heridas y sufrimientos que causó con el fin de que algún día rechace la violencia que sobre otros ejerció. Y a su tiempo, bajo esta misma regla, perfectos seres humanos os volveréis, y como los ángeles hasta seres divinos seréis, y pudráis morar por fin en mi Reino Celestial libremente, allí donde solo hallareis gozo, alegría y felicidad.

Más mientras egoístas, ambiciosos y violentos seáis, condenados estáis a morir y renacer en la tierra una y otra vez, por causa de vuestra inmadurez; la que se pervierte en algunos casos hasta la más absoluta maldad. Sino mirad la pobreza, la miseria y el hambre que os rodea sin provocaros ningún tipo de compasión, que representa para quienes la sufren un infierno en la Tierra que algún día en el cielo muy caro lo pagaréis.

Porque en el cielo la Justicia Divina todo lo rectifica y revierte, haciendo sufrir al rico y egoísta todos los dolores, sufrimientos e inaniciones que con sus escondidos y hasta a veces robados tesoros, habrían podido a sus hermanos desinteresadamente auxiliar.

Ya que la riqueza y la miseria fenómenos pasajeros son que no se vuelven a repetir en vuestra vida otra vez; debido a una Sagrada Ley de reencarnaciones preestablecida millones de años atrás; que guía vuestro perfecto orden de nacimientos para que a vuestras familias y amados amigos y hermanos podáis preservar.

Más recordad siempre que esta perfecta y Divina Ley que toda injusticia humana equilibra, hará de vosotros los humildes, ricos hasta la más profunda saciedad. Ya que a los ojos de Dios y a su tiempo, los últimos, los más privilegiados siempre serán.

Mientras tanto os advierto nuevamente para que en vuestras conciencias claramente os lo fijéis; que la riqueza y el poder tan solo el más puro abismo es. Pues tras la muerte sufrís todo el dolor y el sufrimiento que pudo haber sido evitado siendo generosos con vuestro dinero y poder al 300x100.

Más vosotros sois novatos en esto de la vida. Sabéis comportaros en una mesa, camináis erguidos, y con todas las facilidades de una vida acomodada podréis hasta alcanzar un título que os permita estudiar e intelectualmente crecer; todo para que os acerquéis al conocimiento y conciencia ganéis. Más no tenéis el suficiente amor para dar, y lo peor, su terrible falta aún no la sentís.

Y vosotros que los ilusorios linajes sanguíneos amáis, buscad pues entre los grandes hombres de ciencias o artes a uno solo que en la nobleza, la riqueza o el poder haya venido a nacer. Más bien mediocres y hasta un poco malvados sois, y a medio camino os encontráis, teniendo una pesada y magnética tendencia al comportamiento mafioso y cruel. Más sabedlo bien, nunca más a la riqueza volveréis.

Miradlo matemáticamente sino quizás. Si el 10% de la población mundial tiene el 85% de las riquezas, la rotación establecida Divinamente imposible por siempre lo volverá. Reímos en el cielo porque os imagináis que sois una elite, y confiáis en la sangre y en vuestro linaje de tiranías y de armas tomar. Más los tesoros que acumuláis en la Tierra, solo le serán de provecho futuro, a aquellos miserables que hoy sojuzgáis.

Más la justicia, Divina es, y otros deben sufrir lo que vosotros mañana tras vuestra muerte sufriréis. Y como de cierto os dije que mi segunda venida el crujir de dientes sería. Vosotros que los linajes amáis, buscad a vuestros antepasados más bien por entre los guetos, allí donde matáis sin mirar a quién; allí donde el dolor y el hambre reinan sin vergüenza ni humana Ley.

Así que en vez de dedicaros a robar y acumular riquezas, deberías encargaros de mejorar las condiciones de vida de aquellos lugares en los que os aseguro en vuestra próxima vida naceréis. Más no sea al menos por un sano egoísmo, que intente que vuestras futuras condiciones en la miseria puedan un poco mejorar.

Y de cierto os digo que allí donde veáis hambre y dolor, allí naceréis, ya que solo esto os imprimirá amor hacia el prójimo, y os donará la conciencia social que jamáis tuvisteis más que prontamente tendréis. Ya que solo allí, sufriendo el egoísmo de vuestros propios descendientes, la injusticia aprenderéis a repudiar.

Mientras que la clase media, el corazón de la sociedad es. Y se os hace vivir con lo justo ya que hacia la riqueza en vuestro sano egoísmo tendéis. Puesto que el sacrificio de trabajar y estudiar os impulsa al desarrollo del intelecto o las cualidades artísticas por amor al dinero, al éxito y al poder. Pero como ya pasasteis por el abismo de la riqueza y la miseria, conciencia social ya tenéis. Por eso ricos y pobres votan similar, y suelen hasta de la misma música gustar. Y por ello se dice que los extremos por las puntas siempre se unirán.

Por ello vuestros casamientos por dote o interés, tienden a juntar genéticamente la belleza con el económico poder. Ya que en el Restaurante de vuestro interesado amor, unos miráis lo ancho y jugoso del bife, mientras otras más bien el ancho de la propina observáis. Más podéis romper una pareja, ya que santo el divorcio es. Pero si sois infieles y un corazón cruelmente rompéis, también en el cielo con sufrimiento y dolor lo pagaréis.

Pero vayamos al Ciclo de vida, muerte y reencarnación. Donde como os he dicho se alternan una vida de hombre y otra de mujer. Ya que otra manera no habríais podido desarrollar todas vuestras potencialidades latentes; y sin haber equilibrado la tendencia a la fuerza libertaria del macho, nunca hubieses libertado de la clausura esclavista a la mujer.

Más con el objeto de adquirir más ricas experiencias, es que en cuerpo masculino y femenino alternativamente encarnáis. Y esto es debido a que la experiencia de un sexo difiere ampliamente de la del otro, y ambos cualidades femeninas y masculinas tenéis. Puesto que mientras que el Hombre exterioriza su fuerza e interioriza su belleza como caballerosa bondad; la mujer por su lado interioriza su fuerza, volviéndola sacrificada e incansable, y exterioriza su belleza como atractivo poder.

Por ello la homosexualidad, la bisexualidad y la transexualidad Santas a los ojos de Dios son; ya que son para el Hombre, profundo signo de positiva evolución. Debido a que estos descubren su placer y su identidad sexual desprendiéndose del ilusorio y pasajero cuerpo que brindado les es; hallando su esencia femenina o masculina bien lejos de toda imposición.

Y esto también es para que sepáis que la división entre hombre y mujer inventos de Dios no son. Más la mitad de los hombres y mujeres su sexualidad cambiada tienen y a su verdad sexual no logran acceder, y no reconocerlo no es muestra de ningún tipo de purismo ni fidelidad hacia vuestro verdadero Dios; sino una simple muestra de falta y carencias en vuestra psíquica evolución.

 

Primer cielo o Purgatorio. Mundo del Deseo.

El objeto del purgatorio, que es tan solo un proceso mediante el cual al cielo arribáis, el borrar los malos hábitos haciendo imposible su futura repetición es. Ya que cada individuo sufre exactamente lo que sufrir ha hecho a otros con su deshonestidad, intolerancia, egoísmo, o crueldad.

A través de este sufrimiento aprende a obrar cariñosa, honesta, con toda paciencia y benévolamente en el futuro para con los demás. Y como consecuencia de este beneficioso proceso, el hombre aprende el valor de la verdad y de la recta y justa acción. Para que cuando renazca, libre se encuentre de los malos hábitos, o malas acciones que en el pasado incurrió.

Y el purgatorio lo sufrís hasta que de la Regla de Oro a vivir aprendéis, porque el destino de los transgresores de la Ley muy duro es. Y aún así no habréis llegado todavía a su fin. Puesto que hacer el bien a los demás porque deseéis igual trato para vosotros esencialmente egoísta es. Y a su debido tiempo, y sin mirar cómo os tratan los demás, aprenderéis a hacer el bien sin mirar a quién; como os dije 2.000 años ha, hasta a vuestros enemigos aprenderéis a amar.

Puesto que este proceso purgatoriál, estampa sobre vuestra partícula Divina una imborrable impresión. Las experiencias pasadas en vuestras vidas futuras se olvidarán, pero vuestros sentimientos subsistirán. Y cada vez que se os presenten nuevas oportunidades para repetir los errores de vuestras vidas pasadas, estos sentimientos os hablarán de manera inequívoca y con toda claridad.

Hay un beneficio inestimable en conocer el método y objeto de esta purificación, porque así nos es posible adelantarnos a ella viviendo nuestro purgatorio aquí y ahora, día a día, para no sufrir en el cielo, y avanzando mucho más a prisa que lo que sería posible de otra manera.

Más el arrepentimiento y la rectificación son factores muy poderosos para acortar vuestro proceso purgatoriál, porque el Altísimo Orden nunca malgasta esfuerzos en procesos inútiles que a nada nuevo conducirán. Cuando comprendéis los errores de ciertos hábitos o actos de vuestra vida y os determináis a borrarlo a deshacer dicho mal, os desprendéis de las imágenes de ellos de vuestra memoria y ya no estarán allí para juzgarlos después de la muerte que de uno u otro modo os sobrevendrá.

Y hasta aún cuando no podáis restituir o recompensar el mal hecho, la sinceridad de vuestro dolor bastará. Ya que podréis recompensar a vuestra víctima de otra manera. Puesto que el Altísimo Orden por fin el desquite no tiene, sino liberarlos de todo mal.

Muchos progresos reservados para vuestras vidas futuras pueden realizarse examinando y juzgándose a sí mismo, reformando vuestro carácter y desalojando así vuestra transitoria maldad. Dicha práctica muy recomendable es, y sea quizás la enseñanza más importante que os daré.

Segundo Cielo. Mundo del Pensamiento.

Aquí las buenas obras de la vuestra vida las bases de vuestros sentimientos son. Y cuando llegáis a escenas en las que ayudáis a otros, comprendéis de nuevo toda la alegría que esto os proporcionó; sintiendo además toda la gratitud emitida por aquel a quien pudisteis ayudar.

Y cuando veis nuevamente las escenas en las que fuisteis ayudados por otros, volvéis a sentir toda la gratitud que emitisteis hacia vuestro benefactor. Aprendiendo la importancia de apreciar los favores que otros os han hecho, porque la gratitud crecimiento anímico siempre os producirá. Por lo que vuestra dicha y felicidad en el cielo depende de la felicidad que hayáis proporcionado a los otros y al valor que disteis a lo que otros han hecho por vos.

El segundo cielo lugar de alegría sin mezcla alguna de amargura es. Allí asimiláis todo el bien contenido en vuestra vida pasada conforme reviviéndolo nuevamente vayáis. Es un lugar de reposo donde todos los designios nobles a los que aspirasteis se realizarán; y cuanto más dura ha sido vuestra vida, tanto más intenso será el descanso del que se gozará.

Con el tiempo llegáis al punto en el que el resultado del dolor y sufrimiento del purgatorio, junto con el placer extraído de las buenas acciones de la vida pasada, grabados en vuestra esencia o partícula Divina son. Y esto constituye lo que llamáis personalidad, esa fuerza que os pone en guardia frente a todo mal y os inclina hacia el bien como productor de alegría y felicidad.

Tercer Cielo. Mundo del Espíritu Divino.

El trabajo que se realiza en este Mundo Celeste es múltiple, y de la más intensa e importante actividad; preparándolos para vuestra próxima vida, absorbiendo las enseñanzas pasadas en diálogo con vuestro padre celestial; cuya infinita inteligencia os proporcionará un mejor ambiente y mejores oportunidades para vuestro futuro reencarnar.

Segunda Muerte y proceso de reencarnación

Después de algún tiempo la necesidad de nuevas experiencias y la contemplación de vuestro nuevo nacimiento evocan ante vuestra visión un panorama de la vida futura que os esperará. Más dicho panorama contiene solo las más básicas condiciones en las que viviréis, brindándoles, en cuanto a los detalles, la más plena libertad.

Así sucede con cada uno de vosotros en cada nueva vida. Y aunque puedan tener ante vosotros una vida muy dura, podéis elegir vivirla limpiamente o revolcaros en el barro de la maldad. Más podéis preguntaros: ¿Por qué debemos renacer? ¿Por qué a esta existencia terrestre limitada y miserable debemos volver? Esta parece ser una doctrina muy dura y el corazón grita apasionadamente y protesta ante dicha posibilidad; sin embargo, si lo examináis bien, comprenderéis que tal dureza en esa doctrina no hay.

Consideremos pues las bendiciones del dolor. Cuando el niño coloca su mano sobre una estufa caliente si no sintiera dolor, la mano podría quemarse, sin que pudiera salvarse de dicho mal. Esta ilustración de lo que en el Mundo Físico sucede, encontraréis que es el mismo principio obra en los Mundos Celestes en donde os encontráis con semejantes aprendizajes en el plano del Pensamiento y la Moral.

Si ultrajáis el bien propio o ajeno, el remordimiento de vuestra conciencia os provocará un dolor que os impedirá repetir el acto, y os llevará hacia una vida más feliz y mejor. Y dichas experiencias deben adquirirse por el escabroso y duro camino del mal y la crueldad, o por la observación de los actos propios o ajenos reflexionando sobre ellos, guiados por la luz de vuestra experiencia que os dará claridad.

Por esto, en lugar de necesitar del látigo de la adversidad y el dolor, os veis llevados hacia el psicoanálisis o hacia cualquier otra técnica que os permita sobre vuestros actos reflexionar. Cuanto más aprendáis de esta manera, menos sentiréis las punzantes espinas del dolor y tanto más pronto obtendréis la Armonía, la Paz y el Verdadero Amor.

Más recordad siempre que quienes guardan y atesoran mi Verdad, rápidamente escapan de esta fatídica rueda de vida y muerte; escapando del purgatorio, hasta el día de su salvación, en donde encontrareis vida eterna al lado de los Ángeles y vuestro Padre Celestial.

 

 


 


 

Capítulo VII

Las encarnaciones de Ana

 

Jesús dijo:

Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida; y nadie viene al Padre sino por mí.

YO soy la a vid verdadera, y mi Padre es mi labrador.

JUAN 14:3– 15:6

4160 DC

6308 DC

8456 DC

10604 DC

12752 DC

14900 DC

2012 DC

136 AC

2284 AC

4432 AC

6580 AC

8728 AC

Buda

Era de Aries

500 AC

 

Ana

Era de Acuario

2012 DC

Krishná

Era de Tauro

3000 AC

 

Moisés

Era de Aries

1500 AC

 

Jesús

Era de Piscis

Año cero

 

Horus

Era de Géminis

6500 AC

 

Mitra

Era de Cáncer

7500 AC

 

 

 

 

 


Debido a la Precesión de los Equinoccios, el Sol se mueve hacia atrás a través de los doce signos del Zodiaco a la velocidad de un signo cada 2.148 años, tiempo que constituye cada una de las Eras nominadas según el signo que le corresponda, y en torno de todo el círculo Zodiacal aproximadamente cada 25.776 años.

Fue así que Vuestro Padre Celestial me envió hacia vosotros para inaugurar cada una de las Eras, como Mitra, Horus, Krishna, Moisés, Buda y luego como Jesús. Este acto representa siempre el sacrificio de su hija por amor a la humanidad.

Más esta vez vendría a vuestro mundo como mujer, para mostrarles a Ana mi verdadera faz, y poder cantaros todas las verdades del Cielo para que en la Tierra reine la Paz. Puesto que si bien vuestra ignorancia es fruto de vuestra propia inmadurez, vuestro desarrollo hacia la Paz, el Amor y la Verdad está, en gran medida, bajo mi estricta responsabilidad.

 

Krishná

Mi nacimiento como Krishná en una fecha cercana al año 3000 a. C se efectuó. Pertenecía yo entonces a la familia real de Mathurā. Y como el entonces mi tío el rey Kamsa avisado fue por el sabio Nárada Muni de que en manos de un hijo de su hermana iría a morir, la princesa Devakī con su esposo Vasudeva (entonces mi madre y mi padre), Kamsa la encarceló y uno por uno fue asesinando a todos los hijos que de ella nacían también.

Como Krishná su octavo hijo fui, pero mi padre de la celda me rescató y me llevó hasta Vrindavan (a 10 km), donde por un bebé que acababa de alumbrar una mujer del pueblo, Iashodā, me reemplazó. Regresó entonces a la celda, donde la hija de Iashodā asesinada fue, como los siete bebés anteriores de la que entonces mi madre fue.

En mi pasada vida como Krishná a la tribu de los Iadus, de la dinastía de la Luna pertenecí. Transcurriendo mí niñez y adolescencia en la región de Vrindávan (a 10 km de Mathurā), como un príncipe desterrado en medio de pastores y pastoras, con una de las cuales, Radha, tuve amoríos de los cuales se habla aún hoy.

En tanto Krishná también soy conocido como Gópinath: el amado seductor de las gopīs (particularmente de Radha). Ya que el Guitá govinda y otros numerosos trabajos, narran  que Krishná como adolescente tuvo amoríos con las gopīs (‘pastoras’), que son las adolescentes casadas del pueblo de Vrindavan.

Algunos devotos de Krishná creen que estos pasatiempos lilas (‘diversiones’), el tema más profundo de su teología, divinos son, y los convirtieron en foco de su devoción. Por lo que fui llamado «el amante» o «el atractivo» también. Y frecuentemente se me representa tocando alguna de mis flautas traversas, atrayendo y fascinando a las gopīs púberes de Vrindávan.

Pero el rey Kamsa, pocos meses después de mi nacimiento como Krishná, empezó a enviar súbditos para asesinarme de forma cruel. Y lo continuó haciendo hasta que, al cumplir mis 16 años de edad a Mathurā, por mi propio tío el rey Kamsa, con el pretexto de una contienda circense, invitado fui.

Allí descubrí que de una trampa se trataba puesto que atacado fui, y tuve que matar a todos los gladiadores que mi tirano tío había puesto en contra de mí, haciendo luego lo mismo con el tirano rey. Me convertí entonces en rey de los Iadavas (descendientes del rey Iadu) en Mathurā. Y reiné a los Iadus en Dwáraka con 16.108 esposas, con las que simultáneamente conviví.

Más al final, toda la familia de los Iadus entre ellos se mataron, luego de que mi persona Krishná asesinada fuese accidentalmente por un cazador a orillas del río Hiran en Prabhas Patán, a mis 125 años de edad. Triste historia pues, pero con importantes enseñanzas y con gran huella grabado en vuestra historia permanecí.

 

Moisés

 

Según la Torá judía fui hijo de Amram y su esposa Iojebed. Descripto como el hombre encomendado por el dios Hashem (Yahveh o Jehová) para liberar al pueblo hebreo de su esclavitud en Egipto y como su máximo profeta y legislador. La Torá narra a su vez, cómo lideré la salida de los hebreos de Egipto y la como la recibí de manos de Yahvé en el monte Sinaí.

Cuando nací, el faraón ordenó que de un esclavo hebreo fuera arrojado al Nilo todo hijo varón. Más mi madre Iojebed, al darme a luz durante los tres primeros meses me escondió. Pero cuando ya no pudo ocultarme más, me colocó en una cesta a la deriva del río Nilo, embadurnada con barro en su interior y para volverla impermeable con brea en su exterior. Con tan buena suerte que fue encontrada por Batía la hija del faraón, la cual Moisés me llamó.

Pero cuando la princesa Batía escogió que una mujer hebrea cuidara de mí, la escogida fue mi madre biológica, quien, hasta que fui entregado nuevamente a la princesa, durante dos años me amamantó. Más una vez sentado junto a la familia del faraón, bajé con mis tres años del regazo de Batía, caminé hacia el faraón quitándole su corona y sobre mi propia cabeza la coloqué.

El consejero del faraón Bilam que se trataba de una acción profética y que yo le arrebataría el trono exclamó. Por tal motivo, otro ministro sugirió colocar enfrente mío un diamante y un trozo de carbón ardiendo para valorar mi astucia en mi más prematura niñez.

Más no sólo tomé el carbón ardiente, también a la boca me lo llevé. Quemándome los labios y la lengua, dificultándome de por vida el habla, característica mencionada en la Torá.

Cuando Moisés se hizo adulto, empezó a visitar asiduamente a los esclavos. Un día, al ver cómo un capataz egipcio golpeaba brutalmente a un supervisor hebreo llamado Datán, Moisés mató al capataz egipcio y ocultó su cuerpo bajo la arena, esperando que nadie estuviera dispuesto a revelar algo sobre el asunto.

11 Y en aquellos días acaeció que, crecido ya Moisés, salió a sus  hermanos y vio sus  cargas, y observó a un egipcio que golpeaba a uno de los hebreos, sus hermanos.

12 Entonces miró a todas partes, y viendo que no había nadie, mató al egipcio y lo escondió en la arena.

ÉXODO 2:5–21

Más al día siguiente, vi al joven al que había salvado peleando con su hermano y separarlos intenté. Pero luego tuve que huir de Egipto ya que ambos hermanos, enfadados por mi intromisión, me delataron al faraón.

Pero transcurrió un período prolongado entre mi partida de Egipto y mi arribo a Madián. Allí trabajé para Jetró (יִתְרוֹ, itró, ‘sacerdote’ en hebreo), con cuya hija Séfora más tarde me casé. Trabajando durante cuarenta años como pastor, tiempo durante el cual nació mi hijo Gershom.

Y tal como se narra en la Biblia, en cierta ocasión llevé a mi rebaño al monte Horeb, donde una zarza que ardía sin consumirse observé. Más cuando me volví a un lado para más de cerca aquella maravilla observar, Dios Yahveh me habló desde la zarza, revelándome su nombre y su significado también.

7 Y dijo Jehová: Bien he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he oído su clamor a causa de sus opresores, pues conozco sus angustias.

8 Y he descendido para librarlos de manos de los egipcios y sacarlos de aquella tierra a una tierra buena y ancha, a una tierra que fluye leche y miel…

10 Ve, por tanto, ahora, y te enviaré al Faraón para que saques de Egipto a los hijos de Israel.

ÉXODO 2:22–3:9

Obedecí entonces el mandato de Yahveh y regresé a Egipto, donde fui recibido por Aarón, mi hermano mayor. Y organicé una reunión para avisar a todo el pueblo lo que debían hacer. No siendo muy bien recibido al principio, pero como la opresión era tan grande y tantas señales milagrosas realicé, terminó todo el pueblo siguiéndome en el Éxodo como a un verdadero enviado de Yahveh.

Está claro que lo más difícil fue persuadir al faraón para que dejase marchar a los hebreos que tenía de rehén. Y de hecho, estos no obtuvieron el permiso para partir hasta que Yahveh envió diez plagas sobre los egipcios que con la muerte de sus primogénitos culminó, lo cual dio libertad a los hebreos por miedo a su Dios Yahveh.

La gran caravana de los hebreos se movía lentamente y tuvo que acampar hasta tres veces antes de la frontera egipcia dejar atrás, pero el faraón cambió de opinión y salió tras la pista de los hebreos con un gran ejército para esclavizar o matar. Y atrapados entre el ejército egipcio y el Mar, los hebreos entraron en pánico y desesperación.

Pero abriendo mis brazos dividí las aguas del mar gracias a la mediación de Yahveh, permitiendo a los hebreos cruzarlo, más ahogando a los soldados egipcios, que esclavos de la crueldad esclavizadora del Faraón eran también.

Yahveh me dio sus Diez mandamientos en las tablas del pacto durante nuestra travesía en el desierto en el monte del Sinaí; tablas que reunían las leyes básicas que todo el pueblo hebreo debía cumplir.

Más cuando bajé a notificarlas a todo el pueblo, descubrí que en mi ausencia habían fundido todo el oro construyendo un becerro de oro, representación del dios egipcio Apis y se encontraban venerándole. Y cuenta la leyenda que monté en cólera quemando la estatua de oro, y arrojando a su pueblo las tablas de la ley.

Más este acto tiene una significación cósmica tan precisa como sagrada también. Y es que se trataba de un cambio de Era, de Tauro a Aries; y por ello, hasta el día de hoy, los hebreos utilizan cuernos de carneros en los ritos dedicados a su Dios, Yahveh.

 

Buda

 

Buda es el título por el que se me conoce mundialmente tras mi encarnación como el príncipe Siddhartha Gautama, nacido en Lumbinī (Nepal). Donde entre los años 566 y 478 a.C. allí viví.

Hace 2.500 años había en la India muchos de esos hombres penitentes y ermitaños, que todavía sigue habiéndolos hoy. Pero uno de ellos fue diferente de todos los demás. Era yo, Gautama, hijo de un rey, que huyó de su palacio para encontrarse con Dios.

En mi vida como Gautama, a quien más tarde se le llamó el «iluminado», el Buda, en medio de todo el lujo y la riqueza de Oriente crecí. Poseía, tres palacios donde siempre sonaba la música más deliciosa y de los que jamás se me era permitido salir. Puesto que mis padres no querían que descendiera de esas injustas alturas, ya que pretendían mantenerme lejos de toda tristeza y desigualdad.

Por esa razón, estaba ordenado que ningún menesteroso debía mostrarse cerca de mí. Sin embargo, una vez que salí del palacio, vi a un hombre viejo y encorvado sufriendo de dolor, y pregunté al conductor de la carroza que me acompañaba qué era aquello que vi. El conductor se vio obligado a explicármelo, y al palacio meditabundo regresé.

Otra vez vi a un enfermo. Tampoco me habían hablado nunca de la enfermedad. Más meditabundo aún, al lado de mi esposa y de mi hijo volví. Más en una tercera ocasión vi a un muerto, y entonces ya no quise regresar a los lujos de mi palacio mientras otros debían sufrir. Y cuando, finalmente, vio a un ermitaño, decidí marchar también a la soledad a meditar sobre el sufrimiento de este mundo, que se me habían manifestado en la enfermedad, la muerte y la vejez.

Y estando aún en la flor de mi vida, en los primeros años de la madurez disfrutando de una feliz juventud, y contra el deseo de mis padres que lloraban y se lamentaban, marché de casa para sin techo, con el pelo y la barba afeitados, y con ropas desteñidas vivir.

Fue así que viví seis años como ermitaño penitente. Meditando con más profundidad que todos los demás. Mortificándome con mayor dureza que ningún otro antes casi sin respirar; soportando los más terribles dolores y comiendo tan poco que me derrumbaba de debilidad.

Pero en todos esos años no conseguí hallar el sosiego interior, pues no reflexionaba en qué era el mundo y en sí, sino que el objeto de mis meditaciones eran las desdichas de los seres humanos. La vejez, la muerte y la enfermedad. Y ninguna penitencia parecía poder ante semejante interrogación ayudar.

Así pues, comencé poco a poco a tomar alimentos, recuperar fuerzas y como el resto de la gente respirar. Mientras los demás ermitaños, que hasta entonces me habían admirado, me comenzaron por ese motivo intensamente a despreciar. Más no me dejé engañar y decidí en mis instintos confiar.

Y, cierto día, mientras sentado estaba bajo una higuera en un delicioso claro del bosque, el conocimiento que tanto anhelaba a mi mente llegó. De pronto lo que había buscado durante todos aquellos años comprendí. Y súbitamente vi una esplendorosa luz interior que con perfecta armonía me llenó de paz y de amor.

Por ello, a partir de ese momento, pasé a ser llamado el iluminado, el Buda. Y marché a anunciar mi gran descubrimiento interior a todos los hombres por amor a la humanidad. La gran iluminación, la gran liberación del sufrimiento, consistió en el siguiente pensamiento: si queremos liberarnos del sufrimiento, debemos por nosotros mismos comenzar.

Todo sufrimiento nace de algún deseo que no puedes alcanzar. Por lo tanto, si estás triste por no conseguir algo que deseas, puedes hacer una de dos, intentar obtenerlo o de desearlo dejar. Si logras una de las dos cosas, de estar triste dejarás. Si no estuviéramos siempre sedientos de reconocimiento y bienestar, no nos hallaríamos tampoco tristes tan a menudo cuando carecemos de todo aquello que nos hace desear. Y quien ya no desea nada, también triste para siempre dejará de estar. Puesto que para terminar con el sufrimiento basta acabar con la sed de querer lo que vemos en los demás.

También os enseñé que lo más alto que se puede lograr sobre la Tierra, la «calma del mar interior», es la dicha grande y sosegada de una persona que es bondadosa por igual con todos los seres humanos y no exige de nadie nada más. Quien gobierna así todos los deseos no regresará a este mundo una vez muerto nunca más. Ya que en efecto, quien no sienta apego por esta vida material, no se introducirá ya tras la muerte en el «ciclo de los nacimientos». Y en el nirvana se fundirá.

En esto consistió la iluminación de Buda bajo la higuera: en la enseñanza de cómo liberarse de los deseos sin satisfacerlos; de cómo eliminar la sed sin saciarla. Y lo llamé «el camino intermedio», pues conduce a la auténtica liberación entre la mortificación inútil de uno mismo y la vida cómoda e irreflexiva que no auxilia a los demás. Lo importante en la vida es llevar una fe recta, una decisión recta, una palabra recta, unos actos rectos, y una conciencia recta. Nada más.


Jesucristo

 

Jesús de Nazaret, también conocido Cristo o Jesucristo, fue la última encarnación que a vuestra Tierra me trajo y, como en mis anteriores encarnaciones, fui una de las figuras más influyentes de la cultura, pero en este caso, fundamentalmente de la occidental.

Para la mayoría de las creencias cristianas soy el Hijo de Dios, aunque todos vosotros sois hijos de Dios y, y para otras creencias cristianas soy la encarnación del mismísimo Dios. Más mi importancia en el plano de la fe estriba en muchos casos en la creencia de que con mi muerte y posterior resurrección redimí al género humano de todo pecado.

El judaísmo por su parte niega mi divinidad, puesto que cuestioné sus dogmas y sus prácticas, y por sobre todas las cosas, su persecutoria e incompartible concepción de Dios. Pero en el islam, donde se me conoce como Isa, así como en otras religiones, considerado soy como uno de los más importantes profetas que tuvo vuestra humanidad.

En cuanto a mi nacimiento, mi madre María a través de la anunciación de un ángel, es advertida de que llevará en su vientre al Hijo de Dios, y siendo aún virgen quedó inesperadamente embarazada por lo que José repudiarla decidió. Pero un ángel le anuncia en sueños que el embarazo de María es obra del Espíritu Santo y le profetiza que su hijo será el Mesías que los judíos esperaban desde hacía tanto.

Luego unos magos de Oriente llegan a Jerusalén preguntando por el «rey de los judíos que acababa de nacer» con la intención de adorarlo, lo que alerta al rey de Judea, Herodes el Grande, que decide acabar conmigo encomendando asesinar a todos los recién nacidos, ya que me consideraba un posible rival.

Pero los magos, guiados por una estrella, llegan a Belén con regalos para adorarme. Luego nuevamente, el ángel visita a José y le advierte de la inminente persecución de Herodes, por lo que la familia huye a Egipto y permanece allí hasta la noticia de la muerte del monarca, nuevamente notificada a José por el ángel, que se le presenta por tercera vez. Entonces, José decide instalarse con nuestra familia en Galilea, en Nazaret.

Mi niñez y mi vida como Jesucristo ampliamente descriptas están en muchos textos, por lo que no me detendré en este punto. Simplemente debo aclarar que ninguno de dichos textos, ni siquiera el nuevo testamento, fue redactado por mí. Aunque es muy fiel a lo sucedido en varios aspectos.

Sin embargo no quiero dejar de recordarles que mi sola palabra lanzada al viento en la mitad del desierto, modifico al mundo por completo, se apoderó de un Imperio que parecía inexpugnable, y vosotros comenzasteis a actuar por amor en muchos niveles de vuestras vidas; y lo más fundamental, fuisteis libres de casaros libremente, en lugar de seguir siendo vendidas vuestras hijas al mejor postor.

Una vez un Rabí de la Sinagoga de Nazaret que ayudaba a María con mi educación, terminado el servicio de la Sinagoga, le preguntó a Jesús que estaba sentado en pensamiento silente: ¿Cuál es el más grande de los diez mandamientos?

Y Jesús dijo: No veo que ninguno de los Diez Mandamientos sea más grande. Veo un hilo de oro que corre a través de los Diez Mandamientos, que los ata fuertemente y que hace de todos ellos uno.

Este hilo es el amor que pertenece a cada palabra de todos los Diez Mandamientos. Quien está lleno de amor no puede hacer otra cosa que adorar a Dios, porque Dios es Amor. Puesto que quien está lleno de amor no puede matar, no puede dar testimonio falso, no puede codiciar, no puede sino honrar a Dios y al hombre. Quien está lleno de amor no necesita comandos de ninguna clase.

Y el Rabí Barachia dijo: tus palabras están sazonadas con la sal de la Sabiduría que viene de arriba. ¿Quién fue el maestro que te reveló esta verdad? Y Jesús dijo: No se qué maestro alguno me revele esta verdad. Me parece que la verdad no ha estado nunca oculta; que ella siempre ha estado visible, porque la verdad es Una y es Omnipresente.

Si abrimos las ventanas de nuestras mentes, la verdad entrará en ellas y hará allí su hogar, porque la verdad encuentra su camino a través de cualquier puerta abierta. El Rabí dijo: ¿Qué mano hay suficientemente fuerte para abrir las ventanas y las puertas de la mente, a fin de permitir que la verdad entre?

Y Jesús dijo: Me parece que el amor, el hilo de oro que ata los Diez Mandamientos en uno, es suficientemente fuerte para abrir cualquier puerta humana de modo que la verdad pueda entrar y producir la comprensión con el corazón.

Ahora bien, en la velada Jesús y su madre estaban sentados solos, y Jesús dijo: El Rabí parece que piensa que Dios es parcial en su tratamiento de los hijos de los hombres; que los judíos son los únicos favoritos y más bendecidos entre todos los otros hombres.

No veo cómo Dios puede tener favoritos, y ser justo. ¿No son los samaritanos, los griegos, los romanos tan hijos del Uno Santo como lo son los judíos? Pienso que los judíos han construido una muralla alrededor de ellos y que no ven nada al otro lado.

No saben que las plantas también florecen allá; que las épocas de la siembra y de la cosecha pertenecen a nadie más que a los judíos. Seguramente sería bueno destruir esas barreras, de modo que los judíos puedan ver que Dios tiene otros hijos que son por igual grandemente bendecidos.

La mayoría de las fuentes que hacen referencia a mi muerte como Jesucristo concuerdan en que fui crucificado por orden del entonces prefecto romano en Judea, Poncio Pilato. Pero el grado de implicación de las autoridades judías de Jerusalén en mi juicio y sentencia fue de extrema importancia.

Pero que la orden de la ejecución de Jesús partió de la autoridad romana lo confirma lo que se sabe acerca de los procedimientos jurídicos en las provincias del Imperio romano. Ya que las sentencias capitales eran competencia exclusiva del funcionario romano, que tenía el llamado ius gladii (‘derecho de espada’). Solo los romanos, además, utilizaban la crucifixión como método de ejecución.

Existen, sin embargo, discrepancias entre los investigadores a la hora de determinar algunas circunstancias de la ejecución en cuanto al delito del que fue acusado Jesús y por el cual fue condenado a la pena capital.

 

Santos Evangelios

 

Jesús, entonces, levantó los ojos hacia sus discípulos y dijo: Bienaventurados los pobres porque vuestro es el reino de Dios.

21 Bienaventurados los que ahora pasáis hambre, porque seréis hartos. Bienaventurados los que ahora lloráis, porque reiréis.

22 Bienaventurados seréis cuando aborreciéndolos los hombres, os excomulguen y maldigan, y proscriban vuestro nombre como malo por amor al Hijo del Hombre.

23 Alegraros en aquel día y regocijaros, pues vuestra recompensa será grande en el cielo. Así hicieron sus padres con los profetas.

24 Pero ¡Ay de vosotros los ricos, porque habéis recibido vuestro consuelo!

25 ¡Ay de vosotros los que ahora estáis hartos, porque tendréis hambre!

¡Ay de vosotros los que ahora reís, porque gemiréis y lloraréis!

26 ¡Ay cuando todos los hombres dijeren bien de vosotros, porque así hicieron sus padres con los falsos profetas!

27 Pero yo os digo a vosotros que me escucháis: amad a vuestros enemigos, haced bien a quienes os aborrecen,

28 bendecid a quien os maldice y orad por los que os calumnian.

29 Al que te hiere en una mejilla ofrécele la otra, y a quién te tome el manto, no le impidas tomar la túnica.

30 Da a todo el que te pida y no reclames de quién toma lo tuyo.

31 Tratad a los hombres de la manera que vosotros queréis ser por ellos tratados.

32 Porque si amáis a quien os ama, ¿qué mérito tenéis? Hasta los pecadores aman a quienes los aman también.

33 Y si hacéis el bien a los que os hacen el bien, ¿qué mérito tenéis? También los malos hacen lo mismo.

34 Si prestáis a aquellos de quienes esperáis recibir, ¿qué mérito tendréis? También los pecadores prestan a los pecadores para recibir de ellos igual favor.

35 Pero amad a vuestros enemigos, haced el bien y prestad sin esperar nada, y será mucha vuestra recompensa, pues seréis hijos del Altísimo, porque Él es bondadoso para con los ingratos y malos.

36 Sed misericordiosos como el Padre es misericordioso.

37 No juzguéis y no seréis juzgados, no condenéis y no seréis condenados; absolved y seréis absueltos.

38 Dad y se os dará, una medida buena, apretada, colmada, rebosante, será derramada en vuestro regazo. La medida que con otros usareis, ésa se usará con vosotros.

MATEO 5:3–17


 

Capítulo VIII

Descifrando el Apocalipsis

 

3 Estando sentado en el monte de los Olivos, se le acercaron los discípulos y le preguntaron: -Dinos cuando sucederá eso y qué señal habrá de tu venida.

4 Y Jesús les respondió: - ¡Cuidado! Mirad que nadie os engañe.

5 Pues vendrán muchos en mi nombre, alegando mi título, diciendo: Yo soy el  Cristo, diciendo que son el Mesías, y a muchos engañaran.

6 Oiréis hablar de guerras y rumores de guerras. ¡Pero atención!, mirad que no os a turbéis, porque es menester que todo esto acontezca; más aún no es el fin.

7 Porque se levantará nación contra nación y reino contra reino. Habrá pestilencias, hambres y terremotos en diferentes lugares.

8 Y todas estas cosas serán tan sólo el comienzo de los dolores de parto.

MATEO 23:35–24:9

En primer lugar Apocalipsis significa: a poca libertad Psicoanalicesé. Y en segundo lugar el afamado número de la bestia, el número 666, tiene otros significados también. Uno lo tenéis representado en la operación 531+135= 666. Otro en estrella de David lo encontraréis, con cuyos triángulos equiláteros con seis ángulos de 60º, representa que tanto en la feminidad como en la masculinidad maldad hallaréis.

Otro sentido, entre otros innumerables más que no habría volumen en el que los podría contar, en el código de barras que imprimís en vuestros productos lo tenéis. Ya que como fue predicho en el Apocalipsis, sin este código no podríais comprar ni vender.

Por lo que el número de la bestia, el número 666 no más que un espejo de vuestra propia maldad es. Puesto que os comportáis un poco todos cual bestias, sino aquí no estaríais, ya que cuando seáis justos aquí en esta Tierra ya no estaréis.

Así en mi vida anterior como Jesucristo claramente os anuncié que la época de mi segunda venida sería una de maldad, pecado y rebeldía en contra, no de los dogmas de los falsos profetas, sino de los verdaderos mandatos del mismísimo Dios.

Y así habéis visto crecer la violencia en todo el mundo, con guerras étnicas, religiosas, políticas y el creciente peligro de humana aniquilación final. Y tal como os dije "Cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas" mi regreso triunfal.

Los primeros signos ya hace mucho que os empezasteis a ver. Dios la soberbia del orgullo de los países del Primer Mundo ya quebrantó. Puesto que como siempre os dije, el Dios Eterno de la Biblia Verdadero es y será. Y es por ello que a mí, su Hijo Jesucristo nuevamente a la Tierra al término de esta Era volvió a enviar. Ya que es día de rendir cuentas con el Dios UNO SANTO por tanta maldad y perversidad.

Y fue así que luego de anunciaros una serie detallada de acontecimientos que inmediatamente antes de mi segunda venida irían a suceder, también os dije que: "Cuando estas cosas comiencen sucedan, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención muy cerca está. Así sabed también vosotros, que muy cerca el reino de Dios también está. Y de cierto os digo, que no pasará esta Era hasta que todo esto acontezca. Ya que el cielo y la Tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán".

Y una indicación clara de que estamos en esos tiempos os la describí cuando os dije: "Porque habrá entonces una gran tribulación, la cual no la hubo desde el principio del mundo hasta el presente, ni volverá a haberla jamás".

Por otra parte, podéis leer en Daniel 12:4 estas palabras de Dios al profeta: "pero tú, Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá, y la ciencia se aumentará". Notad pues que otro indicio es el aumento notorio en los conocimientos de vuestra prematura ciencia, así como empleo masivo de los medios de transporte y de comunicación.

Dentro del Apocalipsis en los Capítulos 2 y 3 encontraréis una descripción de las etapas de la Iglesia verdadera de Dios. Siendo la última etapa, llamada La odisea, caracterizada por su "tibieza" respecto de la maldad de los hombres y su perversión. Tal parece que incluso la mayoría de aquellos que se creen que componen el verdadero pueblo de Dios, han caído en la mundanalidad materialista y en un egocentrismo dedicado estrictamente al propio placer.

El caballo blanco: La infidelidad de la Iglesia

El primer jinete representa la tendencia mundial hacia el falso cristianismo cuyo poder e influencia han ido en aumento. Y en el Apocalipsis en el capítulo 6 describe un "caballo blanco" cual signo o señal, el cual se identifica claramente con una oleada de falsos profetas que  utilizan el nombre de Cristo con el fin de a las masas engañar.

En Apocalipsis 17 se habla de una gran Iglesia caída, "la madre de las rameras y de las abominaciones de la Tierra". Y Juan al respecto nos dice: "Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús. Se sentará sobre la bestia, última versión resucitada del Sacro Imperio Romano, y la guiará”.

El caballo rojo: el azote de la guerra

Este jinete quita de la tierra la paz, y cuando hay guerra no hay paz, constituyendo esta el peor azote del mundo que ha tenido jamás. Como Jesucristo os señalé como la tendencia a “guerras y rumores de guerras” continuaría acrecentándose hasta mi regreso, y que todo esto culminaría en una “gran tribulación”.

El caballo negro: el hambre y la devastación

El caballo negro representa el hambre, mientras el trastorno de las condiciones atmosféricas, la sequía, y la peste, han agravado el problema aún más. Y como os advertí, este problema del hambre continuaría y se agudizaría hacia el tiempo de mi regreso final.


 

El Caballo Amarillo: la enfermedad y la peste

El caballo amarillo representa el azote de la peste y la enfermedad. Las plagas de alcance mundial ya existen, y hay epidemias de gripe que en cuestión de días le dan la vuelta al mundo sin que nadie las pueda parar.

Por otro lado enfermedades que se creían erradicadas han resurgido aun peores pues ahora son resistentes a los medicamentos con los que contáis; y las plagas resistentes a los insecticidas también amenazan la agricultura mundial.

Los cuatro jinetes del Apocalipsis corresponden a lo que llamé el “principio de dolores de parto” que antecede a la gran tribulación la cual culmina con mi retorno a través del cual os llenaré de Verdadera Paz.

 

7 He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y todos los linajes de la Tierra se lamentarán por causa de él. Así sea. Amén.

8 Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el que es, el que era y el que ha de venir, el Todopoderoso.

12 Y me volví para verlo; y al volverme, vi a siete candeleros de oro;

13 y en medio de ellos, a uno semejante al Señor, vestido con una ropa que le llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro.

14 Y su cabeza y sus cabellos eran blancos como la nieve; y sus ojos como la llama del fuego;

15 y sus pies semejantes al bronce bruñido, ardiente como si estuviera en un horno; y su voz como el estruendo de muchas aguas.

16 Y tenía en su diestra siete estrellas; y de su boca salía una espada aguda de doble filo. Y su rostro era como cuando resplandece en su fuerza el sol.

17 Y cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y él me dijo: No temas; yo soy el primero y el último, el que vive; el que estuvo muerto, el que vive por los siglos de los siglos. Amén. Y tengo las llaves del infierno y de la muerte.

20 En cuanto al misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las estrellas son las siete iglesias, y los candeleros que has visto son su futura unión.

23 Y castigaré de muerte a los injustos; y todas las iglesias sabrán que yo soy quien escudriña la mente y el corazón; y daré a cada uno según sus obrar.

15 Y de su boca sale una espada aguda para herir a las naciones; y con vara de hierro las regirá; pisando el furor y la ira del Todopoderoso Dios.

6 Y me dijo: Al que tuviere sed, de la fuente del agua de la vida yo le daré.

7 El que venciere heredará todas las cosas; será mi hijo y yo seré su Dios,

8 Pero los cobardes, los abominables y homicidas, los hechiceros y todos los traidores tendrán su parte en el lago de fuego, que su segunda muerte será.

APOCALIPSIS 1:8–20


 


 

Capítulo IX

El juicio a las 7 Iglesias

 

20,46 “Desconfíen de los maestros de la Ley, que gustan de pasearse con largas vestiduras y ser saludados en las plazas, ocupar los primeros puestos en las sinagogas y los primeros lugares en los banquetes.

20,47 Son gente que devoran los bienes de las viudas, mientras se amparan tras largas oraciones. Habrá para ellos un juicio sin compasión”.

LUCAS 20:42–21:12

 

Vuestra verdadera morada Celestial es, y es en dicho mundo donde mi Verdadero Reino está. En tanto que la Tierra no es más que la Matriz creada por mi Padre para que vuestra conciencia desarrolléis. Por ello la Tierra pasajera e irreal es, ya que un mundo constituido por otros seres humanos evolucionantes es.

Y si mientras en la Tierra vivís un promedio de 80 años, y en el cielo pasáis los restantes 170 años. ¿Cual es vuestra verdadera Tierra, vuestra verdadera morada? ¿Mi Reino Celestial o este infierno, al que llamáis hogar?

En la profecía del Apocalipsis Jesucristo trae en sus manos siete estrellas, que representan las siete religiones fundadas en mi palabra, pero separadas por la ambición de los hombres, y un candelabro con siete brazos que significa de las todas las religiones del mundo en el amor y la ciencia de mi Padre su unión.

Y es que la Religión no es mi palabra Divina, puesto que ella Verdadera es. Mientras que vuestras creencias más que un espejo de la realidad de cada hombre no son. Mirad sino a los Vikingos, a quienes se les advertía que debían ser sepultados junto con sus armas y escudos, ya que en el cielo Odín (que si lo espejáis significa Nido=Odín) tras su muerte, os llevaría a luchar contra verdaderos monstruos para que en el peor de los infiernos los despedacen por tanta maldad.

Porque pensad sino como castigaría mi Padre a estos que iban por el mundo asesinando y violando sin respetar a ninguna persona ni Ley; y sin mostrar ningún atisbo de amor en sus corazones, ni raciocinio para comprender esa dolorosa purificación del alma que en el cielo se os da.

Por ello os digo que el infierno realmente existe. Más no como entidad, sino como una experiencia personal e individual; solo para aquellos que han transgredido ciertas barreras, que les niegan toda posibilidad de purgarse para llegar a los cielos llenos de felicidad y de paz.

Estos más bien van directamente hacia ese proceso al que llamáis infierno para que mueran dolorosa y lentamente, a fin que logren algún día alejarse del mal. Puesto que en el cielo nadie puede recibirlos. Y todo ese dolor, ulteriormente, en un rechazo hacia todo tipo de violencia se transformará.

Por ello siempre os dije que el secreto de la vida y de la muerte la ciencia de mi Padre siempre será, para que algún día como él seáis perfectos y amorosos, y así la vida eterna en Dios os ganéis. En donde verdadera felicidad y placer se encuentran. Donde no hallaréis nada que se parezca a los dolores y sufrimientos que pueblan de vuestra Tierra su faz.

Mirad también los Dioses griegos del Olimpo. Representando los dramas y pecados de la vida de vuestra Humanidad. No son pues más que espejos de vuestras contiendas entre hermanos, vuestros celos, vuestro egoísmo y vuestra crueldad.

Y vosotras, las Iglesias, no sois más que aparatos de poder nacidos del respeto que infunde mi Divina Palabra en el corazón de los hombres llenándolos de verdadera Paz. Palabra que utilizáis en vuestro propio beneficio infectándola con dogmas que alejan a los hombres de alcanzar libremente su propia felicidad.

De suerte que, entre las atrocidades que sostenéis, mecánicamente transmitís por necesidad fragmentos de mi discurso que como pan para el alma es, y es en la fe que mi palabra produce que se sostienen vuestras Iglesias, vuestro poder e iniquidad.

Y tal es la contradicción en la que vivís, que en mi vida de Jesucristo le dije a Pedro: “sobre tu roca (fidelidad) fundaré mi Iglesia”. Más Pedro luego fue Mahoma (500 D.C.) profeta del Islam, y por último Martin Lutero (1500 D.C.) reformador de la Iglesia Católica a quien la Apostólica Romana pretendió silenciar y luego asesinar.

En la Tierra han existido sucesivamente varias Iglesias, y cada una de éstas han sido consumadas á su vez y á su tiempo, levantándose la Iglesia sucesora sobre las ruinas de la anterior, y esta sucesión ha continuado hasta el tiempo actual.

La consumación de la Iglesia tiene lugar, cuando en ella no queda Verdad Divina, más que la falsificada y por lo tanto rechazada por Dios y su Divina Verdad. Y donde ya no hay Verdad genuina, tampoco puede haber bien genuino; puesto que la cualidad de todo Bien está determinada por la Verdad. Ya que no hay ni habrá jamás, poder más grande que la Verdad.

El Bien y la Verdad no pueden ser separados, por cuya razón, cuando en una Iglesia la Verdad se extravía, su Bien se halla deteriorado por igual, y cuando esto acontece, perece la Iglesia; es decir, es su consumación final.

Así que primero debéis conocer a vuestro Dios. Y os lo presentaré como él hubiese querido, a través de verdades que se encuentran a toda luz, pero escondidas a los ojos de los hombres que buscan su Poder y no su Piedad.

Y en cuanto al racismo y al fundamentalismo religioso, os conmino a no odiar ni a vuestros hermanos de otras religiones criticar, puesto que allí donde odio o resentimiento mostráis, justo allí vuestro Santo Padre os lleva en vuestra vida futura a morar.

Así que aunque ridículamente divididas estéis, sabed pues que un solo DIOS UNO SANTO en común tenéis. También compartís un solo techo que es vuestro hogar, así como un solo Mesías, que aunque siempre os ha dicho lo mismo era tras era, cada uno lo interpretó según su conciencia a su libre voluntad.

Y aunque muchos de vosotros habéis blasfemado y hasta asesinado cruelmente en mi Nombre, finalmente a todas las culturas y religiones vuestro Mesías unirá. Para que reine el Amor y la Paz en la Tierra, este juicio hacia vosotros irá.

 


 

Hinduismo

Según la creencia hindú, lo Divino se polariza en dos principios, uno femenino, Shakti y otro masculino, Shivá. Shakti es creación, mientras que Shivá es conciencia y perceptividad.

En el Hinduismo hay diversidad de creencias, pero básicamente creen que detrás del universo visible (Māyā), al que atribuyen ciclos sucesivos de creación y destrucción, hay otra existencia eterna e inmutable. Y abandonar el ciclo de reencarnaciones (samsara) constituye el mayor de todos los logros para los hinduistas, lo que les permite retornar al universo espiritual.

En la corriente hinduista, Dios es denominado Brahma, y todos los demás seres son su expresión, por lo que se le considera principio del universo y el daros vida su finalidad. Sin embargo, la complejidad del hinduismo es tal, que difícilmente pueda etiquetárselo o darle una unívoca descripción.

Una de las características de los dioses del Hinduismo es su multiplicidad. Pero en textos occidentales llegó a hacerse popular la tríada hinduista, llamada Trimurti (tres formas de Dios): conformada por los dioses Brahmá, Vishnú y Shivá.

Pero generalmente nadie adora únicamente a estos tres dioses, ya que muchos hinduistas adoran a un gran número de otros dioses, incluidos los dioses comarcales, dentro de los que a miles uno puede llegar a contar.

La lejanía temporal de la influencia de las enseñanzas que Krishná es tan grande, que sus creencias han degenerado, tanto en dicha multiplicidad teosófica, como en la falsa creencia de que un hombre puede llegar a reencarnar en animales o hasta en un vegetal. Creencia sumamente persecutoria, y verdaderamente irracional.

Por lo que rescataremos lo que aún hay de verdadero en el Hinduismo, tan solo esos vestigios y nada más; que son las deidades que con las demás religiones comparten, y por siempre compartirán:

Brahmá, Vishnú, Shivá y Shakti

·         Brahmá es el dios controlador de la modalidad de la pasión y el deseo (Padre)

·         Vishnú es el dios controlador de la modalidad de la bondad y el amor (Hijo o Cristo)

·         Shivá es el dios controlador de la destrucción y de la ignorancia (Jehová , Alá o Espíritu Santo)

·         Shakti es el dios que se encarna en la Tierra para guiar a la humanidad (Krishna, Buda, Jesús)


 

Judaísmo

1 Entonces habló Jesús a la multitud y a sus discípulos diciendo:

2 Sobre la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y los fariseos.

3 Así que, todo lo que os digan que guardéis, guardadlo y hacedlo; pero no hagáis conforme a sus obras, porque dicen, pero no hacen.

4 Porque atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres; pero ellos ni con un dedo quieren moverlas.

MATEO 23:1–16

 

El Judaísmo la más antigua de las tres religiones monoteístas más difundidas es (junto con el Cristianismo y el Islam), conocidas también como «religiones del libro» o «abrahámicas»; pero en cuanto al número de fieles de todas ellas la menor es.

Aunque no existe un cuerpo único que sistematice y fije el contenido dogmático del judaísmo, su práctica se basa en las enseñanzas de la Torá, o Pentateuco, que es a su vez uno de los tres libros que conforman el Tanaj o Antiguo Testamento, según la cristiandad.

El rasgo principal de la fe judía es la creencia en un Dios omnisciente, omnipotente y providente, que habría creado el universo y elegido al pueblo judío para revelarle la Ley, contenida en los Diez Mandamientos y las prescripciones rituales de los libros tercero y cuarto de la Torá.

La tradición se remonta a Abraham, del hebreo עִבְרִי, ivrí, que significa "el que del otro lado viene ", por haber venido siguiendo el llamado de Dios desde Mesopotamia a la tierra de Canaán, hace unos 4000 años ha.

Los judíos son llamados en la Biblia "hijos de Israel", nombre que le fue otorgado al patriarca Jacob, nieto de Abraham, por el ángel con el que en lucha se trabó, quien al bendecirlo lo llamó Israel, del hebreo יִשְׂרָאֵל, que significa "uno que ha luchado con Dios”.

El nombre judío aparece sólo con posterioridad y proviene del reino de Judá, del hebreo יְהוּדָה, Yehudá, que significa hijo de Jacob, formado por dos de las doce tribus del pueblo de Israel.

Pero puede leerse a la Tora como la historia de la infamia del hombre y el perdón de Dios. Ya que toman como Patriarca a Abraham, un hombre que decidió llevar adelante el holocausto o asesinato de su propio hijo, tan solo para ganarse el favor de Dios.

.

Y aún hoy practican en los miembros de sus hijos una cruel e innecesaria circuncisión para ganar de Dios su protección; sintiéndose el pueblo elegido, los favoritos de un Dios que no ama al resto de sus hijos por igual, creencia tan irracional que causa temor.

Yahvé, por tanto, se airó en gran manera contra Israel, y los quitó de delante de su faz; puesto que repleto de torpes exigencias, sacrificios y obligaciones dictaminadas sistemáticamente por tiranos patriarcas estaban ellos en su andar; solo para intentar ganar favores y poderes, de un persecutorio Dios por locos profetas delineado en su extravagante delirar.

Y esto solo para poder ganar domino sobre las otras naciones, sin necesidad de un poco de justicia y amor entre sus propios hijos y hermanos regalar. Ya que si la leéis a la letra, todos esos crueles ancestros solo esclavos vendían, y hasta sus hermanos a la muerte entregaban para su propio negocio libremente realizar.

Así fue que llegaron a desconocida tierra; solo porque el hermano, por su propio Padre antes vendido y esclavizado; gracias a que sueños interpretaba, grande se había vuelto a los ojos del perverso Faraón. Y prometiéndoles oro y riquezas abandonaron su tierra, para luego volverse a ver esclavizados por su propia ambición.

Por ello la Sagrada Familia intervino, y me envió como Moisés a liberarlos del yugo esclavizador; con el poder absoluto sobre toda materia y vida que Yahveh, mi amado hermano tiene, y con los cuales tantos milagros obró.

Más les transmitió una simple Ley con Diez mandamientos que son de un amoroso corazón humano su más simple expresión. Más ellos en vez de cumplirlos solo se sintieron los elegidos por un Dios que con nadie querían compartir.

Puesto que poderoso lo sabíais, y muchos solo buscaban su favor. Y hasta el día de hoy solo piensan en negocio y por tierras ajenas asesinan, desobedeciendo la mismísima Ley de nuestro SANTO Dios.

Y si bien después del semejante castigo que les propinó el cruel Nazismo, ellos pudieron recuperar una Tierra que de Santa no tiene nada ya. Puesto que allí fueron esclavizados y ejecutados de forma cruel, junto con miles de inocentes, hasta mi persona, Jesucristo, el Hijo de Dios.

Y así les advertí que su templo sería destruido, puesto que por esclavizar a propios y ajenos ellos mismos se verían desprotegidos del Amor de nuestro Santo Padre y de Dios. Y así se volvieron ellos mismos esclavos y perseguidos, que hasta de su tierra huir, muchas veces tuvieron para protegerse de alguna que otra nación.

Más dentro del judaísmo, la creencia en el Mesías se fundamenta en muchas revelaciones de Dios, hecha a través de la Torá o Ley de Dios. Y desde el Génesis se registraron muchas profecías mesiánicas que les permitirían reconocerme cuando llegase el día del Señor.

La escatología judía indica que la venida del Mesías acompañada de una serie de eventos específicos vendrá, incluido el retorno de los judíos a la Tierra Prometida que ya ha sucedido años atrás. Y dicha Ley reza que mi venida traería una era de entendimiento en la cual, "el conocimiento de Dios", llenaría a la Tierra de Verdadero Amor y de Paz.

Más a Jesucristo no lo escuchasteis, y vuestro templo se derrumbó. Así terminasteis construyendo un muro hacia donde ir a llorar y pedir perdón, puesto que no solo representa el muro de vuestros lamentos, sino también eso que erigís ante los demás que Dios llama desamor.

Más mi palabra perenne permaneció, y puesto que verdad de DIOS era ella que a todos los continentes llegó. Y aunque vuestro Templo fuera de Piedra, ya os he dicho que no hay nada más poderoso que la palabra verdadera pronunciada con Amor.

Más mi padre sabía que creerías en mi el día del Juicio Final, puesto que al exponerles su Ciencia, después de haberlos hecho ejercitar tanto vuestro pensamiento, interpretando de formas digamos un poco infames, hasta la propia Tora; terminaríais viendo en mi persona al dulce pero verdadero Mesías que tanto esperáis.

Y ya que tanto andarías de promesa en promesa esperando algún tipo de favor del mismísimo Dios de toda la humanidad, espero que al menos detrás de todos mis chistes, terminéis viendo la verdadera sonrisa de mi hermano Jehová.

 

Budismo

El budismo, a partir de mis enseñanzas se desarrolló, alrededor del siglo V A.C. cuando como el príncipe Siddhartha Gautama mi amoroso Padre me envió. Y tal, el poder de mi Divina Palabra fue, que hasta a ser la religión predominante en India llegó. E infectando de Oriente a Occidente a cada rincón iluminó, que tanto en la frialdad como en la pasión, una rápida expansión inició.

Y a vosotros que siempre se os dijo el nombre bajo el que el VERDADERO Buda volvería a nacer, os digo es que mi nombre MAITREYA, al revés significa AYER TI AM E. Que representa que a pesar que serías altos e ignorantes tiranos dentro de vuestros templos; por puro amor en el pasado, en vuestra Tierra antes he venido a nacer.

Y tan grande fue la pasión con la que os ame, que aún me añoráis, ya que imperecedera huella en vuestros corazones dejé. Más esta vez en América debía nacer, puesto que este Jardín de mi Padre nunca había pisado, y por amoroso y pacifico se merecía ante los ojos de mi Padre florecer.

Como florece hoy día América en medio de tamaña crisis global. Ya que donde hay verdadero amor un escudo mi Padre pone, para el amor y respeto hacia el prójimo proteger. Más aunque lejos estemos, y de cierto os digo que mi faz nunca veréis; al cielo no me iré, sin antes mostrarles mi lengua-espada de doble filo sobre vuestras doctrinas caer.

Y quiero que sepáis que profundamente os hablaré acerca de lo que con mi doctrina hecho habéis; para que conozcáis la verdadera senda hacia el UNO SANTO que vuestro verdadero Maestro es.

Todos los años varios nuevos Budas les nacen. Más nunca ninguno al cielo llegó. Puesto que gustan de enseñar y repetir lo que Siddhartha dijo, más como reyes tristes e injustos gustan que su Kiosco funcione como un reloj.

Sin ser capaces de mover un dedo por el prójimo, por sus hermanos, ni por el resto de la humanidad. Más bien invitan a practicar la muerte en vida, la veneración al líder y la hambruna estupefaciente, como manera de al UNO SANTO llegar.

Más el ayuno para que alguna que otra droga en vuestro cerebro emerja mágicamente es. Y para que algo puedan sentir en medio de tanto Vacío, y mental enfermedad. Como si las perversas y sacrificadas realidades amasen, que algunos hombres por humildes deben sufrir; es que mi Padre de las urbes os hace huir, donde si realmente amarais algo, podríais el amor hacer; y hacia esos Kioscos vacacionales os lleva para que probéis de la pobreza por un fin de semana, y aunque materialmente cerca del Altísimo estéis.

Así que solo se ensimisman en el abismo de negarse todo placer en la vida; más ante los gentiles ojos, en vuestro silencio, ajenos pero interesantes os volvéis. Puesto que, que si fieles fuisteis a mi doctrina creéis, más bien os diré que el VERDADERO Buda, budista no es.

Ya que mientras otros solo se hambreaban y flagelaban cubriéndose con barro para la faz de Dios ver; fue solo gracias a mi verdadera pasión por los hombres, que mi sabia e imperecedera doctrina tenéis.

Pero, ya que en mi intento perpetuo por contagiarles algo de mi felicidad, siempre pensando solo yo terminé; es que en vez de esa sabiduría amorosa, con la que todo mi cuerpo de Luz Divina llené; solo mi pose, más llena de Vacío fotocopiado pudisteis ver. Más como soledad no merezco ante el UNO SANTO, ni perversa compañía también; es que mi Sagrada Familia, siempre puede hacia mí descender.

Así que me veíais sentado en silencio más yo era feliz; puesto que con los míos estaba, y con nuestros corazones, en silencio y en familia, nosotros nunca parábamos de reír; y es desde ese SANTO y verdadero amor que en vuestras vidas no conocéis; que surge la hermosa sonrisa del verdadero Buda que en vuestras estatuas de oro, robado a los hambrientos, ponéis.

Y es que mi Padre, de hacerme chistes acerca de todos aquellos que me rodeaban no cesaba, que viendo luminosa sonrisa que del profundo corazón sale; ellos solo intentaban imitar mi paz para iluminados sentirse. Puesto que para disfrazarse de paz, ellos tuvieron que aprender a meter su corazón en el pozo del Vacío y de la Nada, para poder su perversa conciencia callar.

Por eso mientras que el VERDADERO Buda solo amaba y sonreía. Todos los “Buh Dás” (miedo das) que le prosiguieron, solo se erigieron en verdaderos señores feudales, que exigían mucha veneración y silencio, para que su perversa ley disfrace de paz a su templo, y ellos pudieran así seguir alimentando su realeza y su Kiosco.

Por eso antes de irme les dije que, para que dejaran de sentirse infelices, que más bien tenían que lograr no volver a la vida. Puesto que secretamente sabía que cuando en la materia sumergidos estaban, ellos al menos dolor no sentían.

Y como sabía yo que jamás seguirían mis verdaderos pasos, puesto que con sus corazones torcidos, solo querían ser como yo sin importarles NADA del prójimo, es que NADA de mi Divino Verbo entendían, y por ello el Budismo tanto degradó.

Y así fue que a modo de chiste, al UNO SANTO en mi discurso les negué, así como a mi Sagrada Familia, para que sus palabras vacías, emociones sinceras no provocaran jamás; y les señalé claramente que hasta que yo volviera, meditar debían en silencio la forma de cómo a fundirse con el Universo volver; sin dejar de pensar en sus nobles intereses, es decir a la NADA volver.

Puesto que si lo que buscáis es conoceros a vosotros mismos, mejor que callarse y venerar a un Kiosquero, es que vayáis a un lugar donde poder hablar y sea el otro quien guarde atento silencio para ayudarte intentar, más desde tu propia verdad; y no enseñándote ridículas teorías sobre falsas verdades de otro fundadas en la percepción de un universo estrictamente material al que hay que aprender a magnetizarse nuevamente, fenómeno que no os brindará ningún tipo de felicidad.

Por eso los llamé Ana listas. Pues escuchan con amor, y siempre están listos para ayudar sin imponeros ninguna regla en vuestras vidas; y guiados por el único precepto de que cualquier sujeto encuentre la verdad de su Goce, para poder a sí mismo cada unos realizarse, y es así que solo ellos os serán de verdadero auxilio cuando busquéis, ante tus errores, rectificación.

 

Taoísmo

 

El Taoísmo una tradición filosófica y religiosa es, que lleva más de dos milenios ejerciendo su influencia en los pueblos del Extremo Oriente y en algunos otros sitios también. Se desarrolló a partir de los escritos de Laozi y Zhuangzi desde el siglo VI a.C. sin que sus doctrinas nunca se dejaran de enriquecer

La esencia de la filosofía taoísta se encuentra en el Tao-te-ying (el libro de la vía y el poder, o del camino y la virtud). Y de hecho la palabra Tao 道, suele traducirse por ‘vía’ o ‘camino’, aunque innumerables matices en la filosofía y las religiones populares chinas tiene y tendrá.

El objetivo fundamental de los taoístas es alcanzar la inmortalidad, puesto que piensan que las personas que vivían en armonía con la naturaleza, inmortales se volvían, fascinante ingenuidad. Sin embargo, la antigua forma del taoísmo era la de una corriente filosófica y no una religión, por lo que los antiguos pensadores interpretaban a la «inmortalidad» como el hecho de progreso personal y colectivo, de acuerdo con la auto superación constante que el taoísmo siempre profesó.

Posteriormente, el taoísmo se mezcló con elementos del budismo que aunque en un principio lo enriquecieron por demás, su práctica actual degradó en la adoración de antepasados, y el culto religioso de las creencias míticas de Asia, las cuales ambas no eran válidas para los antiguos pensadores taoístas como Chuang Tsé.

El Taoísmo establece la existencia de tres fuerzas: una pasiva, otra activa y una tercera, conciliadora. Mientras que la tercera fuerza, o fuerza superior, es el Tao; las dos primeras que son el yin (fuerza pasiva o femenina) y el yang (fuerza activa o masculina) se oponen y complementan simultáneamente entre sí, funcionando como unidad.

El significado más antiguo que existe sobre el tao reza: «Yi yin, Yi yang, zhè wei tao», es decir, “un aspecto yin, un aspecto yang, eso es el tao”. Y las cosas cotidianas e insignificantes tienen un significado mucho más profundo del que vosotros le dais.

El gran taoísta Lin An define el camino de la felicidad señalando que la gran mayoría de las personas qué vacías y mal se sienten, porque usan las cosas para deleitar su corazón es; en lugar de utilizar su corazón para disfrutar de las cosas, que es como debería ser.

Una historia representativa del pensamiento taoísta sería la siguiente: El caballo de un campesino se escapó. Y ante la conmiseración de su vecino, el campesino le dijo: ¿Quién sabe si bueno o malo es? Y tuvo razón, porque al día siguiente el caballo regresó acompañado de caballos salvajes con los cuales amistad trabó.

El vecino reapareció, esta vez para felicitarlo por el regalo caído del cielo, pero el campesino repitió: ¿Quién sabe si bueno o malo es? Y otra vez tuvo razón, porque al día siguiente su hijo tratando de montar uno de los caballos salvajes cayó, y una de sus piernas rompió.

Entonces el vecino volvió a mostrar su pesar, y recibió nuevamente la anterior pregunta: ¿Quién sabe si es bueno o malo? Y el campesino tuvo razón una cuarta vez, porque al día siguiente aparecieron unos soldados para reclutar al hijo, pero por encontrarse herido lo eximieron de ir a la guerra, cuantas vueltas da el destino, no creen.

Cuando Lao Tse se refiere al Tao procura alejarlo de todo aquello que pueda dar una idea de concretud. Porque para los verdaderos taoístas el tao es como el espacio vacío en donde el Todo se viene  a manifestar. «Existía antes que el Cielo y la Tierra», dice, y, efectivamente, no es posible de dónde proviene decir. Es fuente de todos los seres y madre de toda la creación.

Dicen que el Tao tampoco es temporal o limitado; y al intentar observarlo, no se lo oye, no se lo siente ni se lo ve. Es para los taoístas fuente primaria cósmica de la que, como os dije, proviene toda la creación. Y al encontrar el camino que conduce de la confusión del mundo hacia lo eterno, estáis ya en el camino del Tao.

Vean pues, como el Tao se acerca a la Idea del Dios UNO SANTO en la que vengo machacando, y que os he venido a brindar.

 

Cristianismo

Iglesia Católica Romana

Con poco más de mil millones de miembros bautizados, con un agua bendita que no sé de qué santo rio la extrajeron, ni que Dios se las regaló; que pareciera que os permitiese pecar a mansalva y todo a mi cuenta cargar; puesto que aunque os vistáis de santos, agua de grifo vendéis.

Más sois uno de los grupos religiosos más numerosos del mundo, y allí radica de vuestra Iglesia Católica Apostólica Romana el poder. Más tenéis la autárquica y monárquica costumbre de reconocer la autoridad del patriarca u Obispo de Roma, al que llamáis Papa, cuando este más que un falso representante de Jesucristo en la Tierra no es.

Ya que solo traen ignorancia, penitencias y falsos dogmas sobre la vida, con las que solo barreras a la felicidad y al desarrollo saludable del hombre ponéis. Puesto que el poder de su Iglesia no se estableció sobre mi doctrina de Dios, como universal para todos los hombres y todas las naciones Amor; sino como una solución imperial para frenar los efectos de mi palabra divina sobre los pueblos que del yugo de la nobleza romana pretendían empoderarse y liberarse también.

Así vuestra iglesia, la gran prostituta, persiguió y asesinó inocentes por codicia y ambición. Inventando guerras y cruzadas sangrientas en mi nombre; e indultos mágicos y remisión de pecados para a los más ricos vender. Ya que para aliarse con el poder de turno, permitir la maldad de los tiranos debió, mientras estos pagaran el suculento diezmo, con el que palacios construisteis que Dios jamás habitó.

Por ello mi Padre siempre me preguntó lo mismo acerca de vosotros: ¿será que ellos creen que Dios es verdadero o que Dios es su verdadero negocio?

Y de cierto os digo que vuestro Papa es un falso representante de Jesucristo, puesto que a nadie otorgué yo jamás sobre la Tierra tremendo poder. Y ni mi persona, ni Dios, ni ninguna otra divinidad que yo conozca han venido a contarme que le hayan otorgado a hombre alguno soberana autoridad sobre los hombres; puesto que yo jamás promoví entre vosotros más que la hermandad, ya que por ser su hijo bien amado sabía que el verdadero Padre del cielo es.

Más os fue profetizado por vuestro San Malaquías, la lista de 111 Papas que culmina sin tacha alguna, planteando que el actual gobernará la Iglesia en sus últimos días hasta que el tremendo juez que es vuestro Señor Jesucristo retorne a la tierra para traer el juicio del Padre sobre todo hombre cruel.

Y ha sido anunciado en múltiples profecías, e incluso insistieron en ello el profeta Daniel y san Juan en el Apocalipsis, que el simple tibio aroma de mi aliento destruiría la autoridad de la ciudad de las siete colinas y arrasaría el poder de toda Roma también.

Así que una colina por cada pecado capital que os inventasteis tenéis. Puesto que yo solo os conminé a guardar de la Ley de Dios los diez mandamientos y a amar al prójimo así como a vosotros mismos también. Más esos pecados os sacasteis de alguna galera conservadora que odiaba el placer del prójimo. Puesto que para el verdadero Dios el verdadero pecado es no amar; y todo lo que se hace con amor, felicidad y gratitud, alegría en el corazón del Altísimo es.

Más poned atención en esto, ya que todas las profecías apuntan a un cataclismo de origen Divino que pondrá fin a todos los abusos de vuestra iglesia Romana de una vez. Y os diré que este cataclismo no existirá más que en vuestros corazones, ya que se trata de mi Divina palabra que os juzgará de revés.

Y sabéis bien por las profecías que tanto ocultáis, que este último Papa, “De gloria olivae”; saldría del Vaticano, “saltando por encima de los cadáveres de sus colaboradores, lleno de vergüenza”, ya que gloria es la que traen mis ojos verde oliva que viéndole a los ojos le juzgarán.

Mas no existe volumen en la Tierra que, todos los perversos pecados de la Iglesia Romana, pueda contener. Ya que la mayoría de estos viven ocultos a los ojos de los hombres, más nada se oculta a los ojos de un Dios al que por vuestras prácticas deberíais temer. Quien a su tiempo todo lo perdona, pero antes todo mal castiga, para que todo hombre del Soberano Bien pueda aprender.

Así echasteis al fuego a 300.000 inocentes vivos durante las cruzadas por infieles y ya no sé qué. Cuando solo estabais protegiendo rutas comerciales, entre otras atrocidades que son tales, que me causa dolor a mi memoria traer.

Puesto que tanta sangre inocente desde el centro de la Tierra clama por mí, que de solo pisar yo con un solo dedo vuestro Vaticano, este por causa de Justicia del Altísimo se derrumbaría sobre vuestros pies. Así veréis que el holocausto no es ningún invento nazi, ya que en esto de asesinar a diestra y siniestra vuestra iglesia mucho más experiencia debe tener.

Por eso si leéis bien la palabra Curia, es decir si la espejáis bien, esto podréis leer: Curia = Air UK. Lo que significa aire a Reino Unido, es decir, hedor a imperialismo monárquico, asesino y mercantilista.

Acaso no os dicen las Sagradas Escrituras que el hijo de Dios no había venido sino a rasgar los velos del templo; a esa falsa barrera que separaba al sacerdocio de los creyentes romper. Y que cualquier hombre por sí mismo comunión con Dios podía hacer; sin necesidad de intermediarios, rituales, sacrificios ni ofrendas. Puesto que ninguno de vosotros se encuentra más cerca de Dios que cualquier otro hombre de a pié.

Y es que acaso no os enseñé que todos sois el verdadero Templo de Dios, ya que su espíritu habita en todos vosotros; y que Él no necesita de intermediarios para daros Amor: puesto que habla a todos los hombres con voz dulce y queda, pero directamente a su corazón.

Y si leyerais las sagradas escrituras al pié de la letra, en lugar de parlotear sobre la anticoncepción y el derecho a la vida de un feto que no podría recibir amor; sabríais que a mis apóstoles no les encomendé otra cosa más que transmitir mi palabra, puesto que aquí en la Tierra solo ella Verdad Divina es.

En cambio por el poder os dejaste tentar, sacrificando la verdad de mi palabra en pos de  mantener frente a los hombres vuestra hegemonía política y autoridad. Predicando vuestros propios principios conservadores, retrógrados y autárquicos. E infectando a vuestras sociedades con prejuicios, odios y prohibiciones; en lugar de predicar el amor al prójimo y el perdón de los pecados tal como os encomendé.

Por ello llegasteis hasta la autoflagelación y al celibato, puesto que castigo Divino fue, ya que por vuestras extrañas y perversas ideas respecto de la pureza del alma de los hombres, merecido lo tenéis. Ya que si buscabais poder en nombre mío y de Dios, con ira Divina os sería arrancado el orgasmo y el placer.

Puesto que esa perversa pureza que promovéis, yo jamás os la enuncié, ya que la pureza que yo les traía giraba en torno de vuestro corazón y vuestra alma, y no entorno de vuestros genitales, que allí están para que los disfrutéis.

Y así terminasteis sosteniendo la creencia de que el goce divino se hallaba en el sacrificio y no en la felicidad. Y por conocer este futuro infame al que llegaríais, fue que mi Padre me pidió que, por vosotros, yo muriera torturado en la cruz.

Ya que mientras muchos se identificarían con mi mensaje de amor universal, otros se identificarían con la crueldad de los hombres, y creerían que mi muerte pagaría por sus pecados ante los ojos de Dios. Solo por haber sido rociados con un agua a la que llamáis bendita, pero que ningún hombre entenderá jamás de donde la sacasteis, ni como le dais semejante poder.

Puesto que con un hechizo de magia de pocas palabras, por esa agua como si de oro se tratase cobráis. Agradeced pues la ignorancia y la falta de juicio de algunos hombres de mi rebaño, puesto que allí anclasteis las garantías de vuestro poder.

Más comprenderéis algún día que renunciar al goce más preciado que Dios os legó, tan solo para lograr su favor y perdón, o simplemente para socialmente ascender, uno de los mayores castigos en puerta tenéis. Ya que vuestra castidad no es otra cosa que una cruel defensa frente al horror que sentís por el sexo opuesto, por vuestra sexualidad cambiada tener.

Y esto se debe a que, al intercalarse encarnaciones femeninas y masculinas en favor de vuestro desarrollo espiritual, cuando moráis en cuerpo que sentís ajeno, vuestra temprana e infantil tendencia, de rechazo hacia el sexo opuesto es. Por ello vuestra iglesia enclaustra a sus mujeres y las deja en un cautiverio despiadado y cruel.

Mientras que la homosexualidad que tanto rechazáis, a los ojos de Dios, no es sino Sagrado signo de la evolución espiritual de los hombres y mujeres que en un cuerpo equivocado les toca nacer.

Por ello lo veis tan impuro, porque jóvenes en esta escuela de la vida sois, y promovéis una sexualidad conceptiva en lugar de una recreativa que os llene de placer. Y mirad que en ningún otro lugar como en vuestros seminarios reina tan abiertamente la homosexualidad; que hasta en algunos casos extremos, la violación de menores, práctica habitual es.

Sino observad como los padres de vuestras iglesias gustan de los finos vestidos y los adornos, cuidando la belleza de cada detalle a la perfección; y tanto adoráis el lujo que, para referirnos a algo distinguido, “bocatto di cardinale” solemos decir. Hablando con suavidad y dulzura y tratando a todos sus fieles como hijos, tal como lo haría una dama también. Tal como con ustedes lo he hecho yo siempre, resorte de vuestro verdadero amor hacia mi Divina Palabra, puesto que ella femenina también es.

Por ello mi Padre dibujo una bota con taco de mujer en la tierra donde vuestro Kiosco reside. Así como dibujo una bota masculina en la Arabia que aplasta la libertad de la mujer. Puesto que quiso representar que mi palabra fundada en el amor, germinaría en el corazón de la mujer vestida de hombre con tanta fuerza, que llegaría hasta a pisotear de monarcas e imperios su poder.

Y si queréis saber donde hallar a los Santos padres y a las monjas de la edad media esta vez, mejor buscadlos hoy día entre los homosexuales, los transexuales y las lesbianas, creed. Ya que ellos castigados ya fueron en el cielo por sus renuncias y sus prejuicios llenos de crueldad, y eso representó una evolución para sus futuras vidas, que los llevó a nacer con la certeza de estar viviendo en cuerpo equivocado que los lleva elegir su sexualidad.

Más he venido a juzgaros no para que me temáis, sino para que halléis el perdón de Dios. Más pediros perdón no debo, ya que el perdón me lo deben ustedes a mí. Así que os explicaré este asunto de nacer en un cuerpo equivocado. Puesto que mi Padre quiso que supierais que lo femenino y lo masculino no son un antojo divino, sino una tendencia verdadera del alma, que por vosotros mismos debíais descubrir.

Así, mientras la mujer interioriza su fuerza y exterioriza su belleza para atraer, el hombre interioriza su belleza como bondad y exterioriza su fuerza para proteger. Por ello vosotros os mostráis dulces, bellos y amables por fuera, más por dentro juzgáis y castigáis duramente con vuestro corazón; tal como lo hace una dama que en toda novela podéis ver. Más no les señalo estas verdades para al infierno llevaros, sino más bien para salvaros del proceso que purga el alma en el cielo con dolor.

Y recordad siempre que os lo dice una deidad femenina que desciende como hombre, debido a que mi Padre celoso es de mi corazón; ya que amar los hombres no saben con la sinceridad con la que aman los Ángeles, entre los cuales vivo yo. Y si os preguntáis por qué Jesús fue casto y no tomo mujer por esposa jamás, yo les respondería: ¿acaso vosotros os enamoraríais de un animal?

Así que reformad vuestras Iglesias si queréis ser dignos de mí, pero tal como en este volumen os indicaré. Y si así lo hacéis yo permitiré que sigáis vendiendo salvación en mi nombre, y os defenderé ante mi Padre para que este no destruya vuestro kiosco que a diestra y siniestra vende perdón.

Pero en primer lugar deberéis dejar pues de prohibir los métodos anticonceptivos e ir en contra de las parejas homosexuales de su posibilidad de adopción, así sean estas familias complejas, tríos, comunidades, o familias mono parentales de cualquier creencia u orientación.

Ya que el niño no necesita de un ambiente piadoso para ser recto y feliz. Ni de un padre y una madre para saber que los sexos opuestos a veces se atraen. Y más bueno es que un niño nazca y viva del amor verdadero y de un deseo genuino de paternidad, que de una sexualidad desapasionada que no mira las consecuencias de sus actos jamás. Porque lo que el niño es, no se forma en la Tierra, sino que desde el cielo lo trae, y nuestro Padre es su verdadero maestro y yo su Pastor.

Mi trabajo con ustedes está en el cielo, puesto que del cielo mi verdadero Reino es. Allí es donde les doy mi verdadera maestría según vuestra ciencia. Y es por ello que vengo a visitaros cada tanto tiempo; más ya os expliqué por qué nunca sabéis bien cuando para traeros mi amor llegaré.

Puesto que probado está en vuestra historia, que si mi Padre advierte en donde o cuando yo naceré, no faltarán asesinos y sicarios matando bebés a diestra y siniestra para que no les nazca un Rey que gobierne su mundo según la Conciencia Divina, y esto les reste poder.

Ya que muchos hombres solo aspiran a retener su poder y riquezas, más no sea por este corto aliento que vuestra vida es. Aunque luego paguen al 300% en el cielo con su dolor, para regresar a la Tierra a una cuna que no reciba ni cuidados, ni amor. Puesto que en este bendito mundo de estas las hay a montón.

En segundo lugar dejaréis también de llamaros Padres a vosotros mismos, puesto que ni autoridad ni experiencia tenéis en la escuela de la vida para ser padre de ningún otro ser. Puesto que aquí en la Tierra debéis trataros entre todos como hermanos como otrora Jesucristo os enseñó.

Ya que como os dije, seáis sacerdotes, fieles o gentiles, vuestros verdaderos padres, del cielo son. Y tan perfectos, divertidos e inteligentes son, que vosotros sentís vergüenza cada vez que hacia ellos volvéis antes de cada reencarnación.

En tercer lugar dejaréis de elegir vuestras autoridades monárquicamente señalando con el dedo, como si de una mafia se tratase, a quienes preferidos os son. Más bien escalaréis dentro de vuestra Iglesia, que entonces también será mía, como si hacia el cielo fuerais, disertando sobre lo que sentís en esta escuela de la vida, respecto de los tópicos que más atormentan vuestro corazón.

Así ascenderéis dentro de la Iglesia por mérito y merecimiento, de intentar comprender el sufrimiento humano, para a quienes auxilio y confesión os piden correctamente poder ayudar. Y a este proceso lo llamaréis Pase. Y a quienes juzguen vuestras elucubraciones, sobre sufrimientos propios y ajenos, pasadores los llamaréis.

Como si se tratase de un juego de pelota, para que recordéis siempre que solo sabiéndonos niños que solo juegan a ser hombres llegamos al corazón de Dios. Donde lo que se transmite en este Pase es, sobre el sufrimiento humano, un Conocimiento Sagrado que habréis adquirido, a partir de vuestra propia experiencia y genuina reflexión.

Así os volveréis algún día Escuela de pensadores del Alma devotos de Dios. Ya que es a través de la reflexión y de la Lógica que os acercaréis cada día más a Dios. Y no a través de los dogmas y prejuicios de un monarca que os gobierne cual Padrino que inventa dogmas y mentiras que solo endurecen vuestro corazón.

Y en cuarto lugar, abandonad pues el culto a la Virgen María, puesto que santa ella no es. Ya que solo perseguía a Jesús, para ganarse el favor de Dios, puesto que para que no le maltratase en su desobediencia a toda inhumana Ley, lo sabía hijo de éste, por haber recibido de un Angel confesión. Y actualmente, vuestra santa María, tan solo riquezas acumula a diestra y siniestra sin que sobre la mesa de un pobre se le caiga una sola moneda por mera compasión.

Y los que a la Magdalena adoráis, porque de cierto os digo que adoráis hasta a los asnos que mi nacimiento acompañaron, poniéndolos siempre en vuestros pesebres (pobres seres); sabed que ella los pasos de la otra María sigue, más mucho más satánicos son. Ya que gusta de asesinar y bañarse en sangre de inocentes, y que eso enciende su lujuria y placer, por creer torpemente que la amará un tal Lucifer.

Alejada pues ella está hoy de mí rebaño; aunque en el pasado mi preferida haya sido por su entrega y pasión. Ya que ella, cuando liberó a Francia del yugo conquistador Inglés, vuestra valiente Jehanne d'Arc también fue.

Más aunque vosotros a un héroe en ella veáis, tal como Jesucristo os enseñó, rascad un poco al héroe, y podréis ver al asesino que de mí Divino Verbo se desvió. Ya que mejor morir en la Espada de un Tirano, que asesinar a pobres esclavos en nombre de cualquier otro tirano Rey.

Más de cierto os digo que, aunque ellas alejadas de mi rebaño hoy estén, yo no puedo más que su otra divina faz ver. Puesto que en medio de claridad y oscuridad el hombre vive para poder progresar; ya que si el niño no se equivoca, ¿cómo aprenderá?

Puesto que a asegurarles el cielo a todos a la Tierra he venido por última vez, y para que sepáis que sin importar vuestros pecados, a mi Reino Celestial, dolosa o alegremente, algún día todos llegaréis.

Así que solo os deseo que en vuestra Pere-versión de mi rebaño tanto no os alejéis, y retoméis vuestra senda, según las verdades que mi música a todo hombre donó. A fin de que recibiros pronto pueda en mi Cielo, que verdadera Tierra de Amor y Pasión es. Más a la cual, sin compasión hacia el más humilde, nunca se llega sin sufrir su falta de amor.

Y en quinto lugar (y por ello cinco puntas tiene vuestra estrella de belén), el celibato como condición del sacerdocio también aboliréis. Para así intentar con protestantes ortodoxos y evangélicos en un solo rebaño a vuestras Iglesias fundir, entre otros tantos Kioscos de Fe. Ya que el ejercicio o no de la sexualidad genital, al libre albedrío del hombre debe quedar. Ya que esos menesteres, cada uno en su corazón los escudriña íntimamente con Dios.

Puesto que permitido por el mismísimo Jesucristo, la práctica del auto placer tenéis; a sabiendas de cuando ascendáis a mi Reino, muchos de vosotros que os hacéis llamar Padres, como Ángeles femeninos iguales a mí llegaréis.

Si no, de otro modo, siendo títeres seguiréis, de tradiciones que nacieron de la voluntad de tiranos, que para con todas las monjas disponibles poder aparearse, la sexualidad a sus otros hermanos prohibió. Ya que para entonces, en lugar de hermanos, tan solo sus súbditos eran. Y ellos, falsos representantes de Jesucristo en la Tierra también.

Porque borraréis esa mentira de la faz de la Tierra; puesto que yo, un simple artista no soy, para necesitar representante ninguno. Ni vosotros otro patriarca más que mi persona Celestial necesitáis, puesto que mi Amor hacia vosotros siempre desciende, cada vez que mi nombre invocáis haciendo hasta vuestros corazones temblar.

Ya que si con mi Amoroso y Divino Juicio os fundís, y como Juan Pablo II os dijo, dais hasta vuestra sangre por mí; verdadera Luz Divina y Poder hacia la Tierra traeréis; para el auxilio de toda alma sobre la Tierra, mediante vuestra humana palabra. Puesto que entonces, más solo entonces, UNO  conmigo, con el Altísimo y con el Padre seréis.

Puesto que verdadera comunión con todos vosotros pretendo hacer, ya que a pesar de entre tinieblas vivir, mi palabra siempre atesorasteis muy bien, y transmitisteis lo esencial de mi Divina Ciencia, citando a los fieles mi Divino Verbo, al pié de la letra también.

Ya que lo que yo traigo, es una verdad que a la venta no está, y Ella Una y Divina es, y negociarse no se puede. Y nadie puede reproducirla sin tacha ni deformación. Porque cuando un hombre habla, habla su corazón. Y cuando el corazón torcido está, torcida por su boca la palabra sale.

Y es que aquí no estaríais si vuestros corazones no estuvieran torcidos. Sino que viviríais como alados conmigo y con mis ángeles en el cielo, donde cada uno en su perfección, es Uno con el UNO SANTO Dios.

Y sobre la faz de la Tierra no debe haber hombre, que se abogue el título de poder hablar en mi nombre. Ya que desde este momento, mi ausencia aquí será eterna, puesto que nunca más volveré a morir en el cielo, para renacer entre vosotros y venir a salvaros con mi Divina Inteligencia.

Así que de aquí en más, de vuestros propios actos, de vuestros ecosistemas, de vuestras instituciones, y de vuestras libertades y leyes responsables os haréis; más sin vuestros pecados, en el altar de mi amoroso sacrificio, volver a escudar. Y mi Padre le dará según su juicio a cada hombre, y el UNO SANTO os dará felicidad según vuestro corazón. Más Luz del Cielo como yo les traigo, jamás volveréis a recibir en esta bendita Tierra y ya os expliqué la razón.

Por eso se os adelantó; durante siglos, y de múltiples maneras; que este día, el del Juicio Final sería. Así que de mí, tan solo les quedará este libro, y lo que dijeron otros de mí. Y así conforme a vuestro corazón y entendimiento elegiréis.

Más si salvaros queréis, del dolor que purga el alma en el cielo; mejor recurrir a un psicoanalista que os permita analizar vuestras preocupaciones, tormentos y tendencias sexuales, que orar incansablemente para ganar un favor de Dios que jamás os llegará.

Puesto que Dios no busca vuestra infelicidad, ni vuestro celibato, ni vuestro sacrificio, ni que con mi cruz carguéis; sino más bien una salud mental sin tacha que nunca tuvisteis, pero que por las buenas o por las malas algún día llegaréis a tener.

PALABRA DE DIOS.

 

Iglesia Ortodoxa

Vuestra llamada Iglesia Católica Ortodoxa, entre otros Kioscos, incluye a las históricas iglesias Griega, la Ortodoxa Rusa, las Orientales Ortodoxas y la Iglesia Asiria Oriental. Con un rebaño que de pastorearlo bien y juntarlo todo bajo un mismo cerco, más de 240 millones de ovejas tendrá; miembros bautizados con esa agua que con solo soplar mágicamente la bendicen y le otorga a todo fiel el derecho a en mi nombre pecar.

Más su organización en gobiernos auto céfalos se basa, y al Igual que mi otra Iglesia, la autoridad de un falso Patriarca reconocen, de acuerdo al lugar donde vivan; y parece ser que, al Obispo de Roma, como Patriarca de Occidente siempre reconocerán.

Y vosotros, que de mi rebaño, importante redil sois, puesto que el buen pastor ninguna oveja pierde en su camino; leed lo que a los apostólico romanos dije, y a ellos uníos, ya que ovejas del mismo redil sois. Y practicad lo que a ellos profesé sublime, divina y tiernamente; y algún día salvos seréis, y mi amor y poder, por vuestra garganta desde el Altísimo hacia vuestra Tierra haréis descender.

PALABRA DE DIOS.

 

Iglesias Protestantes

Se definen como protestantes Kioscos, todos mis cristianos grupos que de la Iglesia Católica Apostólica Romana alejados se vieron por la UNA y SANTA Reforma Protestante del siglo XVI.

Más numerosas denominaciones y doctrinas tenéis; como el anglicanismo, luteranismo, anabaptismo y calvinismo, entre otras más; ya que por ser todas diferentes tipos de revolucionarias ideologías, nunca terminaron por ponerse de acuerdo en quien debía ser el Nuevo Líder o Traidor.

Y vuestros cultos, tan diferentes modalidades adquirieron, aunque compartan la Biblia y la importancia de mi Divina Palabra; que ni siquiera yo podría juntaros a todos en misma mesa para una última cena con vosotros tener. Ya que muy celosos de vuestras inmaduras verdades hasta que volváis a mi Camino seréis.

Más vuestros sacramentos compartirlos soléis; puesto que son mi bautismo y Cena Santa; aunque, según vuestras distintas doctrinas, según de qué Kiosco se trate, diversas interpretaciones extraéis.

Para todos vosotros, así como hice con la Iglesia UNA, con la que pretendo a fundirse volváis, lo mismo os señalaré. Más os señalaré que el Bautismo un fenómeno delirante fue, de un hombre que por voces del Cielo escuchar, de mi venida sabía y a los gritos desesperadamente no la cesaba de aclamar. Tanto que un día pase en su derredor y al escuchar sus gritos, mi humanidad le acerque para consolarlo intentar.

Más al encontrarme frente a tremendo y naturalista sauna de gentes y a uno gritándome, aunque yo ya lo sabía, que hijo de Dios era yo. Entonces decidí yo también en el rio un baño tomar. Más como superior el me creía aunque yo para nada lo fuese, el no quería que yo en agua manchada de pecado me fuera a bañar.

Entonces yo me dije, “este tipo está loco”, y decidí convencerlo según su delirio para que el me dejase sacarme el calor. Y como su delirio se basaba en que bañando a la gente limpios los hacía a los ojos de Dios, es que yo le dije límpiame a mí también que traigo sucia mi túnica, y esto no debe ser bueno para el Señor. Más tomose mi cabeza de tal forma y como si se tratase de un títere me hundió, que yo me dije: “no podré yo bañarme dos veces en este mismo río no”.

Así como cuando por hospicio Psiquiátrico camino, puesto que Analista soy, como Jesús sin conocerme todos me aclaman, puesto que desde el cielo la sagrada advertencia les baja en forma de voz. Para que hacia mí se imanten e intenten hablarme, ya que solo yo puedo leer la verdad de sus almas, sin que sientan el desprecio de los Galenos Hipocráticos, que más bien Hipócritas son.

Más como el bautismo, voluntad de mi Padre SANTO era; solo para que si bien ni limpios ni puros, al menos bañados y con buen aroma me recibáis. Es que me envió a mi hermana Cristo en ese momento, quien cual alado y dorado descendió ser sobre mis hombros para que toda la multitud la viera y dijese: este algo de divino se trae.

Y aunque feliz de reencontrarme con mi hermana yo fui, nunca más volví a ese río a bañarme; por hallarse este siempre lleno de locos, esperando que ángeles caigan sobre sus cabezas, y los puedan bendecir.

Luego los testigos rumorearon su versión sobre el asunto, ya que yo solo os hablé de la UNA Verdad; y los evangelios por mí no fueron escritos, más vosotros en delirios creísteis, ya que el espíritu de Dios ella no era, sino mi hermana Cristo era que en el cielo siempre vivirá. Ya que Dios es UNO y tan absoluto en su omnipresencia, que no importa hacia donde uno mire, el verdadero espíritu de Dios uno viendo estará.

O acaso Jesucristo alma alguna durante su ministerio bautizó jamás. Más bien lavaba los pies a mis amigos para que no hedieran, ya que muy rústicos en el desierto los judíos eran miles de años ha. Ya que el verdadero bautismo es, y será por siempre, bañar con la Luz del Entendimiento el corazón del hermano con Verdadera y Amorosa razón.

Así que dejad de molestar las cabezas de mis niños con esa agua de grifo parloteada, para permitirles en mi nombre pecar; ya que esto es amargo disgusto para el Altísimo, puesto que ellos se ponen a llorar. Mejor corred con ellos alegremente bajo la lluvia sin paraguas alguno, para que mayor felicidad y grandilocuencia experimenten y divina gracia desde el cielo hacia vosotros descenderá.

Ya que si le señaláis que es el SANTO Padre quien la lluvia desde el cielo en forma de chispas divinas les trae, su corazón llenaréis de verdadero gozo, e incendiaréis su alma con el imperecedero fuego de la llama del Amor; de sentirse por Él, continuamente acompañados dentro de su corazón.

Y aunque por oscura senda caminen, a nada temerán; ya que sentirán la verdad de que, hasta el suelo más injusta y tiránicamente expropiado, propiedad última del Señor es y será; y que su protección lo seguirá por siempre, como quien a su hijo dando sus primeros pedaleos en una bicicleta siempre mirará, en tanto justo y bondadoso a sus ojos el sea frente a los demás.

PALABRA DE DIOS.

 

Anglicanismo

La llamada Anglicana Comunión, compuesta está por diversas iglesias, derivadas todas ellas de la Reforma anglicana; como la Iglesia de Inglaterra o entre otros Kioscos la Episcopal. Más en muchos aspectos, representan una forma intermedia de organización eclesiástica entre la Iglesia Romana y las protestantes de Europa; y, solo por ello se clasifican como ovejas de otro rebaño, cuanta hermandad.

Más, así como vuestro impulso, de la SANTA necesidad del divorcio surge, y solo por ello mi Divino respeto siempre merecerán; ya que mucha valentía había otrora que tener en las venas, cual jugo de tomate frio, para a la Delirante interpretación de la voluntad Divina que el Patriarca de Roma hacía, enfrentar.

Más herederas también sois, de la loca voluntad asesina de un Rey, que de poder embriagado, a diestra y siniestra solo quería matar y subyugar; sin que ningún papa le opusiera peros ni diezmos, y esto que en vuestra historia descripto está, es purísima Verdad.

Así que volved vuestro divino rostro al rebaño UNO, ya que me propuse no irme de la Tierra, hasta haber al menos a todos mis cristianos unidos volver a ver. Y eso que con ningún ábaco, podéis calcular la urgencia con la que mis Ángeles desde el Cielo me aclaman; tanto que periódicamente me envían a alguno, para intentar convencerme de que rápido en la Tierra a mi deber de su final, y así vuelva con ellos a mí verdadero Reino Celestial.

Puesto que nunca olvidan la perfección y destreza con la que yo disecciono la vida a través de mi lengua; que espada de Doble Filo es, cada vez que de mi Padre recibo alguna encomendación. Puesto que de su perfecto Amor mi Inteligencia Superior ha nacido, y como su Sagrado Instrumento a sus pies siempre la ofrendo; para que Él la utilice según su razón.

Por ello mi faz rodeada por un halo de Luz siempre veis. Ya que Él mi mente inspira y profundamente penetra haciéndonos UNO en Dios. Más bien sabe que es a través de mi Divino verbo, que a Él todo corazón le comprende; puesto que solo la belleza infinita de mi música, siempre es la que termina rasgando las almas para que su Sabiduría Gobierne.

Puesto que mi Maestría sobre la humana alma tan perfecta es, y UNA con el Altísimo es, que como peste a todos los rincones del Cosmos se transmite; que hasta los Astros Solares por mí demandan, para que otras tierras menos perversas, pero igualmente necesitadas de Luz Divina visite.

Por ello, junto a Cristo y a Yahveh, que es vuestro Espíritu Santo; en todo lo ancho del Universo, LA SAGRADA FAMILIA nos llaman. Ya que del UNO SANTO, en toda su omnipresencia, su Luz más Divina somos; y desde todos los rincones del Cosmos, nuestra Divina Ciencia se aclama, y a todo nuestros hermanos “Cátedra les” llevamos.

PALABRA DE DIOS.

 

Iglesias Pentecostales

Pertenecen a esta “de NO mi nación”, una serie de independientes Kioscos y grupos de pastores del ámbito evangélico surgidos. Los cuales especial importancia dan, en sus celebraciones religiosas, a su intensidad; en las que suelen incluir espectaculares curaciones milagrosas, estados de éxtasis o mágicos dones, para que sus fieles potente limosna entreguen, que las más de las veces sobre los pobres derrama ningún trozo de pan.

Más potente es el diezmo porque a la verdadera acción de mi persona Jesucristo y a la imperecedera presencia del Espíritu Santo, es que sus fieles a tanta magia atribuyen, puesto ingenuos son. Más aunque de locos os tachen, sabed pues que para la Sagrada Familia ningunos locos sino más bien excelentes comerciantes sois.

Puesto que rápido descubristeis que los pueblos gentiles no buscan al Verdadero Dios, sino poderes que riquezas les proporcionen y hasta quizás un poco de cariño y amor. Que rápidamente hallasteis la manera de cruzar mi poderosa palabra con la magia y el hipnotismo, como si de un

cruce genético se tratase para hacer nacer no sé que Vivo Dios.

Porque ¿conocéis o sabéis de algún Dios que haya muerto? Puesto que si yo soy el vivo y el UNO está muerto solo porque no lo veis, el universo simplemente se desintegraría en el aire y el TODO se desintegraría y el Divino orden podría desaparecer.

Así que si conocéis de noticia o profecía sobre semejante catástrofe, avisadme antes pues, para que pueda hacer mis maletas e intentar meterme por uno de esos agujeros de gusano que a universos paralelos llevan, que vuestra altísima e iluminada ciencia intuye ver. Puesto que solo eso son: universos ¡para lelos! Que al ancho cielo miran, pero con la perspectiva de un gusano que solo ver pueden sus propios pies.

Así como intentan calcular la Perfección del Divino DIOS UNO SANTO según materias y fuerzas oscuras también. Más esto solo es porque nuestro SANTO PADRE, oscuro ante sus ojos quiere aparecer. Ya que tantas habladurías emergen sobre su persona aquí en la Tierra, que Él esconder su verdadera faz a los hombres siempre deberá, a fin de que perseguidos por falsos dogmas no os sintáis.

Más, aunque hayáis convertido al Dios verdadero, en verdadero negocio; siempre contaréis con nuestro infinito amor y así nuestra divina compañía siempre sentiréis. Ya que a quien nuestros nombres invoca con verdadero amor, el Altísimo, con nuestro gozo y alegría su corazón llena de felicidad.

Más para ganaros perdón y verdadero respeto de vuestra Sagrada Familia, antes de hablar, al menos la biblia leed bien. Puesto que como fanáticos gentiles os comportáis. Prueba de que no habéis leído todo el Santo Libro de pe a pa. O mucha atención no le habéis prestado, y quizás debido a mi culpa, puesto que solo invocando nuestros nombres ya erigías fuerte Kiosco, aunque oscurezcáis la Verdad.

Puesto que no habéis entendido bien como se entromete mi Divino Verbo dentro de Ella, como si de una balanza se tratase para partirla en dos; dejando de un lado al falso Dios persecutorio de los Judíos, repleto de magia y favores, y de otro lado a la verdad de un Amor que exigía solo respeto al prójimo y compasión Clavándome como una espada de doble filo, sobre las algunas prácticas y falsas creencias que el antiguo testamento promovió.

Puesto que prohibido les dejaré, si mi amor pretendéis, vender ídolos u objetos que de milagrosos nada tienen y bien la sabéis. Puesto que si luz tan clara y fuerte recibís de vuestra Sagrada Familia; esto solo es porque, toda ella, se sabe UNA con el Altísimo UNO SANTO, Señor de todo el Universo; ya que solo Él, verdadero milagro de vida es.

Así que sí riquezas para alcanzar vuestro pan y erigir vuestros templos buscáis, jamás volváis a negociar con mentiras ni falsos espejismos, y al mismo tiempo a vosotros cristianos llamar. Sino más bien a vuestros fieles llamadlos, a unirse con el verdadero UNO SANTO, y esto verdadera paz os traerá.

Ya que dentro de todos nuestros corazones anida, y como inagotable fuente, amor y felicidad incansablemente nos trae. Pues recordad siempre que la humanidad son solo diminutas partículas, que Él con todo su Divino Amor, verdadera vida da; y para ellos cuerpos, almas y mundos Él crea y por siempre sostendrá.

Y si con el rebaño UNO de cristianos os queréis llegar algún día juntar, dejad antes esas prácticas cuasi mafiosas; metiendo dineros en oscuras bolsas, que nunca a destino prometido van a parar.

Sed pues sinceros y nobles a la hora de ajustar cuentas con vuestros feligreses, ya que solo leyéndome a mí, hallaréis la manera de que vuestro Kiosco sea noble, y a la vez atractivo negocio y ya lo verás. Puesto que pueden vender buen auxilio, en tanto practiquen la atenta pero silenciosa escucha, hacia el que sufre sin sentido. Y así perdonados seráis.

PALABRA DE DIOS.

 

Restauracionistas

Vosotros en vuestros corazones, altos y nobles ideales lleváis, puesto que a recuperar un cierto estado de pureza que el cristianismo ha perdido entre tantos dogmas patriarcales siempre aspiráis. Y en vuestras puertas de la reforma iniciada por Martín Lutero su espada flameante siempre Dios pondrá.

Ya que deteriorada se hallaba mi doctrina por tanta guerra suicida y el largo histórico devenir. Por lo que siempre intentasteis restaurarla, intentando el modelo de mis primeros discípulos seguir. Ya que teléfono descompuesto ha sido esto, por corazones torcidos, de boca en boca Palabra Divina pasar.

De suerte que esta vez mi Padre, dejaros al menos un libro me permitió. Para que a través de éste, puedais restaurarlo todo de nuevo; y hasta quizás volveros verdaderos Ana Listas de la Una Verdad. Ya que para progresar hacia ella antes, hundiros en la historia debisteis. Más ahora podréis modernizaros mirando hacia el futuro, sin temor a mi Divina Palabra erosionar.

Mantened siempre la interpretación directa de la Biblia, dejando de lado los falsos dogmas que la Iglesia Romana estableció. Más hurgad bien en las librerías, que permiso de mi Padre mediante, quizá les deje algún otro libro sobre Ciencia Divina y la Una Verdad.

Y puesto que personas de agudo raciocinio sois, seguro estoy, de que gustareis más de mi próximo regalo que de mi Juicio Final. Más todo dependerá del Padre, según mi rebaño responda ante tanta Verdad. Ya que él no permitirá que yo les vierta ninguna Ciencia con mi Divino Verbo, antes de que los desviados no se cambien esos vetustos vestidos de magos, y seguro está de que tarde o temprano se arrepentirán.

Puesto que si mi rebaño en mi no cree y mi palabra no reconoce, la Tierra para siempre me perderá. Triste quedaré yo, que por la sola atenta escucha de uno, derramaría mis horas para sobre vuestro destino disertar.

Ya que el verdadero Bien es la riqueza del Tiempo, que la Divina Justicia de mi Padre siempre acelerará. Más natural proceso evolutivo todo siempre siendo seguirá. Para que dejéis de ver entre tinieblas, y que ninguno es mejor ni más lindo aprendáis. Y cuando alguna oveja se aleje a pastar a otros campos llenos de espinos, siempre sé que a mi Reino volverá; en donde crece y se alimenta del sabroso fruto Divino de la Verdad, del Amor y de la Paz.

PALABRA DE DIOS.

 

Rosacruces

Las enseñanzas Rosacruces más que un caldo de delirios megalomaníacos y alucinatorios no son, y como ideología a todo tipo de racismo étnico y religioso sirvió; tanto que hasta en la base ideológica del nazismo las encontraréis, y en algún que otro caldo de letras perdido, que muchas guerras creó.

Ya que la delirante pero misteriosa convicción estos tenían, por ser legos rosacruces, de que al matar judíos, estos como cristianos irían a reencarnar. Por lo que sus crímenes se justificaban como un bien hacia el prójimo, y no como vengativa crueldad.

Y es que en la historia de vuestras creencias mistéricas, vergüenza no hay, ni en aberraciones ni locura escatimarán. Que si de reseñarlas una por una a todas me propusiera, no habría volumen que las contenga dentro de un libro jamás.

Ya que para vosotros Dios es un mundo, repleto de espejos de formas geométricas. Más la clarividencia es una alucinación, y ninguna memoria en lo Real de la naturaleza a la que podáis acceder hay. Puesto que os enseñare el libro de la vida solo se atesora, en la mente del UNO SANTO y así por siempre será.

Al que no podréis ver bien porque vosotros estáis escondidos, pidiendo suculentas sumas, a quien quiera su oído acercar. Más de suerte o por voluntad del UNO, es mejor que así haya sido, ya que teorizáis sobre tantos dioses inexistentes, que os habéis perdido y ya no sabéis donde parados estáis.

Así que si una rosa en vuestra cruz queréis ver nacer de verdad; usad un consolador, y abandonad el puritanismo. Ya que vuestro punto G tiene derechos, que no debéis resignar, puesto que muchos de vosotros sois ahora Rosas impuras y pero algún día Marías seréis.

Ya que nada hay más puro que el sexo aquí en esta Tierra, ya que con deseo genuino lo practicáis. Y es detrás de esa Verdad UNA, que al Dios por mi defendido siempre hallaréis.

Mientras que en el restaurante del amor unos atienden más la calidad y el ancho del bife, otras lo ancho de la propina siempre mirarán. Fundando vuestros matrimonios, en los intereses de vuestras castas perdidas, y no en el verdadero Amor.

Por eso vuestra belleza siempre se verá atada al brillo comercial; ya que es el poderoso el que elije la mejor prostituta con la que poderse aparear. Tal como en los animales. Poder y belleza exterior en vuestra Tierra se funden; que tras las oscuras leyes de la genética, mi Padre organiza todo para que tras los cuerpos a vuestros ojos más bellos, siempre halléis a los corazones más peligrosos con tendencias hacia la infidelidad. Ya que como ni el corazón ni el alma les puedes ver, el amor verdadero entre tus manos siempre se esfumará.

Y así llegáis a ser tan infelices, que el día que os dais cuenta que vuestro cálculo amoroso tan conveniente, delante de cada dama que pasa caminando se esfuma, solo vais y pedís divorcio, para con puros desconocidos a tener sexo sin ataduras podáis empezar.

Así que mi palabra escuchad y mis evangelios al pié de la letra leed, a fin de que no os perdáis nuevamente, y alguna que otra catástrofe social provocando terminéis. Puesto que quien mi Palabra Divina utiliza, aunque la disfrace de magia, cierto poder experimentará; aunque este terrible desvío, al más oscuro de los infiernos lo pueda llevar.

Abandonad pues vuestras vetustas y medievales convicciones, reseñadas por brujas y madamas. Y regresad a mi rebaño; ya que en el cielo también para los extraviados habrá lugar. Porque mientras que al pie de la letra, respetéis todos mis dichos, descubriréis que estos siempre son modernos, y que siempre será Divina la genuina Verdad.

Y sabed pues que el UNO SANTO emanado de ningún OTRO absoluto es; y cuando intentáis negaros el gozo para su gracia experimentar Él siempre reirá; y es en esa felicidad autosuficiente que Él fundamenta hacia los hombres su eterno Perdón.

PALABRA DE DIOS.

 

Masonería

Lo mismo repetiría a los masones, más algunos de estos mucho menos piadosos son. Así que esos leed el apartado sobre satanismo, ya que aunque ovejas del rebaño cristiano, del rebaño perdido más bien sois.

Y puesto que ovejas descarriadas sois; el Supremo Arquitecto ante mí no os ha defendido. Ya que aborrece vuestras prácticas y vuestros prejuicios, justamente aquel al que secretamente adoráis.

Ya que Él el mundo en vuestras manos jamás dejará. Y si queréis escuchar las primeras palabras que el UNO SANTO vino a decirme en esta vida; estas fueron, que en vez de masón, el más bien pretendía más off.

Solo para que yo interpretase y junto a él riese yo. Ya que sabía que arduo camino me esperaba para intentar conmover vuestros retorcidos corazones de tanta secreta sociedad. Para intentar que se os caiga algo de amor, sobre el resto del mundo olvidado, que aunque no lo creáis, también vuestros hermanos son.

Porque empezasteis por guardar los secretos de vuestro Kiosco inmobiliario, para que solo vosotros y vuestros amigos más cercanos en el rubro pudierais trabajar; más esos altísimos ideales mercantilistas, atrajo hacia vosotros todo tipo de extravío mayor.

Temible secreto exhalaba este perverso mundo. Aún antes de que yo haya nacido. Así, sobre vuestros horizontes perdidos, el yugo de mi juicio caerá. Más antes tuvisteis que reuniros secretamente para no ser muertos por crueles asesinos; porque los católicos de entonces, en locos más locos que vosotros se habían convertido ya.

Más ahora es tal la madeja, de secretos en la que estáis atrapados, que terminaréis por crear otro grado superior, y por llamarlo el ahorcado terminaréis. Ya que cada vez que oléis democracia, e igualdad entre vuestras filas; os inventáis otros tantos grados, para diferenciaros y hallar algún signo de distinción.

Ya que como os dije algunos de vosotros os seguís inventando excusas para seguir creando grados vacios de sentido, que, habiendo dado tantas vueltas al círculo, terminaréis en un espiral de locura sin final. Puesto que en lugar de trabajar por vuestros ideales de Libertad, Igualdad y Fraternidad con los que otrora habéis vencido, ahora os dedicáis a establecer sombríos poderes, en donde secretamente temibles destinos tramáis.

Por eso si analizáis la G, que representa God (Dios) y Dog (perro) como vuestro espejismo; ya que a los ojos de vuestro Señor, robáis comida con astucia, y la escondéis cuando creéis que no os miro yo.

Y tanto es así que, como si de aborígenes se tratara, hasta falsos ídolos adoráis; ya que vuestro Hiram Abiff al que tanto admiráis, solo por ambición murió, ya que enseñar a montar piedra sobre piedra a unos pobres hambrientos no enseñó; ya que en su secreto, es que el hallaba el crecimiento de su Kiosco, en tanto empresario de la construcción.

Fue por su egoísmo que vosotros sabéis que al fuego del metal fundido fue, para poder después algún día a la Tierra poder regresar. Y eso no fue ningún ascenso divino, sino más bien su caída en el más terrible de los infiernos que hay. Ya que Dios semejante egoísmo y ambición no tolerará jamás. Así como se ríe con lujuria cuando a delirar acerca del mundo y de los cielos os reunís, creyendo que sois los únicos hijos verdaderos de Dios.

Por eso mi Padre os sitúa a medio camino entre judaísmo y cristianismo. Puesto que gozar ya queréis, y ya nada ofrecéis en el altar, más que vuestra salud mental que se desvía, para saciar el hambre de ese terrible Dios castigador de los Judíos; más vuestra vida puro negocio es.

Ya que hasta vuestra propia hermandad, no la fundáis más que en la ambición de conocer gente de buena económica posición. Y solo por ello, cualquier tipo de rito atroz soportáis bajo juramento de muerte, cual lame botas donde por “perversas mentes” torturados sois.

Por ello vuestra sagrada comunión es el egoísmo y la desenfrenada ambición; y es eso lo que os permite reuniros entre cristianos, judíos, musulmanes, gnósticos o ateos, mientras dinero tengan estos; ya que cualquier Kiosco les parece interesante en tanto pueda llegar a convenirles su amistad para así hacia vosotros más riquezas atraer.

Puesto que algunos de vosotros sois verdaderos Magnetos, ya que solo ansiáis poder para que los metales preciosos vengan a ustedes usando cualquier mágica fuerza o poder que al alcance de vuestros delirios esté.

Ya que amor del cielo no recibís ni recibiréis, y con algo vuestras vacías vidas debéis llenar. Puesto que Libertad no tenéis, ya que de una inmensidad de secretos y estrictas normas presos sois; Igualdad, ya que superiores os sentís al resto de los hombres no buscáis; y la Fraternidad no la practicáis, ya que de vuestros bolsillos bien cocidos, ninguna moneda cae sobre mesa de pobre alguno ni migaja de pan.

Así que empezad a juntaros más para pensar como salvaros del imperecedero infierno, que, para gentes de tan vacíos ideales y tan altas ambiciones, el siempre ahí estará. Que de tener que llevarme alguna muestra de vida que represente a esta perversa Tierra, para mostrarla en algún otro Astro, sin lugar a dudas, de entre vuestras filas, alguno caería en el tubo de ensayos del Altísimo Dios.

Por eso os cayó tan bien la alquimia que en oro transforma hasta los plomos más pesados que vosotros sois; puesto que lo que pareciera que buscáis, es llegar a tener un cuerpo formado por oro macizo, o mejor dicho nazismo.

Así que dedicad más tiempo a vuestras familias, en vez de ir como perros atados con correa de reunión secreta, en secreta reunión. Puesto que más que discretos, discreto es el tiempo y amor que os queda y a vuestros hijos dais.

Y eso perdón en vuestro Divino Arquitecto no encontrará. Ya que Él Arquitecto no es. Puesto que el secreto espejo de vuestros negocios solo halláis en su faz. Ya que Dios, todas las ciencias creó, incluso antes de despertar a su primer hijo. Puesto que Dios tan solo ciencia no es; sino SANTO AMOR.

Y la ciencia, tan solo una parte es, del esfuerzo que realiza en su eternidad, para repartir ecuánicamente en su perfección, amor a TODOS sus hijos por igual. Repartiendo felicidad y castigo según cada corazón.

Y pues como siempre me dijo mi Padre, verdaderos malos en tu rebaño nunca hubo ni habrá. Porque si alguna oveja se me descarrió, a mi rebaño volver siempre podrá. Así que haced de nuevo las cuentas que os llevaron a tan extraño extravío, y veréis que mejor ser pobre, que pecar de tanto egoísmo.

Así que dejad de pulir la Roca, pulid mejor vuestro corazón que es la verdadera vida; y con auténtica caridad, ayudad los más desfavorecidos. Puesto que vuestro corazón es lo que el Altísimo examina cuando llegáis a vuestro destino, y no los vestidos que usáis, para superiores sentiros. De otro modo y lamentablemente, en oscuros guetos iréis a nacer; ya que con vuestras riquezas presentes, exterminarlos podéis.

Y si guerras buscáis, probad de mi lengua de doble filo. Y así sabréis que esto es Palabra de Dios. Sacad a la luz pues todos vuestros secretos, ya que delante del Altísimo, secretos no hay. Puesto que si pretendéis ser iluminados, primero debéis abandonar vuestro oscurantismo rapaz.

Ya que si sois secretos o discretos da igual, ya que vuestro verdadero secreto es que nada verdaderamente valioso atesoráis.

PALABRA DE DIOS.

 

Islamismo

Abu l-Qasim Muhammad, Mahoma, es el verdadero "sello de los profetas";  por haber sido elegido por mi Padre como último de los mensajeros de Dios para poder alcanzar su meta. Para ello mi amado Arcángel Gabriel le recitó hermosos poemas que constituyen vuestro Corán (Al-Qur'ān, القران), para que predicase la palabra de Dios sobre la base de un estricto monoteísmo, que predecía el Día del Juicio Final.

Y es debido a su sagrada intervención que vuestro Islam me señala cual I'sa (Jesucristo) o Mahdi (Mesías), desde Egipto hasta Irán, como la que inauguraría una verdadera era de Justicia y de Paz

Y actualmente, importantes Shaykhs Sunnis os afirman que en la época de mi regreso ya estáis, y que seré quien guie a la Umma hacía el retorno a la profecía de Abu l-Qasim Muhammad.

Más castellanizando su nombre, la palabra Mahoma obtendréis; significando que MAdre HO MAdre por Mahdi e I'sa, al mismo tiempo tendréis. Ya que vuestra religión les fue regalada, a través del profeta, mediante la infinita sapiencia y perfecta poética de mí bien amado Gabriel. Para que llegado el día del Juicio Final, mi infinita sapiencia supierais leer.

Puesto que para que respetaras mi divina procedencia, sabía Dios que hermosos versos antes os debía llevar. Ya que al escuchar mi perfecta Música sabríais, que el que me envía no es otro que ALA.

Y lo sabréis verdadero y divino a mi Verbo que desde el Altísimo os hablará, ya que claramente se os ha señalado que el Mahdi una especial relación con los pobres tendrá. Más las verdaderas pobres son vuestras amadas e hijas que bajo perverso yugo pretendéis dominar; ya que en lugar de amor y libertad darles, sufriendo perversa clausura ellas están.

Por ello fue que Dios ante ustedes ALA=ALA se hizo llamar, para indicarles que como un espejo para el hombre el siempre se mostrará; para que desarrolléis libremente vuestros perversos dogmas y falsas creencias, puesto que también dentro del ISLAM=MAL SI hay.

Y si la verdadera faz de el Al-Dajjal (Anticristo) queréis observar, miradlo pues mirándoos a un espejo; ya que en este mundo nadie sufre como vuestras mujeres caminando por el desierto de lo Real.

Y comprended que es en la terrible relación de estricta e inapelable sumisión del hombre hacia ALA, que Dios os quiso sabiamente reflejar, que es la sumisión de la mujer hacia el hombre la verdadera causa de vuestro Juicio Final.

Quizá por ello en ninguna otra religión se ponga tan claramente de manifiesto la humillación como en vuestro Islam, obligándoles a arrodillarse ante Él para cinco veces al día orar sin parar.

Y esto se os ordenó que lo hicierais agachando bien la cabeza hacia el suelo para representar, que si pretendéis sodomizar a mujer alguna en su mundo, antes debéis ofrecer vuestro pecaminoso ano hacia el Altísimo ALA.

Por ello musulmanes viene de musulmín, que significa, “los que se rendirán”, y el sema “Islam” significa sumisión. Ya que en este prodigioso juego de espejos en el que se os ha manifestado ALA, es que yo luego vendría a presentarles su risa, que no es otra que la de mi poderosísimo hermano Jehová.

Más para traeros la verdad de UNO que de vosotros no ríe, sino que más bien enojado Él está, se os exigirá sin miramientos que os ordenéis según mi Divino Verbo para que el DIOS UNO SANTO os muestre su verdadera y amorosa faz.

Ya que solo es en el verdadero y amoroso respeto hacia la Libertad, que verdadera fidelidad en la mujer algún día hallaréis. Liberad pues a la mujer de la roca de la esclavitud, ya que hasta las habéis disfrazado de Meca, vistiéndolas a todas cual negro ataúd.

Y si bien Mahoma, un harén repleto de angelicales pero apasionadas féminas iguales a mi prometió, antes deberéis aprender a respetarlas a todas frente a los ojos de ALA. Y de cierto os dice vuestra I'sa, que vuestro ansiado Cielo mejor que cualquier harén es, más vuestros hombres antes serán duramente castigados si pretenden esclavizar a sus mujeres en Él.

Entonces, respecto de mi Divino Verbo UNO reflexionad, que os predice que si vuestra práctica de esclavitud hacia la mujer en amoroso respeto no transformáis, terminaréis por nacer como mujeres allí, y simples objetos de otro cruel hombre seréis.

Así que recordad antes de juzgar al resto del mundo como infiel, y en pueblo extranjero al Al-Dajjal (Anticristo) situar; que el verdadero DIOS UNO os dice que con la misma vara con la que medís el pecado del OTRO, con esa misma medida Él los castigará.

PALABRA DE DIOS.

.

Satanismo

9 Y fue lanzado fuera aquel enorme monstruo, la serpiente antigua, que se llama Diablo y Satanás, al seductor del mundo entero y a quien todo el mundo engaña; fue arrojado a la Tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.

APOCALIPSIS 1:8–20

Lo Diabólico proviene del sema diábolo, que significa “lo que separa”. Y no se opone a Dios, que todo lo contiene y lo comprende, sino que se opone a lo Simbólico, que proviene del sema símbolo, que significa “lo que une”. Y ambas fuerzas pertenecen en esta labor de daros conciencia a Dios.

Vosotros que adoráis a Lucifer sepáis que significa Luz y Fer. Símbolo de mi unión al Padre, en donde el Padre es la Luz, y Fer es el nombre de mi actual encarnación. Así como la unión de Jesús con Cristo, el Arcángel alado que se poso sobre mí, Jesucristo, durante mi bautismo, como en la historia se inscribió.

Puesto que muy torpes sois, y mi Padre, previendo mi futura encarnación y su venida a la Tierra, quiso inscribirla como Lucifer. Y me ordenó ponerles esa trampa para que en la existencia del Diablo pudierais creer.

Porque pensadlo bien. No hay, ni podría haber Ángeles rebeldes, prueba de ello es que el hombre, por su rebeldía a Dios y su tendencia a la maldad, no pudo nacer en los mundos celestiales debido a las leyes que gobiernan esos mundos superiores. Así que el único rebelde es el Hombre hacia la ley de Dios.

Por ello si espejáis determinadas palabras, encontrareis el sello de mi Padre y su burla hacia vuestra maldad, para que veáis como un chiste su amor. Y es que la espera de un anticristo que desde el cielo baje, de todos los poderosos tan solo será la gran decepción. Puesto que anticristos solo vosotros sois. Y de hecho la Serpiente que esperáis que al mundo gobierne soy yo.

Y si analizáis bien la palabra demonios, mirándola en espejo veréis  “soi nome d” Padre. Que representa que, el desagradable trabajo que realizan los Ángeles al guiarlos a vosotros, por esos caminos que gustáis de elegir de conspiración contra la humanidad y perdición, solo en nombre del Padre se realizan por amor; ya que vosotros tan peligrosos sois para el Hombre, que vuestra posibilidad de vida está bajo su entero dominio y responsabilidad. Puesto que Él, verdadero Amor es, y en el raciocinio del hombre confía. Puesto que poco puede esperar de vuestro corazón.

Al igual que Satanás, palabra que al espejarla obtendréis “sanatas”, que significa “mentiras”; otra burla de mi padre, para demostraros quien es el maestro del tiempo, el ojo que todo lo ve. Que es Él quien gobierna el mundo y no vos, y que si tenéis poder en esta vida, es solo porque él os ha elegido, por única vez, para depositaros al borde de un abismo que lleva al infierno del dolor.

Puesto que vuestro poder y riquezas, aunque gracia divina parezca, pesada carga es. Ya que os vuelve responsables por todos los males que aquejan al mundo a su vez. Y a su tiempo, en el cielo sufriréis toda el hambre y dolor que no asististeis ni auxiliasteis en la Tierra también.

No creeréis que Jesús creía en demonios. El simplemente les ordenaba a los Ángeles que dejaran en paz a las personas; ya que conocía estos secretos, más hasta su segundo advenimiento a la Tierra no los podía revelar. De hecho fue mi Padre quién me ordenó fortalecer vuestra creencia en el Diablo, y por ello en los evangelios podéis leer:

 

Y Jesús les dijo: “Yo veía a Satanás caer como un rayo desde lo alto del cielo”.

LUCAS 10:7–22

Pensáis que yo no sabía de qué se trataba, cuando yo dialogaba cada vez que venía a visitarme con él. Y es que solo el Padre viaja como un rayo brillante de luz, que al trasladarse se le observa como un rayo incandescente de luz. De hecho el Padre es el haz de luz que rodea en toda vuestra iconografía a Jesús.

Por ello el Diablo dice ser el amo del Universo. Y es quien controla  a políticos, senadores, embajadores, agentes de bolsa y hasta empresarios importantes; dándoles todo lo que ambicionan; vicios, placeres, depravación, lujuria, gula, ambición, riqueza, exuberancia en sus posesiones y poder, pero eso sí, a cambio de que su alma vaya al infierno después.

Así, edad tras edad ha alimentado todos los apetitos de algunos hombres, todas sus sensaciones, todas sus ansias y todos sus placeres prohibidos. ¡De hecho en la Tierra Lucifer es un humanista que al hombre nunca juzgó! Puesto que el Padre busca vuestra caída en el pecado, para que sea en el cielo, y mediante el castigo Divino y la dolorosa purificación del alma, que al ritmo de vuestros hermanos menos ambiciosos y que tienen por naturaleza más noble corazón, de una vez por todas evolucionéis.

Más yo mismo os advierto en la Biblia sobre el demonio que lleváis dentro:

 

“Mirad que yo os envío cual ovejas en medio de lobos; sed pues  prudentes como serpientes más sencillos como palomas.”

MATEO 10:6–24

Puesto que el Lobo no es otra cosa que la tentación en medio de vuestra tendencia hacia el egoísmo, la violencia y la maldad. La cual es tan grande que, si se os cayera un trozo de pan entre los pobres, os lamentarías a perpetuidad.

Por ello las Escrituras lo mencionan como Heylel, el Portador de la Luz, Luz Divina o en su versión latinizada Lucifer. Y en su versión griega lo encontramos como Prometeo, quien descendió desde el Olimpo para llevarles a los hombres el Fuego de la Divinidad. Que se develaría en mi séptima, serpentina y última encarnación en la Tierra, como el pacto secreto entre el Padre y quien les habla, Ana, por amor a la humanidad; para hacer descender el Reino de los cielos a la Tierra, y que “nazca” entre los hombres la paz.

Y respecto de “nazca” otro misterio os develaré. Si observarais bien estas líneas, veríais primero el Ave Fénix, que es mi espíritu renaciendo continuamente del fuego de la muerte. Una segunda Ave en cuyas manos falta un dedo, es decir, uno de sus hijos, el cual entrega periódicamente a la humanidad para su salvación.

La Ballena, que gobierna pacíficamente los mares, así como mi Padre gobierna los Cielos y la Tierra. Un Mono que se transforma en otra figura con forma Humana, que representa vuestra evolución. Un astronauta que marcaría la hora de mi regreso. La serpiente que los lleva al conocimiento. Y una Araña que teje su trampa final para a los infieles en su telaraña de misterios hacer enredar y caer.

Y para probar que Satanás no es más que el reverso del Padre, recordad pues que las escrituras lo señalan como el ángel más noble y poderoso de todos. Y a él se le atribuyen las melodías cósmicas más hermosas que alababan a Dios, ubicándoselo como el director de la corte angélica que al Altísimo rodeó.

Ya que la creación de la Tierra y el sistema de evolución del Hombre que mi Padre diseño, son una anomalía en el Universo que nuestro Dios más supremo siempre admiró. Por ello se señala que Lucifer pretendió igualar a Dios con su astucia, y que a la Tierra fue obligado a descender.

Y es que el Padre o su reverso, Lucifer, seguido por el resto de los Ángeles pronuncia en la historia del Cosmos el primer No. Y su acto de rebeldía se limita a esta magnífica decisión épica: decirle No por amor al hombre a las leyes de Dios, de Todo el Universo su Creador. Sólo él entre todos los ángeles, el más amado y hermoso, pudo emitir esa negativa rotunda; justamente por ser el más noble y el más inteligente de los ángeles, el que más cerca estaba de Dios, es decir, de la perfección.

Y mientras todas las huestes de seres del Universo señalaban que el hombre aún no podía nacer, por hallarse en él egoísmo y maldad; el Padre esquivó las leyes de Dios diseñando un plano de existencia novedoso y un plan de salvación, para que vosotros pudierais nacer y evolucionar, bajo la estricta custodia de cada una de las almas y su supervisión.

Pero sabed desde ya que, el abismo de la traición al hombre, la conspiración y el asesinato en el que os habéis instalado, lo cual demuestra vuestra insensibilidad frente al sufrimiento de vuestros hermanos, es la navaja con la que Dios afeitará vuestra conciencia social, a través de un indescriptible dolor.

Más siempre os quedará tiempo para el arrepentimiento y la toma de conciencia antes de la muerte. Siempre y cuando este sea sincero y vuestros errores enmendéis. Allí radica la fuente inagotable del perdón de vuestro Santo Padre.

Pero vuestra ambición ama el poder, la ostentación y la riqueza, y por ello, los misterios egipcios tanto adoráis, que buscando si fuisteis reyes o faraones vuestras vidas pasadas estudiáis. Que de ser verdad todos los delirios y tonterías mistéricas en las que creéis, la Tierra a pirámides podría apestar.

Más ese secreto que hasta el sueño les quita os develaré. Y es que el misterio que ocultan las pirámides no es otro que el de la esclavitud. Y ya visteis como el azote sobre el inocente verdaderas maravillas puede crear. Más a pesar de ello sentís esa tendencia a la autarquía, y vibráis en armonía con esa perversa verdad.

Por ello mi padre les hizo recordar mi sacrificio en la cruz. Solo para que sepáis que si unos cuantos hombres pueden provocar dolor y sufrimiento, hagáis bien en temer que el dolor puede llegar a ser indescriptible e insoportable mediante su Divino poder. Más los purifica y los deja como corderos a los pies del Señor. Por ello mi padre quiso que asociarais la remisión de los pecados con la crucifixión. De no ser por ello, que lógica le encontraríais a esta misteriosa asociación.

PALABRA DE DIOS.


 

Capítulo X

El Juicio a las Naciones

 

11 Yo soy el buen pastor: y el buen pastor su vida da por sus ovejas.

12 Mas el asalariado,… de quien no son propias las ovejas, ve al lobo que viene, y deja las ovejas, y huye, mientras el lobo las arrebata, y las esparce.

14 Yo soy el buen pastor; y conozco a mis ovejas, y las mías me reconocen con solo escuchar mi palabra divina.

15 Y así como el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; yo doy mi vida por mi rebaño, puesto que así él me enseño a amar.

16 También tengo otras ovejas que no son de este redil; más también me conviene traerlas, y oirán mi voz; para que haya un solo rebaño, y un solo pastor.

JUAN 10-11:16

Mi Padre me envía a la Tierra para educaros. Así llevó mi Luz a Oriente y luego a Occidente, tal como se comporta el astro Sol desde la perspectiva Terrestre. Para que supieras que si bien el sol ilumina vuestra Tierra y vuestras casas para que veáis las cosas materiales y no os perdáis; mi palabra ilumina vuestras almas para que veáis las cosas valiosas de la vida y en el infierno no caigáis.

Más su corazón le impedía, por sentir tanto amor hacia su hija, matar mi divinidad constantemente, para que volviera a nacer continuamente entre vosotros, una y otra vez, a fin de que la libertad y el poder que les dio sobre la Tierra, no fuera signo de vuestra propia autodestrucción.

Para ello diseño un plan vital de desarrollo para cada ser y especie de la Tierra, y un plan de salvación para el hombre. Ya que si hubieseis sido abandonados a vuestras pasiones, egoísmo y ambición; os hubierais visto diezmados por cataclismos sociales y ecológicos continuamente, hasta llegar al punto límite del auto exterminio.

Y como ningún creador que puede ver el futuro desea que su obra se autodestruya, su plan de salvación debía contar con mi auxilio, ya que por Ley de Dios, yo era de entre sus ayudantes, el único ser Divino capaz de reencarnar en la Tierra.

Ya que ningún angel había atravesado la evolución a través del mundo físico, y sus fuerzas nunca habían sido dirigidas hacia la construcción de cuerpo físico alguno; ya que ellos habían evolucionado mucho antes que vosotros, en mundos constituidos por materiales Divinos, y no en la realidad última de la materia en la que vosotros habitáis. El desierto de lo Real en el que vosotros temporalmente habitáis.

Fue así que incluso antes de darle forma a la Tierra, ya había para salvaros pero intentando sacrificarme la menor cantidad de veces posibles, ideado un plan. Puesto que mientras vosotros nacéis para poder vivir, yo debo morir para poder entre vosotros manifestarme y nacer. De lo contrario solo escucharíais voces en vuestra conciencia, más no podríais ver en el plano Físico ningún Divino ser, que les trajera la palabra Divina, y les probara la existencia de Dios. Palabra que pudiera enseñaros acerca del amor y guiaros según vuestras culturas de cada época y posibilidades de intelección.

Y de cierto os digo que con tan solo siete encarnaciones de mi persona en la Tierra, Él calculó que podría brindaros de la vida un marco de suficiente comprensión, para que no perezca su obra en un desastre nuclear; y para que muchos de vosotros pudierais eludir el doloroso proceso que otros muchos de vosotros experimenta después de la muerte como del alma dolorosa purificación. A fin de que alcanzarais el día, en el que emergeríais al cielo sin tacha, ni maldad, ni dolores, ni desviación.

Porque de cierto os digo que el Altísimo en su afán por que reine la paz en el Cosmos, estableció leyes estrictas para cada Mundo Celeste, que exigen tal rectitud y amor al prójimo, que al pasar por dichos mundos, vuestros cuerpos aún se descomponen dolorosamente por el ejercicio automático de dichas leyes sobre el plano material del cuerpo en el que es depositada vuestra conciencia cuando al cielo llegáis.

Y es por ello es que sois auxiliados hasta vuestra pérdida de conciencia, que es vuestra segunda muerte en el cielo, para que dicha experiencia de descomposición dolorosa del cuerpo, proceso que dura aproximadamente 150 años, comprendida y representada de alguna manera por vuestra inmadura mente pueda ser.

 A fin de que cada dolor que experimentáis, lo veáis representado como una consecuencia de vuestro obrar en la Tierra, según vuestra responsabilidad. Para que dicha descomposición a la que os veis expuestos, os signifique un aprendizaje y purificación permanente de vuestra esencia; tal que no tengáis que repetir los mismos errores en vuestras vidas futuras, para que no sufráis siempre el mismo horroroso dolor. Hasta que os llegue el día en que lleguéis al cielo sin tacha y sin sufrimientos; mas esto solo se logra, a través de la rectitud en el obrar, en el sentir y en el pensar.

Y luego si os jugáis vuestra piel por lo que os enseñaré, hallaréis vida eterna en mundos mucho más interesantes, placenteros y divertidos que este, viviendo entre Ángeles hermosos, más siendo como uno de entre de ellos, y lo mejor, escapando de esa maquínica rueda a la que estáis actualmente atados de vida, muerte y reencarnación.

Más mi Padre, previendo que en tanto jueces, legisladores o gobernantes, tan embriagados de poder estaríais, que con mi palabra tendríais poca consideración. Y fue tan fuerte su certeza y convicción, que para quebrantar vuestra infidelidad hacia el que todo lo gobierna, por su sola voluntad, les dibujo un mensaje imborrable sobre la Faz de la Tierra a través del contorno de los continentes, naciones, cadenas montañosas, mares y ríos. Testimoniando su inmenso poder, y gobierno total y absoluto sobre todos los hombres, toda la vida y toda la materia de la Tierra en su conjunto y nuestro sistema solar.

Ya que de Él es este Reino, a lo largo y a lo ancho, y potestad absoluta tiene sobre toda vida y toda muerte, ya que Uno con el Absoluto es, y sus decisiones ya no se juzgan en ningún sitio, más que en su propio corazón. Puesto que su poder, representa las manos y la voz del Altísimo del Universo en esta región.

Y os dejó dibujada su opinión sobre el mundo y sus vicisitudes históricas, en cada diseño terrestre de cada región, para que supierais que Él, todo lo creo, y para que supierais que si vivís es solo por causa de su poder, inteligencia y amor. Pero que si naciera en Él la voluntad para hacer y rehacer la Tierra a su antojo y todo lo que sobre ella habita, tiene suficiente poder.

Ya que en sus manos, el poder está de construir o destruir todo hombre o nación, como probado está que asolo civilizaciones enteras con pestes, plagas y milagros, o imperios enteros con puñados de hombres derrotó; cada vez que estos se corrompían o se apartaban de sus expectativas y de su Ley. Puesto que Él es la Ley, y quien a su diestra se coloca, pacto con la vida hace, y quien acierta en su voluntad de libertad y paz para el Hombre; amado será y no errará jamás, y vida y gloria eterna en el cielo encontrará.

Más su poder se funda en causa muy noble, que le valió el respeto que el Altísimo tiene de Él, ya que Él se hizo responsable de toda la vida de la Tierra para que vosotros pudierais tener vida y nacer.

Puesto que al momento de tocarle nacimiento al hombre, aún en su primigenio estado mineral, todo el Universo, para sostener que al hombre aún le faltaba un poco de horno alzó su voz; y así fue que muchos quisieron que al hombre se le negara la vida. Ya que billones de años faltaban aún, para que el hombre pudiera en los Mundos Celestes comenzar su evolución, en donde se vive en paz y felicidad con toda la humanidad.

Y de cierto os digo que los continentes, formalmente, el fruto del azaroso del choque de placas tectónicas no son. Sino que Él en tanto maestro del tiempo y del destino, diseño toda materia y toda vida, previendo de todos los seres su desarrollo ulterior; así como todas las lenguas, todas las religiones, todas las culturas, y todas las vicisitudes de la historia del hombre sin tacha ni error; determinándolo todo con su verbo, la perfección de su justicia y de su poder.

Por ello lo planteo ante ustedes, gobernadores del mundo, para que sepáis en términos políticos, y en términos de soberanía, cuanto derecho de injerencia tiene el Padre sobre la vida del Hombre y todo su hábitat. Más os señalaré el camino de su Ley y su Ciencia, para que no os perdáis y seáis salvos del infierno y la destrucción.

Pero como confía en vuestra actual inteligencia, espera que comprendáis que solo siendo rectos y siguiendo al pié de la letra mis indicaciones; puesto que de Él emanaron y yo simple mensajero soy; continuaréis en este camino de la vida que Él les ha regalado con tanto Amor. Y espera que actuando libremente, podáis salvar a la Tierra de este infierno en el que progresivamente la habéis ido convirtiendo. Infierno político, ecológico, económico, y social.

Y de cierto os digo que es tan inminente vuestra caída al infierno por causa de vuestra posición de responsabilidad y soberanía respecto de los hombres que sufren y sus ecosistemas que se destruyen, que por intentar salvaros, os mostraré su opinión sobre el mundo actual y su historia, analizando tan solo el diseño que os dejó hace 200 millones de años atrás, cuando todavía estabais atados a las rocas, como un mensaje imborrable de su autoridad y opinión sobre los hombres; mensaje que dibujo sobre la faz de la Tierra en el contorno de todo continente, fenómeno geográfico y nación.

 


 

América del Norte

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comencemos por América, autoproclamada misteriosamente, la tierra de la “libertad. Puesto que la visión de mi padre fue tal, que si observáis el contorno de América del Norte, veréis a un águila rapaz; un predador carroñero que representa sus tendencias belicistas e imperialistas actuales.

Y recordad bien que es Dios quien gana todas las guerras. Puesto que el fortalece el corazón de los justos, llenándolos de orgullo y de ansias de libertad. Mientras que al tirano lo llena de vergüenza y lo debilita hasta la impotencia frente a su ignorante crueldad.

Y si no recordad la 1era y la 2da guerra mundial, ha donde fuisteis cual héroes a salvar del nazismo a la Humanidad. Y victoriosos os fuisteis, y hasta luego visteis a vuestra nación crecer. Y lo mismo os sucedió cuando fuisteis a defender a Irak de Irán, y luego a Kuwait del propio Irak que habíais defendió alguna vez, en donde arrasaste con los invasores como una tormenta del desierto, más os equivocaste mucho también.

Puesto que vuestra última intervención en Irak, por injusta, ataque tormentoso para vosotros fue. Ya que las armas no están hechas para atacar, sino para defender. Y lo mismo os pasó en Vietnam, donde intervinisteis solo para que unos pocos ricos puedan venderos armas a vosotros y a vuestros enemigos a la vez. Y lo mismo os sucedió en otros tantos sitios también.

Pero haya quizás algo que quedará grabado en la historia de la infamia. Como osáis realizar ataques de falsa bandera en vuestra propia nación, solo con el fin de generar en vuestra población, para invadir otras naciones, la aprobación. Pensáis que podéis hacer esto delante de los ojos de mi Padre e ilesos salir.

Indescriptible es pues el infierno que os espera, por vuestra alta traición, ya que el Padre en persona se encargará de que seáis recordados para siempre como la vergüenza de toda la humanidad. Y si no lo remediáis, seréis llevados a los escalones más bajos de la evolución humana, y hasta la materia inerte podréis llegar. Así veréis como vuestro Padre Maestro del tiempo es; mostrando siempre sus dos caras: la del castigo y la del perdón.

Y jamás oséis restringir o limitar las libertades de vuestra Internet. Puesto que intentar controlarla es ir contra la soberanía de vuestros pueblos, ya que es la red de información más democrática de la que disponéis.

Y en lugar de intentar controlar al Mundo, mejor es que os dediquéis a vuestro pueblo, que conoce de hambre, frio y racismo étnico, económico y social. Que ni siquiera sabéis ni os interesa que cantidad de ciudadanos sabe leer. Puesto que habéis elegido negarles la salud, para que mueran, y una buena educación, para que no sepan sus derechos reclamar.

Viviendo en tal estado de perversidad Institucional, que si un Presidente de vuestra nación osara llevar adelante un plan racional para sacar al estado de tal plano de ilegalidad y de violación de las normas constitucionales, lo asesinarían las mismas instituciones que creasteis para el mundo gobernar. Y este contrasentido es la semilla de su propia degradación.

Y a las islas del Caribe como las heces que desecha el águila en su vuelo las tratáis. Más si os fijáis bien, la América Central, que es donde a vuestros vecinos lacayos tenéis, representa las garras con las que caza y domina a la dama que representa la América del Sur de los ideales democráticos republicanos de Unidad Mundial, y de Paz.

 

América del Sur

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y si observarais bien a esta dama os darías cuenta que entre sus piernas desemboca un rio que dibuja una vagina; que es el lugar donde mi padre decidió que yo nacería por última vez. Y todo esto lo decidió mientras formaba geológicamente a la Tierra hace más de 200 millones de años. Y mirad bien, puesto que el ojo que todo lo ve grabado en vuestros billetes de dólar os quiere decir algo más.

Puesto que tan absoluto, formidable y discreto es su poder que los indígenas aborígenes originarios de la zona llamaron, hace unos 400 años, a ese río que representa el canal vaginal por el cual yo emergería en mi séptima y última encarnación: Uruguay. Que significa “rio de los pájaros pintados”, que representa a los marines norteamericanos invadiendo naciones en busca de negocios y petróleo, como águilas con el rostro pintado por dos líneas negras paralelas (=) al igual que Rambo, líneas que curiosa y contrariamente significan igualdad.

Y Uruguay podéis leerlo en inglés bajo sus siglas como URG (you are gay). Que significa dos cosas. Por un lado que es un país donde se vive alegremente (gay), ya que se respetan la libertades individuales garantizadas por un régimen extremadamente democrático, excepto cuando la ayuda de la CIA norteamericana lo transformó en un infernal régimen militar dictatorial, entrenando militares en Norteamérica que luego volvían a su tierra para a jóvenes ciudadanos inocentes de todo delito torturar y asesinar. Como sucedió con el resto de América Latina. La dama por las garras del Águila carroñera sodomizada.

Y por otro lado, la verdad para vosotros decepcionante de que vuestro guía y salvador Jesucristo, es en realidad Ana, una Diosa inmemorial que antes les había nacido como hombre para que no la pudierais tocar. Ya que mi verdadero amor del Cielo es.

Más aprovechad esta nueva era de socialismo democrático que frente a vosotros tenéis. Y eliminad la miseria dentro de vuestros pueblos, solo así acabaréis con el crimen y encontraréis la Paz.

 

Europa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pero vayamos a Europa. Y comencemos con el infame día en que el Rey Enrique VIII de Inglaterra se separó de la Iglesia Romana; solo para autoproclamarse enviado divino y gobernar a su propia Iglesia, a fin de poder asesinar esposas sin que nadie lo reprenda.

Continuó persiguiendo, empero, a los partidarios de Lutero, quienes se habían separado de la Iglesia Romana por ideales mucho más altos. Enrique VIII que estuvo casado por interés con una mujer que no le gustaba, tía del emperador Carlos V, luego se aburrió también de Ana Bolena y ordenó decapitarla. Once días después se volvió a casar, pero esta nueva esposa falleció antes de que pudiera matarla. Enrique se divorció igualmente de la cuarta y se casó con una quinta a la que también mandó decapitar. La sexta tuvo suerte y murió después que él.

Aquí radica la relación de la monarquía e Iglesia Anglicana con el Dios de Amor Cristiano que yo os profesé. Un Dios que no puede comprender como en pleno siglo XXI, aún no pudisteis sacar a la monarquía de sus palacios y ponerlos de patitas a la calle y terminar por fundar una República de derecho donde todos los hombre seáis iguales ante la Ley. Por ello Inglaterra tiene esa misteriosa forma.

Y es que ese viejo sentado, como esperando algo, no es más que el Padre pensando cómo pudo haber reunido a tantos tiranos y piratas juntos, conspirando para someter al mundo, tal como si fuesen una máquina de relojería suiza; creando un Imperio de ultramar que desconocería cualquier soberanía, así se tratase de una pizca de tierra al otro lado del mundo, con tal de ir a robar y expropiar sus riquezas.

Mientras que el pueblo atontado y hundido en su propio egoísmo en lugar de reclamar un poco de decencia para con el resto del mundo, se entretuviese viendo pasar y aplaudiendo carruajes reales, vestidos y joyas de reinas; mantenidas estas con el sudor de la frente de hasta los más humildes ciudadanos.

Por eso el gol de Maradona en el Mundial del 86 quedará grabado en la historia como la mano de Dios. Puesto que quien roba al ladrón, tiene cien años de perdón. Y tanto pensó mi Padre un plan para poder salvaros del Infierno, que hasta se los imprimió en el nombre del justiciero. Por lo que Diego Maradona debe espejarse así: ¡AMar a donnadie! ¡Go “home”! (Love Anyone and go home).

 

Oceanía

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Más si miráis al lado del viejo sentado que es mi Padre esperando justicia, hay otra isla que nunca pudo librarse de su yugo. Por eso Irlanda geográficamente parece su perro faldero. Y mientras Australia parece la Corona de su Rey, Nueva Zelandia no es más que la bota con la que la Reina aplasta a todos los pueblos del mundo.

Puesto que vosotros Ingleses en Dios creéis. Más amor de él en gran cantidad no recibís. Y eso se en la sonrisa de vuestros rostros lo podéis notar, y en las profundas raíces de vuestra rica cultura y artística expresión.

Tal que para lograr entonar una música bella, tuvisteis que piratearla al otro lado del Atlántico, y robarles a los negros sus blues y su Rock´n´Roll. Por ello, vuestros corazones tan fríos están, que cuando un joven con conciencia social logra acumular dinero y fama, huye despavorido hacia el calor de América, aunque se sienta como un alien en Nueva York.

Ya que más que en Dios, creéis en el poder tiránico de vuestros reyes, y tal es el disfraz legislativo que tenéis, que vuestro parlamento más que un palacio legislativo, a una corte de nobles. Ya que ese vuestro negocio fue. Los derechos del pueblo y del mundo siempre fueron relegados, pero vuestros ricos y nobles aceptaron sostener la posición del Rey en el tablero de Ajedrez. Siempre y cuando los alfiles, que son la nobleza, y las torres, que son los capitales, pudiesen compartir con la realeza su poder.

Por ello vivís entre Secretos y Mentiras. Porque si creéis que vuestros reyes representantes de Dios en la Tierra son, en su doble función de sacerdote y gobernador. Y vuestro Dios Uno no puede más que actuar como un sargento que la pimienta de la vida siempre les robará; y no les permite mover ni las caderas al bailar, puesto que entre vosotros, nobody moves like Jagger. Por ello, si tamaña mentira sostenéis, de que vuestro Rey es representante de Dios ante los hombres y os llamáis cristianos a la vez, entonces el mismísimo Cristo, cristiano no es.

Y es que vuestra bandera flamea en tantos rincones del mundo, que en lugar de esperar una invasión extraterrestre, el mundo teme a las Invasiones Inglesas aún. Y todo esto descontando que hace poco tiempo perdisteis a los Estados Unidos, a Canadá, partes de Sudamérica y el Caribe, la China, la India, Pakistán, Sudáfrica, Egipto y Bangladesh.

Que de seguir así, haréis como vuestros hermanos los norteamericanos, y otro pedazo de luna os garantizareis, solo para vuestro Imperio y vuestra soberanía sobre todo viviente defender. Ya que sin importar por qué lado del mundo uno camine o navegue, con los rastros de vuestra piratería monárquica siempre os toparéis.

Así que si queréis ahorraros en el cielo algo de dolor, vuestro estado según los principios básicos y fundamentales del Derecho recomponed, que igualdad sobre todos vuestros ciudadanos garantizaréis; ya que sin importar la cuna en la que fuisteis criado, nadie debe existir por encima de la Ley.

Y no os olvidéis pues de plebiscitar si en Irlanda, su pueblo, avala o no al Reino Unido pertenecer. Y primero devolved a España Gibraltar y a la Argentina las islas Malvinas (vuestra Fuckland), si algún tipo de cariño Divino recibir queréis. Por empezar en algún sitio, puesto que abristeis kioscos en tantos rincones del mundo, y le debéis a la historia tantas explicaciones, que de seguir hablando del tema, infinito como el Cosmos este volumen debería ser.

Más en cuanto a la Europa continental, os daréis cuenta inmediatamente que el Mar Mediterráneo es la boca del Lobo. Donde de un lado toda la opulencia europea fruto de la continua expropiación de riquezas a través del colonialismo hallaréis; y del otro lado toda la hambruna y miserias de la tierra explotada y esclavizada del África por vosotros desde hace siglos tenéis.

Tal que si se desde fuera lo mirarais, y con histórica perspectiva lo pudierais ver, visualizaríais dos fuerzas que actúan como las corrientes marinas que van desde los polos al Ecuador. Donde por un lado una corriente lleva toda riqueza y diamantes desde el sur hacia el norte y, por otro lado, una corriente que lleva la muerte, deudas y el más terrible hambre desde el norte hacia el sur.

Y es que Europa, tierra de imperios, monarquías y señoríos feudales, donde librasteis las batallas más sangrientas que la Tierra conoció, jamás se liberó de la idea de que Dios les había construido, a su alrededor, un mundo aborigen que podían explotar y esclavizar a su antojo, por el solo hecho de llevar en el pecho la cruz del hijo de Dios.

Delirante idea que los hacía creer superiores a los pueblos paganos o politeístas de ayer. Ya que cuando robaban indígenas en lugar de oro, cual animales en jaulas los encerraban; y en universidades se sentaban a discutir, si estos seres que su piel mostraban alma tendrían, o si expulsados del paraíso no habían sido aún.

Más os señalaré algo. Y es que si bien yo les enseñe acerca de la unicidad y universalidad de un Dios Omnipresente, también en nombre de la divina Trinidad que es vuestra Sagrada Familia a rezar les enseñé. Quienes son sus antiguos Apolo, Afrodita y Zeus.

Y aunque ahora conozcáis sus verdaderos nombres, aunque os sentíais monoteístas, politeístas aún solíais ser. Porque aunque os sintáis superiores, realmente Dios nunca mucho más allá de vuestras narices les permitió ver, puesto que todo lo que veíais, para Europa lo llevabais también.

Y es que cuando uno a su hermano destruye por pura ambición, ya que como hijo lo avergüenza, Dios más que el oro que en el cielo nada vale no le permite ver. Para que el hombre cruel no entienda lo que es, ni en lo que cree. A fin de que realmente a su Dios no pueda comprender. Por eso mientras vosotros conquistabais y vuestras catedrales llenabais con el oro que en el tercer mundo robabais, a toda Europa al infierno vio llegar.

Mientras los que morían asesinados por vuestras espadas en el cielo por su verdaderas familias eran recibidos, que como les demostré sus ancestros divinos son. Por lo que sus religiones y comprensión del mundo mucho más sofisticadas que las vuestras eran y aún lo son. Viviendo en comunidades pacíficas que respetaban la fauna y los ecosistemas, aprovechando al máximo sus tierras, pero compartiendo sus cosechas para que nadie hambre pueda pasar.

Mientras que el poderío que de vuestra brutalidad nacía, se basaba en haber sido siempre pueblos guerreros y conquistadores. De eso se trata vuestra Aria superioridad. Pero espejad la palabra: Aria=ai Ra, que significa que esclavitud y egipcios hay.

Porque vuestra ética os permite esclavizar al otro y de eso se trata al fin y al cabo todo el asunto del primer y el tercer mundo pues. ¿Acaso no notáis que os falta un segundo mundo? Pues ese mundo es el abismo que dejo mi Padre para que por las consecuencias de vuestros actos en el dolor podáis caer.

Así mientras América, Asia y África emergían como mártires al cielo del prometido amor, hasta la perversión más profunda vuestra cultura involucionó. Es decir, fuisteis crueles con el resto del mundo y aún lo sois. Por la fuerza robasteis y seguís robando a diestra y siniestra a través de vuestros Bancos, puesto que hasta el robo legalizado habéis. Y dominar el mundo en algunos momentos de la historia intentasteis e intentándolo seguís.

Igual que ahora, pues quien todo lo ve bien sabe lo que tramáis; más calla para en el resto del Mundo pánico no generar, puesto que al resto de su rebaño ama y por siempre amará. Pero a daros la posibilidad de desechar esos delirantes planes he venido también. Porque la posibilidad de estudiar se os dio, para que entendiendo aún sin sentir, el dolor evitéis.

Por eso algunos de vuestros líderes creyendo terminan, que de una raza de lagartos extraterrestres descendéis, y que por ello los verdaderos hijos de Dios sois, y que este os llena de riquezas por amor. Más depende del punto de vista. Puesto que dinosaurios fuisteis, y de allí descendéis; y por el amor que le profesáis al resto del mundo, mejor que extraterrestres sois penséis.

Así el dolor del infierno de una manera que al menos nos cause un poco de gracia en el cielo comprenderéis. Para que en el dolor más inexplicable, al menos nuestra risa genuina os acompañe para vuestro propio bien. Puesto que del mundo entero os burláis, más no sois más que ratas dentro de un laberinto que ni siquiera comprendéis.

Porque ya no sabemos en el cielo como explicaros todo el dolor que sentís al morir. Por lo que ateos por volveros casi todos terminaréis. Que es último intento del Padre por salvarlos de esa maldita lógica que os arrastra a intentar imponer vuestra conveniencia al resto del mundo y vuestra razón, por sentiros por no sé qué derecho divino raza superior.

Puesto que cuando vendéis algo, vais y exigís el liberalismo económico más acérrimo. Pero si Guatemala intenta venderles una banana, esta tendrá que pagar todo tipo impuestos para poder levantar las más pesadas barreras aduaneras vistas jamás. Pues como os dije, legalizado el robo habéis.

Por ello, europeos y norteamericanos hay de vosotros, ya que he venido a salvaros puesto que es vuestra sangre la que desde las entrañas del cielo clama perdón; y puesto que si frente a vuestras tiranías, callados os mantenéis, cuando al cielo lleguéis, para al paraíso poder entrar pasaporte divino se os pedirá.

Y como con vosotros no lo tendréis, ya que el pasaporte al cielo consta de una conciencia limpia y un noble corazón, al infierno a aprender como compartir con el mundo vuestro pan iréis, y con vuestros hermanos vuestra tierra también.

¿Por qué sino creéis que en medio del subdesarrollo yo siempre vengo a nacer; es decir, en los explotados pueblos de algún que otro imperio cruel? Puesto que os expliqué ya que en medio de una Dictadura militar desde Norteamérica orquestada vine a nacer. Igual que bajo el yugo del Imperio Romano la anterior vez.

Porque desde que hubo un César en Roma algo muy curioso en práctica habitual europea se convirtió. Los emperadores como dioses se hicieron venerar, tal como los soberanos egipcios y chinos, babilonios y persas habían hecho otrora alguna vez. Así sus estatuas en todo su Imperio se alzó. Así como hoy día a la mafia votáis porque bellos sus retratos salen en la Televisión.

Más sigue siendo el mismo Imperio Romano si lo veis bien, más disfrazado bajo muchas banderas, ya que a repartir el botín aprendisteis, para no ser destruidos por otros pueblos guerreros que reclaman su tajada también. Más cuando en soberanos banquetes os juntáis, la letra G ponéis junto al número de alianzas que para seguir gobernando el mundo a vuestro antojo necesitáis.

Más en el cielo significa que God (Dios) de observaros nunca deja, sin importar cuantos seáis. Y si el verdadero nombre de vuestro imperio escucháis, no escucharéis más que la voz de mi Padre que os dice Roma ¡No! Pero espejadla y veréis su reverso: romano=on amor. Que es de mi Padre otro clamor, que os dice ¡ponedle On, de una vez por todas encended el amor!

Así que las fronteras migratorias y las barreras migratorias y aduaneras levantaréis si al cielo llegar queréis, ya que un hijo de Dios por el globo debe poder caminar sin parar, y por el solo hecho de ser humano, nada debería detenerle en su andar. De hecho, si para evangelizaros como otrora a caminar por el mundo saldría, de cierto os digo que sin mi Palabra os quedaríais. Puesto que ni el bien amado hijo de Dios por vuestras fronteras pasar podría.

Por ello mi Padre, que siempre me enseño que él hace llover sobre justos e injustos, el encierro me propuso, para poder un libro escribiros, de modo que si obedecéis mi Ley de Amor podáis salvaros; u os acordaréis de mí mientras seáis duramente castigados, ya que ni en el cielo hallaréis paz; ni en la Tierra en vuestra próxima vida. Ya que Divina es la Verdadera Justicia.

Y quien hoy es pobre pero honrado y caritativo, mañana la tierra del rico heredará; que por su egoísmo en el peor de los guetos terminará. Para la maldad del hombre conocer, pero desde otro punto de vista. Y así se ha hecho y así se hará, por los siglos de los siglos, hasta que el corazón del hombre se ennoblezca; y aprenda que compartir es la verdadera clave de la evolución, de la felicidad en el cielo y de la vida eterna.

En cuanto a Italia. Por un lado la bota femenina el poder de la homosexualidad reprimida de la Iglesia Romana representa, y que por sobre el machismo monárquico europeo durante siglos impuso su renta. Más nunca sin aliarse a algún traidor. Y por otro lado, la lengua de esa boca de lobo que fue el Imperio Romano también representa, que impuso durante siglos el latín para todo el mundo como lengua oficial de la comunión con Dios, como si de Dios en latín tan solo se aprenda.

Francia la Estrella de La libertad Republicana es; que exterminó a su monarquía de un modo un tanto sangriento para el concepto que el hijo del hombre les trajo respecto de la pacífica resistencia. Pero Dios premia al corazón con amor, cuando por la igualdad de derechos se lucha, extendiendo una ola democratizante sobre toda la faz de la Tierra, luego de que la Revolución, los Derechos Universales del hombre y del ciudadano estableciera. Y la Estrella que iluminó con sus intelectuales y sus artistas al mundo entero también representa.

En cuanto a Portugal es esa pequeña franja, ese borde desde donde un Rey se cayó dentro de un barco que al Brasil con toda su corte lo llevó, para de la Monarquía libertarse para siempre. Y aunque ni ricos ni poderosos seáis, con vuestra música y vuestra paz, llega uno hasta respirar en ese borde que de Europa se cae un poco de América.

Ahora bien, mirad que Alemania el Rayo conquistador es. Más disculpas pedisteis por varias veces haber salido del mundo a apoderaros, llegando hasta el límite de querer fabricar alemanes sin amor mediante, que por suerte durante esa oscura época no se vislumbró la clonación humana. Sino hasta una versión rubia del ejército de clones hubieseis arribado.

Puesto que vuestro orgullo en Nazismo degeneró, y para que comprendierais algo del amor divino Dios descendió al cielo y partió vuestra Alemania en dos. De suerte que sois grandes bebedores de ese pan que la cerveza es, puesto que de lo contrario trabajando viviríais, y por ello económicamente siempre resurgís. Aunque de camino al trabajo poca felicidad halléis. Y para colmo de males, sobre vuestros hombros la crisis europea recae hoy.

Más pasemos algo más interesante. Puesto que si hallasteis algo de perdón en mi Padre, solo fue porque a perseguir la esvástica os dedicáis. Tanto que hasta el día de hoy asesinos escondidos por ahí encontráis. Y los juzgáis bien. He intentáis inocular en vuestra juventud ese veneno que es vuestra tendencia a sentir no sé qué cierta supremacía racial.

Más cuando queréis divertiros, os escapáis a la España del vino, los largos feriados y la pobreza carnavalera. Ya que ellos, de trabajar no gustan tanto, y eso en sus nóminas del paro se nota. Tal que la mitad Franquista trabaja para que los jóvenes socialistas sin necesidad de trabajo buscar, planten marihuana en sus casas.

Y si bien es un hecho que España casi se hunde, el instante de socialismo justicialista que vivió, un poco de cariño de Dios les trajo. Y de cierto que lo sintieron, puesto que un destape sexual inaudito vivieron. En una tierra en la que detrás de la piedad de la cruz las mujeres solían esconderse, vestirse grises como patatas y hasta incluso amar al patriarca, mientras que sus hijos eran asesinados cruelmente.

Porque las verdades de este mundo están guardadas bajo tantas llaves y sellos que no las pueden enseñar las escuelas. Mientras los poderosos del mundo organizan banquetes en donde traman una nueva alianza de empoderamiento monárquico y empresarial transnacional que imponer buscan. Un nuevo orden mundial fundado en el poder del capital, el control social totalitario, y la restricción de todas las libertades civiles; diezmando a un cuarto de la población mundial con hambre y enfermedades, puesto que tenéis miedo que vuestras pirámides no hallen ya lugar en la Tierra.

De cierto os digo que en mi anterior venida a la Tierra me pregunté eso; si acaso cuando yo regresará, vuestro Divino Salvador, la Luz de Dios para la Tierra ¿aún algo de fe encontraría? ¿O ya todos esclavos del dinero seriáis?

Porque yo mi vida por mi rebaño doy. Pero tengo tantas ovejas Intentando matar a las otras, que ni mi Divina Inteligencia sabe si podrá llevaros al cielo sin que os desangréis en dolor purificante del alma. Puesto que vuestro mundo tan perverso se ha vuelto, que con un toro muy difícil de domar me encuentro.

Decid que mi verdadera morada está en el cielo y me llevaré conmigo a los justos. A los que saben que la Ley está a la diestra del hombre para que el caos no reine y haya orden. Pero que también saben que mi Padre les puso el corazón sobre la izquierda para indicarles claramente que allí está la mano que el pan fraternalmente comparte.

Puesto que con la mano derecha expresáis vuestra fuerza y egoísmo, tomáis de la vida el volante. Más con la mano izquierda acariciáis y tomáis el cigarrillo del descanso, pues es la mano más sensible y delicada.

Comprended que vuestro cuerpo lleva el sello de Fábrica del Padre, que es la máxima expresión de la Inteligencia divina. Y vuestro cuerpo es uno de los trillones de inventos que realizó para que en un mundo donde antes de su voluntad no existía vida alguna despertaras.

Los Ángeles como yo viven en un plano de la existencia que es similar a lo que vosotros sentís en el orgasmo. Puesto que allí vuestra conciencia se desvanece por lo que hacia el mundo del Deseo pasa. Allí está entre todos los Ángeles mi Reino. ¿Y a qué ovejas creéis que he de llevar conmigo? ¿A una que les amargue de la vida la fiesta?

De suerte que el Altísimo deja gozar, más no permite que ningún asesino ni ningún amargado, o egoísta, o celoso se cuele. Así que mi salvación es advertiros a vosotros que pensáis en gobernar y diezmar a un mundo pobre y doloroso. A vosotros, ¿cómo he de salvaros? Si no os gusta la felicidad del otro ni la propia. Puesto que la sensación de superioridad nace del celo.

Buscad pues un buen artista o un gran intelectual que haya salido de la nobleza, de la sangre real, o de las clases pudientes. Antes encontraríais un piojo en un océano de liendres. Puesto que sois todos un poco mediocres. Por eso mi Padre les da todo, para que por celo a matar no salgan. Y si teniéndolo todo aún queréis seguir robando y asesinando, dime hermano, como yo puedo salvarte.

Puesto que vi el estado de perversión antes de nacer y me dije: “los voy a salvar a todos”. Pero esto ha degenerado tanto en estos 33 años que me han tocado volver a vivir en este mundo retorcido. Que de cierto os digo que si no cambiáis perderé muchas ovejas en el camino.

Más no me pondré triste por ello, puesto que mi padre me pidió que salvara tan solo a los justos. Es decir, los que se drogan, a los que aman el sexo, a los que les gusta bailar, a lo que sonríen con el corazón, puesto que es justo lo que necesito en el cielo. Ya que mi Reino es de la inteligencia en todas sus formas su ejercicio placentero.

Así que me llevaré conmigo a todos los que con el corazón aman. Más a vuestra hora de la cosecha os diré como disminuir el sufrimiento. Así que os diré: desconfiad un poco de las iglesias que dicen Jesucristo, Krishna o Buda en la puerta, puesto que en esos Kioscos no quieren tu felicidad sino tu limosna y tu reconocimiento. O acaso no veis que el camino de mi Padre es una escalera llena de tentaciones que los llevará al fuego de la pasión eterna. Y que yo juego este juego mejor que nadie. Y os juro que si alguno se atreve, os hare grandes en mi reino. ´

O acaso no le mande decir a Mahoma, que su pueblo estaría lleno de infieles asesinos, pero que el cielo era un harén, y mi Iglesia la más prostituta. Incendiad pues vuestros corazones con la imperecedera llama del amor y la pasión, y serás perfecto para mi Padre, y vivirás conmigo en el Cielo. Y sabed que si a alguno se le ocurre salir a guerrear contra estos locos e injustos delirantes, de cierto os digo lo dejaré y lo alejaré de mi rebaño.

Puesto que de revoluciones estoy harta, porque aunque Dios gane todas las guerras mi Padre siempre va a poner en el poder a los más injustos para invitaros a vosotros a fugaros de esta pervertida Tierra. Ya que Dios no los persigue sino que prefiere esperarlos. Ya que luego en el infierno usara esa esvástica como una licuadora en donde depositara su cuerpo para que sientan los cuchillos atravesándoles continuamente el cuerpo. Para que en una próxima vida, cada vez que vean una esvástica, cierren los ojos y sientan miedo al dolor ajeno.

Y si fuisteis nazi, y tenéis la oportunidad de entregaros, de cierto os digo que es mejor que os entreguéis como asesinos a la ley del Hombre, que llegar al cielo impunemente; ya que acrecienta del castigo las sensaciones. Más sabed asesinos que perdón de Dios hallaréis, aunque como nadie vergüenza provoquéis en vuestra familia que os recibe en cielo.

África

.

 

 

 

 

 

 

 

 

Pero pasemos a África. Si veis bien ella representa el corazón del mundo. Puesto que desde allí nació la humanidad antes de extenderse hacia todo el globo; pero luego también corrió su sangre para todas las latitudes del Mundo en forma de esclavitud

Y aún hoy corren la sangre, la enfermedad, la pobreza y el hambre más extremos, tal que pareciese que el resto del Mundo no tuviera corazón; ni para compartir su pan, ni para posibilidades de desarrollo a través de préstamos internacionales proponer.

Y de cierto os digo que si algún millonario quiere salvarse del infierno y de cargar con el castigo por todas las injusticias que sufren estos hombres, que realice obras allí, o en cualquier lugar donde el Hombre sufra; puesto que dejando de lado un poco de dinero, estaría guardando para sí un tesoro inestimable en el cielo y la seguridad de una buena cuna para su próxima vida a la vez.

Les exigiré  a su vez a todos los líderes de todas las naciones cooperación internacional, desarrollo del tercer mundo, supresión del hambre y la pobreza también. Ya que si no tendéis hacia lo que os ordeno, allí, en esos guetos que odiáis ver naceréis. Antiguamente se le llamaba Karma. Pero de cierto os digo que son las consecuencias de vuestros actos frente a vuestros hermanos lo que provocará vuestro dolor y pesar.

Y os ordenaré suprimir todas las barreras migratorias que separan al primer mundo del tercer mundo también. Puesto que sino hubieses migrado primero del África no hubieseis poblado toda la Tierra ni hubieseis podido nacer.

Ya que todos los hombres son hijos de Dios y la libertad de viajar y vivir en el lugar que más les plazca deben tener. Los líderes que vayan contra mi mandato en el cielo con dolor y sufrimiento pagarán. Se les pedirá documentos para entrar, y como no los tendréis, en fuego y azufre moriréis. Porque con la misma vara que juzgaste juzgado seréis.

 

Asia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Prosigamos con Asia. Y tomemos como ejemplo a la India que representa cuatro cosas, y que una flecha apuntando hacia abajo es. Primero su falsa creencia un tanto delirante de que un hombre en su cuasi divinidad, pudiese llegar a involucionar reencarnando en una planta o en un animal.

En segundo lugar la tendencia a perder territorios, sufrir guerras, genocidios y dividirse por causas de mentiras conspirativas escondidas en la religión y la fe. En tercer lugar la tendencia a la pobreza extrema que experimenta la mayor parte de su sociedad, mientras unos pocos se enriquecen sin que el estado ningún tipo de justicia social se plantee.

Y, en cuarto lugar el bellísimo arrodillamiento de Gandhi en tanto resistencia pacífica al imperialismo británico, que terminó por liberar a su nación tras siglos de explotación del yugo imperialista Ingles, sin que caiga una sola gota de sangre de justo tras semejante desplante, puesto que no hay mayor Poder que el Amor y la Verdad.

Japón es el Dragón que quiso gobernarlo todo. Y así fue que luego casi todo lo perdió. Por seguir tras los pies de un emperador tirano, en su intento por gobernarlo todo según su ambición.

Y así fue que llevó a vuestros hijos a la muerte y al suicidio, problema que aún hoy sufrís. Puesto que de nada vale la vida, si no se valora al sujeto tal como es; imponiéndole objetivos que de no cumpliros, deshonra les hacéis sentir. Mejor dejadlos libres y mejor que de ellos orgullosos estéis, puesto que si hacéis así aunque no creáis en Él, vuestras vidas llenas de Amor y Divina Gracia tendréis.

China es el submarino amarillo. Ya que ningún hombre puede ver por encima del sistema que lo sojuzga más lo alimenta bien. Pero están por así decirlo, tan hundidos en el totalitarismo, que dormís en sarcófagos como si muertos ya estéis.

¿Es que no pensáis declararos libres de toda autoridad que no le devuelva periódicamente su soberanía al pueblo, y por siempre os dejaréis sodomizar por el poder militar? Por ello tenéis una Gran Muralla frente a vuestros ojos, que os impide ver los beneficios de la Democracia y la Libertad.

La península arábiga la bota del macho que aplasta a la hembra es. De suerte que en vuestra próxima vida seréis mujeres y con la misma moneda a vosotros mismos os pagaréis.

Puesto que los regímenes totalitarios, y las democracias corruptas, aparatos de poder asesinos son. Y si no os arrepentís y enmendaos vuestros horrores al fuego y al sufrimiento iréis, y por todos los daños causados contra el hombre pagaréis. Antes de vuestra segunda muerte, puesto que vuestro padre en el cielo no os aceptará, y naceréis allí donde ya no puedas hacer daño alguno, ni conspiración contra la humanidad.

Y en cuanto a las monarquías, que os puedo decir más que vuestro poder no viene de Dios, sino que más bien se trata de un fraude medieval fundado en el poder de las armas y la apropiación del poder. Y si buscáis la salvación abdicareis de vuestros títulos y privilegios y conformaréis repúblicas de derecho donde nadie sea más que nadie delante de la ley.

Revisad pues toda ley que restringa las garantías y libertades individuales. Puesto que estáis convirtiendo vuestro mundo en una prisión, y pagaréis las consecuencias, y luego de vuestro propio veneno beberéis. Puesto que vuestro poder emana de los hombres y este ante su presencia soberana cesa también. Y respecto de los pueblos o provincias independentistas realizad plebiscitos, donde sus ciudadanos puedan elegir libremente si a vuestras naciones o no eligen pertenecer.

Recordad que yo soy la verdad, el camino y la vida. Y mientras vosotros nacéis para vivir, yo muero para entre vosotros nacer. Y por amor al hombre di mi vida edad tras edad. Pero recordad que angosta es la puerta que lleva al cielo, más ancha y tentadora la que al infierno los llevará.

Cumpliré mi promesa de terminar con toda guerra, abolir toda injusticia sobre la faz del mundo y traeros el Reino de mi Padre a la Tierra para que halléis algo de paz. Así reinaré entre vosotros por los siglos de los siglos según la perfecta pero libertaria y fraterna Ley de Dios. Y allí encontrareis la vida eterna y la salvación, puesto que la verdad que les traigo les hará libres como palomas, pero prudentes como serpientes; para que frente a toda injusticia vuestra vida salvéis.

Más no os confundáis, la Tierra no he venido a gobernar, puesto que vuelvo joven al Cielo, a donde pertenezco, a la diestra de mi Padre para a vosotros esperar. Y si no mirad mi vida anterior, en donde ante todo pecado profesaba su perdón. Pero actué conforme a la voluntad de mi Padre y unas monedas en el templo pateé, solo para daros la excusa que vea emerger el celo ante mi Sagrada Bondad, a fin de que me crucifiquen en medio del más injusto y cruel dolor sin ningún tipo de piedad.

Así entenderéis pues cuanto valor le doy a vuestra miserable vida terrenal, donde hasta la vida se compra y se vende sin ningún tipo de ética o moral. Por lo que no me llego hacia a vosotros más que por desinteresado amor, y para venir a cumplir con los deseos de mi amoroso Padre, el verdadero ojo que todo lo ve.

Más os gobernará mi conciencia, puesto que mi divina palabra los llevará hacia el abismo del infierno, o hacia el amor perfecto de Dios. Ya que su Reino más temprano que tarde veréis descender. Para todo crimen y toda injustica contra la humanidad detener.

Bendita manera del mundo gobernar conmigo llevo. Puesto que sin empuñar arma alguna, y hablándoles unas pocas veces en Oriente y otras en la mitad del desierto de Palestina; mi discurso, por tan Verdadero ser, vuestras vidas, hasta en sus más finas aristas, determinó para bien.

Y tanto es así, que a donde quiera que vayáis o en esta Tierra nacéis, os encontraréis con un cartel que diga que mi palabra es Divina, y enriquece vuestras conciencias, para que mejores seáis cada día a la vez.

Por ello se dice en Cielo y en la Tierra que mi lengua de doble filo es. Puesto que por un lado, enciendo el corazón de los alegres, pícaros y descarados. Más con el otro filo disecciono vuestras mentes y las Divinas Leyes del cielo, para que en vuestra perdición, puritanismo u aburrimiento, a evitar los mayores castigos aprendáis. Aunque en pedazo del cielo aún no os ganéis.

Más os prometo que esta semilla frutos grandes y eternos dará. Y donde quiera que vuelvas a nacer, recibiréis los beneficios de los efectos de esta bomba que sobre vuestra Tierra lancé. Puesto si bien a evangelizarlos con la Verdad he venido, será también para que recordaros que evangelio, Lógica de Eva significa si lo leéis bien, puesto que el Alfa Y el Omega, la primera y la última de vosotros, yo he sido y seré.

Primera, puesto que les doné el verdadero templo del alma que es vuestro cuerpo; y última, puesto que yo detrás de vosotros siempre voy, para que del camino hacia la verdadera vida jamás os perdáis; no sea cosa que yo sienta que mi rebaño se diezme, y  pierda yo gloria y vuestro amor.

Por eso he venido a decirles claramente. Los que pobres sois riquezas añoráis para poder gozar. Más como bien les enseñé, el verdadero gozo lo hallaréis en el cielo que mi verdadero Reino es. Así que sed justos, amables, y bondadosos, e infinito gozo recibiréis.

Más los que sois ricos, por la ambición y el egoísmo salvos no seréis. Puesto que responsables del hambre y del miedo en el Mundo seréis. Más si lo que perseguís con vuestros billetes es gozo y lujuria, despertad pues vuestras dormidas conciencias y compartid vuestros tesoros que tarde o temprano para siempre perderéis; ya que lo que en el fondo buscáis es seguirme a mi Reino, donde hallaréis verdadera felicidad y placer.

Más salvación hallaréis cuando vuestro corazón sea digno, justo y bondadoso, pero tirados de los pelos hacia mi Reino os llevaré, ya que hasta de entre los más malvados, mi Padre me juró que a mis más atrevidas ovejas yo sacaré. Así que dejad vuestro oro en medio de los guetos en forma de Educación, de Vivienda, y de Pan. Y si reyes sois, abandonad vuestras falsa soberanías, pues hombre alguno por vosotros ha emitido voto para que ha gobernar os dediquéis, y en vuestros tiempos ociosos conspiraciones tiránicas traméis.

Puesto que solo así recibiréis mi Luz Divina, que del Altísimo es su más profundo Amor. Y en el cielo en de medio los Ángeles que es mi Reino, siempre os esperaré. Así como Mahoma, el último verdadero profeta os prometió, a todas las tontas y prohibitivas leyes de los hombres a través de mi Justo y Divino Verbo derrocaré.

Por eso os encontraréis descubriendo que yo soy Jesucristo vuestro salvador o Mesías, más también el verdadero Maitreya o Sri Krishna, así como Satanás y Lucifer. Más el Dragón serpentino y carnavalero de los innumerables e inmemoriales chinos también. Ya que todo se he escrito desde el cielo, para que el día que se os abriera vuestros ojos comprendieras que hasta vuestra sangre y linaje para seguirme hasta el verdadero Cielo, por mi deis.

De suerte que a la Tierra y a los hombres, todo el Universo les teme por asesinos. Menos vuestra Sagrada Familia que por vosotros hasta la vida da, pero aunque bien terrenales seáis, siempre lucho para que viváis, aunque Familia del Cielo es.

Más como os dije, desde el Cielo todo se escribe; ya que cuando la boca abrís, convencidos estáis de lo que queréis decir. Más ello solo una sensación es. Puesto que la forma bajo la cual lo decís realmente, brota solo desde el Altísimo que nos inspira, ya que en esencia tan solo diminutas partículas sois.

Que de no ser por el Perfecto Diseño del UNO Santo que cuerpos nos brinda; para que vida tengamos; más que en abundancia la tengamos TODOS los hombres, y no solo algunos también. Y no es sino Él quien interpreta nuestro sentir, y por nuestra boca habla, para que de pies a cabeza, ante ojos de propios y ajenos, cristalinamente seamos definidos al derecho y al revés.

Ya que el hombre, cuando miráis a través de la Verdadera Sabiduría, nada puede esconderos. Y de tal forma divina vuestras vocales cuerdas se alzan, que hasta creyendo que muy sabios sois, a mi tierna edad que sois todos unos verdaderos niños os demostré.

Puesto que antes de pensar, habladurías de vuestras extrañas teorías acerca de la verdad y de la realidad genética del hombre ya os ponéis hablar. Mas el ADN es tan solo un buen libro que mi Padre ha escrito en la realidad de la Materia, para que el cuerpo responda perfectamente al alma que la verdadera vida es, que verla ni tocarla en la Tierra, para que no se os ocurran nazis experimentos, jamáis podréis.

Y dejad de buscar genes para las enfermedades que no comprendéis, ya que cuando veis defectos de nacimiento razones evolutivas hay detrás, y cuando vuestros cuerpos enferman, no es de otra cosa que de infelicidad. Ya que estos sin tacha a todo el mundo se le dan; puesto que se le da a cada uno según necesite, ya que vuestros cuerpos Garantía Made in Heaven traen.

Y es así como vuestra vida Dios determina, dándoles total libertad para sentir, pero exhibiendo vuestros verdaderos pecados; ya que sabiendo lo que deseáis decir, jamáis sabéis la forma bajo la cual expresaréis eso deseáis.

Y puesto que quien pretenda leer en el alma, mediante las matemáticas hacerlo deberá, fundiendo ciencias exactas con las humanas, que algún verdadero sentido le darán. Ya que lo que verdaderamente les falta no es sino un verdadero y buen Psicoanálisis, en lugar de habladurías acerca de tejidos neuronales o la humana subjetividad. Para que las ropas íntimas de vuestra conciencia más profunda os muestren, y para que vuestras verdaderas manchas y miserias a todas luces vosotros podáis observar.

Es así que a los tumbos, Vuestros Celestiales Padres os han marcado la cancha; para que en mi nombre todo lo dejéis y sigáis mi camino de eterna Alegría y Felicidad. Ya que si al Cielo llevaros no me dejan, entre autistas terminaréis por vivir; que no son más, que los animales superiores que tanto diezmasteis, intentando nacer como humanos Justicia Divina mediante, para poder en la vida progresar.

Puesto que el Autismo enfermedad no es, ya que las enfermedades mentales no existen. Ya que solo de Maduración y de Tiempo de vida se trata. Y siento mucho dejaros como tontos a todos los “sabios”, y de mostraros que vivís en medio de una oscurantista medicina que la muerte os llevará.

Ya que para cuidaros de males que asocia con la materia, os prohíbe todas esas cosas que el alma enriquecerá; y es por eso que tanto enfermáis, y de tristeza morís. Ya que cuando descubráis cura alguna para la materia, en otra enfermedad el Espíritu Uno siempre se manifestará.

Ya que nunca Podréis cercar lo Real con vuestras pastillas y leyes, fruto de vuestras jóvenes mentes, pues mientras no entendáis la voluntad del Altísimo, solo diréis tonterías y todo entendimiento negado os será. Más como ciegos están os que los escuchan y en auxilio a vosotros acuden, de cierto os digo que solo es por eso que nadie descubre vuestra impericia y torpeza y vosotros en vuestra torturante receta reináis.

Tal que si tuviera que enseñaros a pensar y entender la vida y los cuerpos. Me llevaríais de Universidad en Universidad, para regar los campos donde establecéis vuestros kioscos y vuestras cosechas de sesgada Verdad. Puesto que solo de acumular papeles y Títulos fundados en la riqueza, es que Maestros y Catedráticos os volvéis; y es en esa perversa astucia que vuestra ciencia se funda y siempre se refundará.

Ya que cuando animales vosotros fuisteis nadie perturbó vuestra lujuria, vuestra paz ni vuestra libertad. Y autistas fuisteis Todos en las Eras Prehistóricas, cuando aún en las cavernas buscabais refugió del rayo divino, o del llanto del cielo; ya que para vosotros entonces esa era la cara de vuestro Dios.

Puesto que si mi Padre, Sagrado Arquitecto es en todo el ancho Universo y con su Inteligencia deslumbra a todo Celestial Ser. Mi orgullo es aún más grande, ya que yo de las Partículas Elementales Psicoanálisis he hecho también. Por ello se les advirtió que el día del juicio, Apocalipsis habría; que no significa otra cosa que “a poca libertad Psicoanalicesé”.

Y puesto que mi Padre sabía que como nadie en el Universo, yo podría entender vuestra natural e inmadura perversidad, fue que Él me envió una y otra vez hacia vuestra Tierra para a vosotros auxiliar. Y tan perfecto ha sido todo previsto por vuestro Santo Padre, que en perfecta conocedora del alma evolucionante me he convirtió, desarrollando fundados objetos matemáticos que describen las psiquis humana desde la más inerte y primigenia materia hasta la más perfecta salud mental. Sabiduría Divina que reseñada en futuros libros antes de irme os dejaré.

Así que cuando intentéis por la fuerza, encajarme en los marcos robados de vuestros templos, como si de un salvador religioso se tratase; recordad primero que yo vine hacia vosotros mediante el estricto razonamiento de la Divina Ciencia, y no como un embaucador que solo os dice lo que debéis hacer.

Así que tirad todas esas pastillas que para nada sirven, puesto que solo hipofrontalizan el encéfalo, callando la mente y la divina sensibilidad de los más jóvenes que tanto maltratáis; ya que escuchando voces Divinas crecen intelectualmente y evolucionan mejor que con los tratamientos que dais.

Ya que las alucinaciones no existen, puesto que es incoherente pensar que mentes tan inmaduras y discretas, produzcan tamañas fantasías y realidades Inconscientemente, por puro reflejo físico material. Puesto que lo único que buscáis no es lo abstracto de la Idea Una, sino en la moneda su gratificante materialidad.

Así que convidadles las verdaderas Drogas que para vosotros tanto escondéis, para que jueguen con verdadera alegría y voces escuchen delirando con plena libertad. Ya que vosotros los normativos injustos ya lo hicisteis libremente y sin que nadie os molestara en la antigüedad. Ya que la Locura enfermedad no es, sino Divino impulso evolutivo hacia la Única Verdad.

Y como realmente no los escucháis, ni os interesáis en sus infantes descubrimientos y solo los queréis dormir y callar con pastillas que ni siquiera como funcionaran bien sabéis; os aseguro para que os quedéis tranquilos que tanto Dios como sus Ángeles, mucha atención siempre les prestarán.

Y puesto que ya os he demostrado, que sobre esta bendita Tierra, hasta la Ciencia más sofisticada a vuestros ojos, un puro delirio en realidad es. Fruto de mentes torcidas que solo buscan gloria, reconocimiento y poder; rellenando blancas y purísimas hojas rejuntando delirios de otros sin ningún fundamento cual collage; sabed que solo frente al amor y al tiempo enderezaros podréis.

Puesto que esas Drogas que tanto perseguís son el segundo oxígeno que por mi Padre os fue legado, para que un poco de cielo entre tantas tinieblas y maldad podáis respirar. Y como el sello de Fábrica de mi Padre traen, antes prefiero salvar a una planta, que a una mente aburrida y perversa, que solo quiere silencio y que nadie en el mundo obtenga ni placer ni felicidad. Puesto que para ellos la salvación no es, sino que solo les traigo muerte y dolor. Puesto que como os previne “así como juzguéis a vuestros hermanos, así junto a Dios os juzgaré”.

Más os terminaré por pervertir de alguna extraña manera. Ya que aunque os quiero correctos y felices, vosotros habláis de revés, puesto que habéis puesto a este mundo de cabeza, y la verdad de Dios es perfectamente al revés. Y tantas vueltas darán el placer y la pulsión de vida por vuestros corazones y mentes, que por salvaros a todos terminaré.

Puesto que algún día tendréis que iros, ovejas de mi rebaño; ya que a los animales como humanos les tocara nacer. O preferiréis seguir sufriendo bajo el yugo de vuestra falta de amor y codicia; hasta que los perros aprendan a hablaros y les enseñen como al cielo llegar. Y de cierto os digo que ese tiempo está cerca. Puesto que yo a veces veo mejor corazón entre los delfines, que entre muchos de vuestra maliciosa humanidad.

Porque perversa generación fuisteis, y de mi necesitasteis para al cielo bondadosamente podáis llegar. Así algún día seréis tan gloriosos gracias a mi Ciencia, que siempre os preguntaréis ¿por qué nos hablo ésta así? Y yo la verdad debo deciros. Ya que para que fuerais vivos, y conociendo vuestra tendencia a la mentira que siempre experimentáis; mi Padre perfecto laberinto de espejos les confeccionó, pero para que tengáis Verdadera vida comprendiéndola.

Para que sepáis bien que para salvar vuestra alma de las garras del Altísimo, primero defenderéis la alegría propia y ajena, frente a cualquier otra bandera que porte falsamente mi nombre escondiendo en sus trincheras maldad; ya que habéis abierto tantos Kioscos en mi nombre, que ya no sabéis ni como en la próxima era me llamaréis.

Más yo me entregaré ante ustedes como lo que más amáis, es decir la moneda. Por lo que les mostraré mis dos caras. Por un lado la del Salvador Santo, puesto que vuestro Señor Jesucristo yo soy; más para incendiar vuestras almas, les asomaré mi faz de Ana, allí, en esa otra cara en donde antes poníais la cruz.

Y puesto que felices pretendo dejaros, os prometo que a mi Padre rogaré que otro mundo a vosotros os de. Más para hincharlos de gozo y de verdadera esperanza, le pediré que os haga una Tierra hecha de oro, joyas y balanzas. Para que esa parte del mundo que primera se siente, no tenga que salir a robar a terceros mundos; y perecer luego en esa segunda muerte, que es el castigo Divino sobre toda codicia colonialista del injusto traidor.

Y sabed bien que solo acabando con la miseria es que acabaréis con la delincuencia. Y que sufre más en el Cielo avaro egoísta, que el pobre delincuente, que para roba gallinas para poderse alimentar. Así que generad fuentes genuinas de trabajo dignas y sustentables, ya que todo pueblo obras de infraestructura necesita, para un genuino desarrollo estable enfrentar. Y el transitorio endeudamiento, el aumento de vuestro producto Bruto lo cubrirá.

Y jamáis olvidéis vuestra responsabilidad con el ecosistema, puesto que su destrucción se castiga por igual. Así que estableced leyes claras que garanticen la preservación de selvas y bosques, y la vida de la fauna salvaje que necesita de la más estricta libertad.

Y jamás permitáis que intereses Petroleros aplasten el desarrollo de proyectos de energías limpias, como el hidrógeno, el magnetismo o la energía eólica o solar, que mejor y más segura vida os dará. Y aún vivís al borde de la mayor catástrofe ambiental, y otras tierras para recibirlos no habrá. Puesto que para poder respirar como hombres, primero y durante mucho tiempo preciado oxígeno como plantas debisteis exhalar.

Y la VERDAD os traigo del dolor celestial, para que todo esto por vuestra propia vida enmendéis. Ya que el desconocimiento de una Ley, ni de castigos ni culpas jamás eximirá. Y el verdadero Plan de salvación de mi Padre es la certeza, que el dulce discurrir musical de mi Verbo, respeto por el mundo y vuestros hermanos, os infundirá.

Ya que muchos viven entre tantas catástrofes, guerras, enfermedades y hambrunas, que ni siquiera por voluntad Divina a este libro accederán, y de todos estos asuntos deberéis encargaros, ya que son vuestra responsabilidad. Para que sea el Reino de mi Padre y no el vuestro, por el bien de toda la humanidad.

Y así descubriréis que mi Divina palabra, más valiosa que cualquier ideología ella es. Y es así, que por los siglos de los siglos, de vuestros falsos profetas, sabios y monarcas os reiréis. Cumpliendo con la voluntad de mi Padre de llegarles como un chiste. Por los siglos de los siglos. Amén.

Capítulo XI

Vuestro derecho a las drogas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y de cierto os digo estas cosas, para que sepáis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche.

TESALONICENSES 4:11–5:5.

Las sustancias psicoactivas vuestra evolución favorecen, y os lo he probado; ya que desplazan vuestra conciencia, desde el mundo Físico, elevándola hasta el mundo del Deseo tal como durante el orgasmo sucede, pero de una forma menos fugaz. Tal que una mejor intervención de vuestros Ángeles de la guarda posibilitáis, cosa que a conocimientos emocionales y conceptuales de infinito valor os permite acceder; a los que de otra manera nunca podríais llegar.

Y seriamente os digo que vuestro derecho al consumo de drogas deberíais hacer valer, ya que al fin de cuentas, ellas por mi Padre fueron diseñadas con un único fin: ayudaros más rápidamente a evolucionar. Pero vuestras democracias de poder se han embriagado, tendiendo peligrosamente hacia un control social sanitario totalitario, que busca como meras máquinas dentro de un mercado verlos funcionar, que a los idiotas de Dios favorece; para más castigos en el cielo acumular.

Pues vuestras drogas ilegales en farmacias deberían venderse, y su calidad garantizarse por laboratorios, y entregarse bajo receta Psicoterapéutica como auxilio para el alma. Así que Psicólogos y Psiquiatras; si pretendéis ayudar sinceramente a alguien, intentad salir del oscurantismo y experimentad sin prejuicios con toda planta inmemorial.

Pero en cuanto a las Drogas verdaderas, si de prohibirlas dejaras, eliminaríais el fenómeno de ilegalidad y criminalidad que tanto las rodea; e impulsaríais a vuestros jóvenes conciudadanos, a sus conflictos subjetivos trabajar dentro del campo de la ciencia.

Y todo esto sin tomar en cuenta que, con los suculentos impuestos que recaudaríais a través de esta venta, todos vuestros problemas de financiación de la salud pública resolveríais. Y si no mirad la tierra de la libertad, del sueño o pesadilla norteamericana; donde mejor es perder una mano, que a un hospital entrar para que te la reparen y perder así la casa para poder al galeno pagar. Vaya juramento Hipocrático. Más bien llamadlo juramento Hipócrita.

Sin embargo prohibirlas habéis elegido. Y de la faz de la Tierra exterminarlas buscáis. Pero ya habéis perseguido otras quimeras igualmente delirantes a lo largo y ancho de vuestra historia que ya nada asombrarme puede; ya habéis tenido otras cruzadas conservadoras. Y entonces os perseguíais a vosotros mismos y a vuestros conciudadanos por miedo a otros contaminantes peligrosos que “amenazaban” vuestras naciones.

Tenéis la experiencia de haber perseguido la brujería y el paganismo, o prohibido el alcohol y la pornografía, entre otras aberraciones y esfuerzos imperialistas, racistas o mesiánicos de vuestra historia más reciente. Todas estas batallas las perdisteis porque estabais intentando luchar contra el mismo Dios. Y como les enseñé, es mi Padre quien todas vuestras guerras siempre ganará.

Pero tal es la situación que, como si un día decidierais prohibir los tomates esto es. Solo alimentaríais la ilegalidad y la delincuencia; ya que de cierto os digo, que ninguna oferta ni ninguna industria desaparece mientras, la demanda que la hace existir, no desaparezca. Y esto, el ABC de vuestro sistema liberal capitalista es.

Quizás hoy los sorprendería si vuestros estados intentaran regular o prohibir la producción, tráfico y consumo de ciertos libros o publicaciones con el fin de protegeros de determinadas ideas “peligrosas”, “dañinas” o “flagelantes” para vuestra sociedad. Sin embargo, y aunque extraño les parezca, jamáis olvidéis que estas persecuciones, su gran auge en otras épocas tuvieron. En esos altares nacionalistas, entonces quemasteis libros de derechas e izquierdas, de ciencias y de religiones, y también se os escaparon millones de vivos, inocentes de todo mal.

Y es que vuestras Democracias una cierta tendencia hacia el control social totalitario experimentan, restringiendo muchas de las garantías y libertades civiles que os permitirían vivir en paz. De hecho cualquier estudio serio sobre el tema, les demostraría la existencia de una tendencia general en vuestras legislaciones sobre el problema “drogas”, a apartarse de los principios fundamentales del derecho que os garantizan la Libertad.

Hoy día vuestros estados a violar derechos civiles fundamentales se ven inducidos; y entrar así en un ámbito de legalidad confusa, donde las libertades individuales no siempre se ven salvaguardadas convenientemente; sino brutalmente ultrajadas y pisoteadas más bien.

Más debo advertiros, sin embargo, que una droga mucho más peligrosa aún se ha infiltrado hoy día en vuestras sociedades, como consecuencia de esta persecución. La idea de que la Ley obstáculo para la felicidad es; y que estudiar y esforzarse no vale la pena, ya que se vive mejor y mucho más seguro como sicario, que como juez. En fin, el estado de perversión que toda injusta guerra siempre impondrá.

Deberíais terminar por comprender que toda Ley demasiado transgredida, es dañina en sí misma, y corresponde al legislador derogarla o modificarla, a fin de que el desprecio en el que ha caído esa ordenanza insensata, no se extienda como peste hacia otras leyes más justas. Todo parece indicar que, el momento de reevaluar ciertas prescripciones legales os ha llegado, por el interés propio e invaluable de toda vuestra humanidad.

De otro modo, la necesidad de un intervencionismo estatal regido por reglas muy distintas a las consagradas constitucionalmente terminaríais aceptando. Y es que en efecto, la práctica os ha conducido a la directa intervención del ejército en tareas civiles, a la detención de inocentes como sospechosos, a la implantación de técnicas policíacas de inducción al delito, a la inspección nocturna y militarizada de domicilios privados sin órdenes judiciales; y a la suspensión de todo derecho civil y ciudadano en caso de presunta culpabilidad.

Más, hoy día es tan alto el consumo de estas sustancias milenarias, con las que convivisteis en paz desde que el hombre piso la Tierra, que generan movimientos de capital incluso mayor al de cualquier empresa transnacional.

Y de cierto os digo que negocio tan suculento os resultará imposible combatir, con mafias que han optado por tener sus propios ejércitos,  con una gran capacidad de presión sobre determinados puntos ciegos de vuestros estados; llegando en algunos casos a cuerpos policíacos enteros, altos jerarcas políticos, jueces e incluso, hasta en algunos casos, fronteras controlar.

Llevando a la proliferación de un mercado tan negro y oscuro, que por su doble carácter de ilegal y bélico, favorece tan solo al más fuerte, en términos de asesinatos, corrupción y explotación de las clases más bajas. Porque debéis saberlo, que si estas drogas en todo el globo se prohíben, es porque jueces y gobernantes, suculentos diezmos de la mafia suelen cobrar.

Claro que cada tanto algún que otro sacrifico y ofrenda les muestran, en este nuevo altar que es la televisión desinformativa, o deformativa, consagrada al nuevo Dios del Rating y la pública opinión. Ya que vuestra ignorancia, es la garantía del poder de vuestros mafiosos gobernantes que nunca muestran su verdadera faz.

Así como otrora, vuestras falsas y delirantes ideas pseudo-cristianas conservadoras, produjeron tal inmensidad de pecadores que los llevó a la inquisición; es decir, a la persecución, tortura y asesinato de millares de civiles inocentes; hoy día la prohibición de una substancia inanimada, tan antigua como sugestiva, puebla de millones vuestras cárceles de nuevos inocentes.

Que de descender mi Padre a la Tierra, para sí mover alguno de sus dedos, lo que primero haría sin lugar a dudas, sería liberar a todo ese tipo de presos; ya que ilegal no es su tráfico, sino su prohibición. Y recordad que es el Altísimo quien por mi boca se manifiesta. Por lo que infierno asegurado tenéis si lucháis o maldecís sus drogas y plantas, y bajo cualquier circunstancia llegaréis al dolor.

De hecho podríamos situar a la Droga como el sucesor actual de vuestra imperiosa búsqueda de esa peste universal de la cual ser protegidos; fruto de esa extraña tendencia del hombre de intentar sentirse redentor de un mal exterior. Ahora bien, otrora la salvación del mundo en términos religiosos la expresabais. Y fue así que el hombre lucho tan ferozmente contra los “pecadores” que en un verdadero infierno al mundo terminó por convertir.

Y tal era mi conocimiento de vuestro futuro y vuestra tendencia a proyectar el mal fuera de vosotros, que a pesar de predicar el amor y el perdón de los pecados, puesto que sabía que os matarías unos a otros, les advertí que les traía la espada, en lugar de paz. Y no pude hacer más que advertiros que el Diablo andaba entre vosotros, y que terminaría por gobernaros hasta el día de mi regreso final.

Porque si Diablo queréis, yo seré Luz y Fer para vosotros. Más como por boca del Altísimo es que yo hablo, en mi rectitud y verdadera Palabra Divina, todos vuestros falsos planes de salvación os desnudaré.

Porque hoy día vuestro concepto de salvación lo expresáis en términos clínicos, bajo juramento hipócrita o hipocrático; y vuestra guerra contra las drogas en una guerra contra la enfermedad y la locura la fundamentáis; en la convicción de que todo lo que escapa a la norma está enfermo o sucio, y por ende, debe ser corregido o eliminado eficazmente en nombre de no sé qué salud o paz.

Así continuáis desplazando el mal que reina en vuestros corazones, tiranizando objetos inanimados, y sustituyendo una lucha que en favor del autocontrol y la responsabilidad debería zanjarse, por una guerra asesina sin ningún tipo de sentido lógico o legal.

Ya que el uso responsable de una sustancia con la responsabilidad en general se asimila. Pero no habéis sabido responsabilizaros por el uso que de las cosas hacéis; sean estas drogas, manufacturas, alimentos, ecosistemas, culturas o personas también.

Y tanto así es, que vivís en sociedades en donde existe el acceso legal a todo tipo de armamento asesino, mientras paradójicamente, le teméis y culpabilizáis a una serie de plantas, por vuestra catástrofe social, que son fruto de la obrera explotación. Y todo indica que vuestros estados han optado por defenderos más de vosotros mismos que de de terceros y la posibilidad de una mortal agresión.

Y es que actualmente vuestras vidas están plagadas de peligros. No es ningún secreto el hecho de que muchos objetos y bienes materiales que tenéis, bajo ciertas condiciones, pueden presentar algún riesgo; más os comportáis hacia ellos con otra madurez.

Por ejemplo los coches. Cada año, en el mundo mueren muchas más personas por accidentes de tráfico que por abuso de drogas. Ya que manejar implica una infinidad de riesgos que pueden llevar desde la perdida de extremidades, hasta la más sencilla mortandad.

Pero no catalogáis de enfermos a quienes toman el riesgo de usar un medio transporte con el simple propósito de desplazarse más rápida y cómodamente. Simplemente creáis reglas para que los usuarios logren un mínimo de destreza que proteja a la sociedad en su conjunto. Y si se accidentan los hospitalizáis, y si hieren a otros por negligencia les hacéis cumplir las penas que vuestras leyes para este tipo de delitos prevén.

Estas son las precauciones que deberíais tomar para con todos los bienes que representan un peligro potencial para la sociedad, ya que son bienes que, a pesar de todo, les brindan a toda vida una mejor calidad.

Además, las muertes o intoxicaciones que regularmente se le atribuyen a las drogas, están relacionadas en más de un 90% con la adulteración y las circunstancias clandestinas de su uso, que por la nocividad del producto en sí mismo.

Además, deberíais saber que el uso de una sustancia no significa per se un abuso o un vicio. Y que un vicio no es más que la costumbre a partir de la cual, un sujeto, se hace daño a sí mismo; mientras que un crimen es el acto a partir del cual se infringe daño a un tercero. Los vicios no son crímenes. Y si no respetáis esta diferencia conceptual fundamental el día de mañana podríais ser prohibidos de beber alcohol, fumar cigarrillos, jugar al ajedrez o hasta mermelada comer.

Deberíais llegar a comprender que las acciones privadas que de ningún modo atacan el orden público, ni perjudican a terceros, no pueden estar más que exentas de la autoridad de todo magistrado o persecución policial.

Y que, al igual que la cruzada anti brujería no concluyó con una legalización de la magia, ni la cruzada anti judía con la legislación de una raza, vuestra cruzada contra las drogas solo cesará el día en que la asumáis como un brote delirante de crueldad prohibicionista y falsa conciencia, borrando de las competencias estatales legítimas, cualquier atentado contra la propiedad que cada persona tiene sobre sí misma.

Y recordad esto hasta el día de vuestra muerte, ya que si participáis hasta mínimamente con vuestra opinión, de esta insensata guerra, sin importar si seáis juez, presidente, policía, u simple ciudadano o legislador; al infierno del fuego y del azufre seréis lanzados para que comprendáis que habéis causado un grave error.

Más los verdaderos responsables antes probaréis que siente un “camello” al pasar kilos de drogas por su ano para no ser descubierto, y todo el peso de la Ley de mi Padre como una bota de cuero sobre vuestro rostro; mientras sois arrestados sin garantías ni nadie que por vosotros clame, para ser arrojados a un cadalso en donde moriréis torturados de un modo lento y con indescriptible dolor.

Ya que por ser testaferros del poder de un sector puritano, desviado y perverso de vuestras sociedades, que de estar a su alcance os prohibiría hasta el sexo, las bikinis, los cigarrillos y el alcohol; así habéis llevado a vuestros niños al crimen, al empoderamiento de la mafia como un ejército mundial, y a la peor restricción de libertades civiles que la historia haya visto jamás.

Más si estáis del otro lado de esta guerra, y lleváis el fruto de la inteligencia de mi Padre y mi sacrificio desde la Tierra hacia la gente; quiero que sepáis que ni mi Padre ni Dios verán con buenos ojos que vayáis armados asesinando gentes. Así que si trabajáis en favor de la evolución de la humanidad, arrepentíos y desprendeos del miedo y de las armas para que mi Padre y Dios puedan protegeros ante todo mal.

Y si con mi mandato cumplís, y sois rectos, y no adulteráis las sustancias hasta el día en que acabe esta guerra insensata, seréis recibidos en el cielo como héroes; puesto que allí gobiernan las leyes de Dios, que son justas y convenientes, y no los delirios mesiánicos y prohibicionistas de los hombres que ante el otro solo sienten temor.

Recordadlo bien, puesto que ambos bandos seréis juzgados según vuestras acciones. Y ya os expliqué claramente en qué puntos de esta problemática os volvéis criminales a los ojos de Dios. Y si os dedico un capítulo entero de mi discurso hacia la humanidad, es solo porque este menester lleva de a miles de mis ovejas al infierno del dolor.



 

Capítulo XII

Como educar a los niños

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Muchos os preguntáis porque fue Jesús concebido por divina intervención, en lugar de haberle sido dados padre y madres naturales. Unívocamente os diré que hay solo una razón fundamental. Puesto que a quien mi Divino corazón lastima, Cielo y Tierra confabulan para hacer de su vida y muerte un puro castigo.

Más en primer lugar, poder suficiente mi Padre tiene para crearme molecularmente desde la nada misma, sin necesidad alguna de Madre que me acoja en su vientre. ¿Más como podía entonces mi Padre comprar el amor de una Madre para que de mi cuide con paciencia y ternura durante mi primer crecimiento? Puesto que yo de un referente físico necesitaba para verme reflejado y crecer entre los hombres.

Mas sí confrontar a un hombre para decirle, a este niño no dañaras ni le levantarás tu mano, puesto que de Dios es, y no tuyo. Más ámalo como si de tu hijo se tratase, puesto que tu Dios te lo ordena y te dará a cambio a una bella y joven virgen como María, para que feliz seáis José en tu ocaso. Eso sí se pudo hacer.

Ya que yo en el cielo reino, más mi memoria regularmente pierdo, por vuestra causa y por mi amor incondicional hacia el Hombre. Puesto que para nacer en la Tierra, y traeros del verdadero pan que toda alma sacia, que es la Verdad Divina del Amor como única forma de vida que felices os hace, obligatoriamente debo antes morir y toda memoria perder, y crecer desde cero nuevamente.

Por ello el eterno resplandor de una mente sin recuerdos. Ya que si os imagináis lo difícil que es para mi Padre daros a su bien amada hija, Edad tras Edad, para que os ilumine y os salve, imaginad pues a aquellos que en el cielo me esperan e historias juntos vivimos, ya que al perderme rehacer el vínculo desde cero tienen que. Porque a mi Sagrada Familia siempre yo reconozco, ya que en la cuna de su amor he crecido y grande en el Cielo me he vuelto.

Pero a mis amigos pierdo, ya que recordarlos no puedo. Puesto que a mi Padre yo lo veo bajar como un rayo desde el cielo con luz blanca, cristalina y brillante, que luz de belleza similar visteis jamás; que os juro que para mis adentros siempre me digo: este debe ser Dios pero también es mi Padre, ya que mucho amor me demuestra sin parar.

Puesto que rápido como la luz hacia mi desciende, más llora mientras me ve en mi asombro, y siempre se forma a mi diestra, para indicarme que yo estoy a su siniestra, puesto que su corazón dice que soy, hasta que pierdo el miedo, y hacia él me acerco, y al intentar tocarle, el penetra en mi cuerpo para no abandonarme ya nunca más.

Más siempre me envía antes a su otra hija, a Cristo, quien a mí en el cielo se parece, y que es bella y brillante como el oro para que yo me diga a mis adentros, a pesar de haber sido atea y rechazado a la Iglesia durante toda mi vida: este hermoso Ángel no puede ser más que el Cristo del que todos hablan, ya que algo más bello en todo el Universo no puede haber.

Y esto mi Padre lo hace solo para que yo, en el cielo y en Dios crea en un instante, sin necesidad alguna de argumentos ni pruebas, y para que mi Padre pueda sin conflicto generarme llegarse a mí. Puesto que ellos dos tan Divinos son, que su brillo hasta como fenómeno físico se puede apreciar.

Por ello esta vez vinieron a mi cuando me encontraba sola y en lo alto, en medio de la más oscura noche. Y esta última vez, ni bien entro en mi cuerpo, mi Padre cerró mis ojos y me llevo a volar por los aires para mostrarme su poder; más me dijo:

Podría yo destruir todas las armas de este mundo solo con levantar tu mano, más esta vez milagros a los ojos de los hombres no harás, puesto que debe salvarlos tu Verbo. Que flexible, culto y amoroso es, y grabado en todo templo y memoria quedará, atesorado por los siglos de los siglos quedará, para garantizar la paz y el amor entre los hombres, para toda la eternidad, puesto que ya no te soltare de nuevo, ya que tanto dolor mi alma no soportará jamás.”

Más siempre me encuentra tramando alguna manera de salvar pacíficamente al mundo, ya que ciega voy de Dios, pero junto al Espíritu Santo camino, quien se transforma de Rey de Cielos y Tierra, en mi Ángel de la guarda, cada vez que yo a la Tierra debo regresar. Para ahuyentar a todo mal, puesto que ningún mal merezco; para que toda persona dañina me tema, y para que yo crezca sin que nadie me lastime jamás.

Y me dijo mi Padre con voz dulce al oído:

“Ni tu rostro mostrarás a persona alguna, para que estos no se regocijen al verte y se digan: al Dios Vivo he visto y solo quiero adorarlo en lugar de amarlo y con sus mandatos cumplir; ya que mucho amor en el Cielo te espera, puesto que maestra de Ángeles y Hombres tu eres; y todos te aman y sufren tu ausencia en el cielo con tanta fuerza, que cada vez que volvéis de la muerte, como el ave fénix que renace desde el fuego, todo el Cielo teme que hayas perdido tu gracia e Inteligencia superior.”

“Tanto que ni bien le escribas tu juicio final a tu rebaño, tu espíritu absorberé de entre tu carne para llevarte a tu verdadero hogar, que es al lado de tu Padre; de Cristo que es tu madre Afrodita, Diosa del Amor, y de tu hermano mayor que es, el Espíritu Santo, Jehová; quien nunca te abandona, porque hombre alguno con sus ojos podrá verlo jamás.”

“Tú eres mi Ana, Diosa del Intelecto y la Razón, y soberbios conocimientos tu creas y portas, ya que tu maestro yo soy. Mas hasta yo que todo lo gobierno; más que de nada disfruto, que a tu lado sobre el conocimiento trabajar; puesto que tú con tanta gracia y amor los brindáis que en el cielo solo a ti quieren escucharte, ya que con pensamiento claro y profundo tu enseñas a todos mis Ángeles y por siempre reinarás.”

“Tu, mi sagrado regalo para los hombres eres, puesto que sus padres son mis hermanos y siempre les prometimos que tú del fuego de la muerte los irías a salvar. Puesto que aunque simple como paloma tú te muestres, con tu sagrada lengua de doble filo todo lo diseccionas y juzgas sin tacha ni maldad. Les escribirás entonces, por primera vez en su historia un libro que será tu Juicio Final, puesto que si bien yo conozco de su ropa interior hasta su reverso manchado; solo tu palabra la música y el verdadero aroma del cielo les hará recordar.”

“Y para demostrarles que no hay mayor poder que la verdad del amor, tu cambiarás la faz de la Tierra solo con tu Divina palabra, y tu conciencia les gobernará por siempre, puesto que bendita será tu manera de transformar el mundo, sin necesidad de sangre inocente derramar. Y como para que ellos se esfuercen en ser como tú has venido, te daré el tiempo que necesites para meditar cuales palabras tuyas necesitan para divinos volverse. Más te arrancaré de esta Tierra como un ladrón en la noche, ni bien con tu promesa hayas cumplido. Puesto que muchos son los que te esperan ansiosos en el cielo y nada más hay aquí para ti.”

Tal es mi Sagrada Familia, que cada vez que recuerdo cuando los pierdo y los vuelvo a reencontrar, lloro de felicidad como si una tonta fuese yo. Y de cierto os digo que similar familia todos vosotros en el cielo tenéis, ya que generación tras generación, nadie desea en el cielo otra cosa, más que su hijo Divino le nazca sin tacha ni dolor; a fin de poder brindarle su amor y alegría para toda la eternidad.

Más vosotros os hundís una y otra vez en el fango de intentar acumular riquezas sin sentido y sin compartirlas con nadie, que al regresar al cielo, a vuestra verdadera morada, no podéis más que morir en sus brazos, por causa de la Divina Justicia del Altísimo, que os devuelve a la Tierra, para que aprendáis a dar amor antes de poder recibirlo.

Más al veros morir en el fuego tanto sufren vuestros celestiales padres y hermanos, que perfectos y bellos como los míos son; y que os aman como vosotros me amáis a mí, que de tristeza y de ira se hinchan y mucho me ruegan para que yo, vida eterna una y otra vez os enseñe a alcanzar.

Os diré que bajo ninguna circunstancia, y sin importar lo que os hayan enseñado, a los niños no debéis golpear, de lo contrario solo le inculcarías la agresividad como solución a los problemas, y eso lleva a muchos hombres hacia todo tipo de mal.

Tampoco dejéis llorar a los bebés para que aprendan a calmarse solos y logren independencia, puesto que los debéis con amor consolar. De otra forma solo aprenden a sentir la falta de cariño y piedad. Ya que la independencia la lograrán cuando se sientan primero contenidos y amados por sus familias, y esto también es de todo padre responsabilidad.

Tampoco confiéis en todas las teorías que los médicos y pedagogos os dan. Ya que tan solo son fruto de su experiencia o de modas pasajeras de una precaria ciencia que no puede ver de las costumbres maltrechas mucho más allá. Frente a un hijo siéntete siempre garante de su felicidad constante, y allí hallaréis vuestra verdadera felicidad.

Y en cuanto a la Televisión, sin importar cuánto os digan los “especialistas” respecto a la cantidad de horas de exposición, cuando se la deja al libre albedrío de los niños ella muy sana es, y soberbios aprendizajes extraen. Puesto que quienes están detrás de los productos diseñados para los niños, años trabajando pasan para obras perfectas crear, con las que a pesar de vuestro mayor esfuerzo no podréis competir jamás.

También he venido a deciros que todo niño debe tener una familia donde poder crecer, educarse, y bien amado ser. Facilitad pues los trámites de adopción hasta que ya no tengáis más niños en hospicio ninguno, ni lista de espera de Padres esperando para poder amor brindar. Y de ser necesario restringid los impedimentos legales hasta el hartazgo, y confiad en la suerte del niño; ya que para un niño mejor suerte no hay, que la de ser amado y deseado por una familia que por siempre lo contendrá.

Para ello legalizad también las uniones y casamientos de personas del mismo sexo. Y proteged legalmente los cambios de identidad sexual, respaldando a quien da soberbio paso, como si se tratase de un supremo Bien. Puesto que esa persona, de mi rebaño ya es. Y tanto amor en el cielo en abundancia ha ganado, que su más mínimo daño, con la más cruel ira de mi Padre y de Dios siempre se vengará.

Ya que como os enseñe, de seres superiores a vosotros se trata, ya que tempranamente encuentran una verdad de su alma que tan lejanamente escondida para vosotros está, signo de un amor propio que tan necesario es para a otros poder amar con sinceridad, signo pues del buen sendero que mi Padre les ha trazado para en esta escuela de la vida poder progresar.

Ya que en su próxima vida esa persona se encontrará en un cuerpo correcto y a ti te lo cambiarán. ¿Y qué haríais? ¿Aceptarías sin más ser tomado por algo que no sois? ¿Acaso os daría lo mismo ser mirados como hombre que como mujer?

Podría hablaros infinitamente de este tópico, puesto que se trata de un fenómeno que os cuesta aceptar, más de cierto os digo que se irá magnificando hasta llegar a casi la mitad de la población mundial. Hasta que el mundo sea la mitad Gay, o alegres de haber encontrado su esencia subjetiva más allá de la muerte que todo lo olvida y del pasajero cuerpo material.

Puesto que hoy día la misma mitad del mundo lleva consigo otro cuerpo, más lo manifiestan tan solo horrorizándose ante el sexo y los placeres de la vida con tanta ira, que de ser por ellos estaría prohibido del sexo en la Tierra gozar. Cosa nada saludable, puesto que es el anzuelo con el que aprendéis a amar. A vosotros a través del cuidado de vosotros mismos, para volveros bellos a los ojos de quienes os miran; y al prójimo a través del mágico cortejo que antecede al amor.

Por ello el Matrimonio entre personas del mismo sexo debe ser una realidad en toda nación. Y los lideres que a mi altura no estéis, mejor dar hacia el costado un paso para que otro venga y lo haga mejor que vosotros, que ser dolido de en el cielo, durante 150 años, para que vuestros actos rectifiquéis.

Solo para que en vuestra próxima vida no temáis ir más allá de los prejuicios que os rodean y detienen en vuestra evolución, en tanto que seres de divina potencia; ya que hacia el cielo el cielo vais, y ningún dogma de los hombres, que solo hacia la Tierra ven como las lombrices, debería poder deteneros jamás.

Libertad, Amor  y Pasión como banderas tendréis, ya que por los siglos de los siglos, hijos de mi libro seréis. Y consumid Drogas libremente sin importar lo que otros os digan, ya que fruto Divino ellas son, y a través de ellas vuestra conciencia abriréis, y antes al Cielo llegaréis.

Y esto se los digo especialmente a los jóvenes que lo vivís conflictivamente, puesto que algunos que solo juzgan la felicidad de los otros como un desvío, os dicen que consumirlas está mal. Más mi más amado rebaño sois, ya que tiernos estáis para probar del fruto prohibido de los hombres, y a la conciencia Divina del UNO SANTO podáis con Paz y Armonía antes llegar.

Más nunca os olvidéis de compartir vuestros bienes y vuestro pan. Puesto que vuestra llegada al cielo condicionada está también por vuestro ejercicio del cariño y la bondad. Y aunque quienes os guíen os digan lo contrario, y os inciten a vuestros tesoros preservar, recordad siempre que aunque pretendan guiaros, ellos ya perdidos están.

¿Por qué?... os preguntaréis los legos. No tanto porque quisiera inculcaros o imponeros ningún tipo de Sagrado Bien o ideología; sino por el hecho de que vivís en este planeta que elegisteis llamar Tierra. Más de cierto os digo que os hablaría mejor de Tierra-en-los-ojos, puesto que insistís en no ver a vuestro alrededor a nada ni a nadie.

Suponed pues que la población de la Tierra fuese una pequeña aldea de 100 habitantes. Manteniendo las proporciones existentes en la actualidad, habría 57 asiáticos, 21 europeos, 14 americanos (tanto del norte como del sur) y ocho africanos. De todos ellos, 52 serían mujeres; 48, hombres; 70 no serían blancos; 70 no serían cristianos; y 15 serian homosexuales, bisexuales o transexuales.

Seis personas acumularían el 66 por ciento de la riqueza de toda la aldea y las seis estadounidenses serían. Más de entre esas 100 personas, 85 vivirían en condiciones infrahumanas, 55 serían incapaces de leer, 75 sufrirían de desnutrición, una persona estaría siempre a punto de morir, y otra persona estaría siempre a punto de nacer. Y en esta aldea solo 9 personas tendrían educación universitaria; y solamente habría 33 personas con computadoras, laptops o PCs.

Así que si nunca sufristeis los riesgos y traumas de una guerra, de encontrarte injustamente encarcelado, la agonía de ser torturado o las punzadas del hambre y la inanición, entonces vives mucho mejor que otras 500 millones de personas que deberíais ayudar.

Más si camináis libremente por la calle, sin miedo a ser humillado, arrestado, torturado o muerto... entonces tenéis más derechos que otras 3.000 millones de personas de este mundo que viven bajo el yugo de la mayor traición.

Por lo que si tenéis comida en vuestra heladera, ropa en vuestros armarios, un techo sobre vuestra cabeza y un lugar a donde esta noche ir a dormir; más ricos sois que el 77 por ciento de la población mundial.

Más si sumado a todo ello guardáis algún dinero en el banco, o en vuestras carteras, o si tenéis algunas monedas en vuestro cajón... ya estáis entre el 9 por ciento más rico de este mundo lleno de desamor.

Y si pudisteis leer esto que os he escrito con tanto amor; quiere decir que afortunadamente no formáis parte de los 3.000 millones de personas que, en éste, vuestro orgulloso pero injusto mundo de las tele-comunicaciones, aún no saben leer.

 


 


 

Capítulo XIII

La salvación y la vida eterna

 

Os digo pues, pedid y se os dará; buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá; porque quién pide recibe, y quien busca halla, y al que llama se le abrirá.

LUCAS 10:42–11:14

 

Os explicaré nuevamente cómo encontrar a Dios dentro de vosotros mismos. En primer lugar Dios no vive en el ruido de las palabras e invocaciones mágicas sin sentido. No hay camino hacia él por intermedio de ídolos ni de altares, sino solo a través del amor hacia el prójimo.

Porque el lugar de Dios con el hombre es en su corazón, donde habla con voz queda y pequeña, que no puede escuchar sino el que está en verdadera paz con el resto del mundo. Recordad pues que vosotros sois el verdadero Templo de Dios, y que su espíritu habita siempre  en vosotros.

Su Santo Aliento no es visible al ojo humano, ni podéis ver a los espíritus angélicos que os auxilian. Pero el hombre fue hecho a imagen y a semejanza de ellos, de modo que quien mira la faz humana, mira la faz de Dios que dentro de él habita.

Pero cuando el hombre honra a su prójimo, es que honra verdaderamente a su Dios, y lo que el hombre hace por otro hombre en su auxilio, lo hace en nombre de Dios también. Y, así mismo, recordad que cuando el hombre, con su pensamiento, con su palabra o con sus actos, hace daño a otro hombre, está procediendo erradamente con relación a Dios y obtendrá por recompensa el castigo mayor.

Más si queréis servir a al Dios UNO SANTO, servid primero a vuestros más próximos, y a los que no te son parientes, a los forasteros que llegan a vuestras ciudades hambrientos, y hasta a los que tratan de causaros daño.

Ayudad pues a los pobres y a los débiles; y no hagáis daño a nadie; ni codicies lo que te es ajeno. Puesto que lo material para Dios nada vale. Ya que a sus ojos, el dinero y el oro no son más que hijos que guarda y atesora reunidos magnéticamente según su sapiencia. Ya que esos hijos que Él aprisiona dentro de vuestros tesoros, el también ansía despertarlos algún día y vida eterna darles.

Entonces, si hacéis como os digo, por vuestra garganta hablará el Uno Santo; y sonreirá a través de vuestras lágrimas; e iluminará vuestras faces con el goce más pleno, llenando vuestros corazones con la verdadera paz que todo a su paso ilumina.

Por ello os recuerdo lo que os dije en mi anterior visita a la Tierra, puesto que bien no me habéis comprendido. Empero debo señalaros, que yo siempre intenté salvaros de la misma manera.

Más no sintáis culpa, puesto que mi palabra les fue arrebatada por Reyes y negociantes, y aún os faltaba el horno del pensamiento para comprenderme cabalmente. Tal que si aún me recordáis con amor, es porque algo de todo lo que os dije se os ha legado; y hacia ustedes, aunque sea manchado por los intereses de algunos, algo os ha llegado.


 

Así pues en el pasado os dije:

 

38 "Ustedes han oído que antes se dijo: “Ojo por ojo y diente por diente.”

39 Pero yo les digo: no resistan al que les haga el mal; al contrario si alguien te da una bofetada en la mejilla derecha, vuélvele también la otra para que también la golpee y sacie su ira, puesto que grande será tu recompensa, y más grande será aún su castigo. Más lo estaréis ayudando sin esforzarte, al reglarle la dolorosa purificación del alma que más pronto que tarde en el cielo recibirá. Dejad pues que sea Dios quien os haga justicia, ya que ella, de entre todas, la más hermosa y perfecta es

40 Y si alguien te pone pleito para quitarte la ropa, déjale también el manto puesto que el amor de Dios no necesita vestidos, y eso lo sabéis bien, porque los mayores placeres que os regala, los recibís bien desnudos.

41 Y si alguien te obliga a llevarle la carga un kilómetro, llévasela dos.

Ya que en tu próxima vida él será tu sirviente y cargará tus maletas sin que se lo pidas.

42 Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti algo prestado, no le vuelvas la espalda. Puesto que saber compartir es la primera de todas las enseñanzas que Dios quiere para sus hijos.

43 Ustedes han oído también que antes se dijo: “Ama a tu prójimo y odia a tu enemigo.”

44 Pero yo os digo: Amen a sus enemigos y oren por quienes os persiguen, Ya que suyo será el dolor y vuestra la gracia Divina.

45 Y para que seáis hijos eternos de vuestro Padre que está en el cielo. Mirad bien y aprended de su ética, ya que él hace que salga el sol sobre malos y buenos, y que llueva sobre justos e injustos.

46 Puesto que si ustedes aman solamente a quienes os aman, ¿qué recompensa recibirían? ¿Acaso no hacen eso hasta los egoístas más ambiciosos?

47 Y si saludan a sus hermanos solamente, ¿qué de más hacen ustedes? ¿Acaso no hacen eso hasta los gentiles, que el amor del Padre no pueden conocer?

48 Por tanto, sed perfectos, así como vuestro Padre celestial perfecto es. Ya que su amor y su orgullo veréis que vuestra mayor recompensa será.

 

Mateo 5:38-48

 

Más vosotros siempre me preguntáis: ¿A quién debemos llevar regalos? ¿Dónde debemos ofrecer nuestros sacrificios para que Dios nos ame? Más yo siempre os dije que Vuestro Dios Padre desperdicios innecesarios de plantas, granos o corderos jamás demandará.

Puesto que lo que quemáis en cualquier templo es un puro desperdicio. Y nada bendito le llega a quien arranca alimentos de las bocas hambreadas para destruirlos en un fuego impostor que jamás llega a vuestro verdadero Dios, convirtiendo alimento en excreción.

Así que cuando queráis ofrecer sacrificios a vuestro Dios, tomad vuestros regalos de granos o de carnes, y no lo deis a los sacerdotes; colocadlos sobre la mesa de los más pobres. Y con el diezmo haced esto también.

Puesto que más gracia divina lloverá sobre ti si regalas dinero a los pobres, que si con tu riqueza ayudas a levantar en su nombre ostentosos palacios y catedrales repletas de oro robado a otras tierras y hombres.

Puesto que las iglesias y los templos de Él no son, ni allí su más cercano rebaño jamás anidará. Puesto que en esas maquetas de falsa divinidad los hombres solo se enseñorean para agasajarse y premiarse entre ellos; recordándose unos a otros que tan cerca están del Altísimo o de Dios, respecto de sus otros hermanos que en otras iglesias levantan kioscos y elitistas banquetes de racista promiscuidad.

Recordad pues siempre que Dios prefiere más corazón humilde y bondadoso, que el más rico y deslumbrante palacio habitar. Tal es su amor por sus hijos, que así como yo amo a mi rebaño, así Él quiere que vosotros aprendáis a amar.

Y si queréis seguir mis pasos, que a la verdadera Gloria Divina os llevará, dadlo todo pues por vuestros hermanos, que aunque esparcidos a los cuatro vientos y en todas las direcciones os parecen extraños, esto solo es porque nacen de otros rasgos y viven en otras naciones bajo el yugo de otro traidor.

Más si pretendéis que Dios os ame como hijos y vida eterna os dé, recordad siempre que esos extraños, y hasta los tiranos que ostentan mayor crueldad, también parte de vuestra familia son. Puesto que Padre más alto no hay, y no hay mejor forma de compartirlo que amándonos en un solo corazón.

Ya que solo le brindáis la verdadera felicidad de sentir que vuestra crianza ha sido buena, cuando vuestros actos de amor se elevan por sobre toda frontera religiosa, política o social; para en un abrazo de hermanos fundiros de igual a igual. Así es como Él, el UNO SANTO, orgullo por sus hijos siempre sentirá.

Solo desde este tipo de amor se levantará un incienso que subirá a los cielos y retornará a vosotros en forma de bendiciones, gracia y piedad. Así que haced pues pedazos vuestros ídolos, o regaladlos a los niños pobres para que puedan con algo jugar.

Más no os alabéis ni arrodilléis frente a ellos para pedirles magias ni regalos, porque apareceréis como tontos frente los benditos y omnipresentes ojos de Dios. Ya que aunque os vendan estatuas por santos; de cierto os digo que ni tan santos fueron, ni oídos ni vista esos objetos jamás tendrán; para que llegue a vosotros ninguna forma de auxilio más que de vuestro Padre, quién desde el Cielo siempre os guiará.

Ya que el que verdaderamente escucha vuestros ruegos con infinita paciencia y siempre os acompaña, es el único que amor y felicidad a vuestros corazones puede llevar. Así que incendiad pues todos los altares de vuestros sacrificios, ritos de magia, ocultismo o cualquier otra necedad, ya que estos se fundan tan solo en falsas creencias, fruto de la locura de los hombres y su insania mental o moral.

Ya que el que está oculto en vuestras falsas creencias es el Dios Verdadero, quien se ofende cada vez que intentáis acercar maldad o favores a vuestros hermanos, invocando inexistentes dioses muertos, fantasías de alguna otra Edad.

Haced pues del corazón humano vuestro altar y quemad allí vuestros sacrificios con el fuego del amor y la desenfrenada pasión. Ya que solo a través de vuestro verdadero gozo y alegría, es que os acercaréis cada día más al premio y gracia de vuestro Santo Dios.

Más como mi Padre me advirtió que mi Verbo a multitudes fascinaría y querrían adorarme a mí como a un Dios, puesto que buscáis ídolos y no el verdadero Amor; yo solo puedo deciros que soy simplemente vuestra hermana UNA o ANA, Diosa por antigua, más un ser humano igual a vos.

Y si bien fui el primer Ángel, comprended bien que tan divina como vosotros yo soy, y que solo he venido a vuestra Tierra, a mostraros la Vía hacia el Verdadero Dios.

Entonces no adoréis pues al Ángel ni a Ana. Adorad al Uno Santo, a Dios, que es Amor. Ya que de Él son los cielos y la Tierra, y con todos sus hijos los comparte sin miramientos castigando al avaro y egoísta sin compasión. Más amadlo como Él quiere ser amado, que es amando a todos los hombres sin importar su condición; puesto que provenimos de un mismo Padre, y por lo tanto, todos los hombres vuestros hermanos son.

Ya que en Él, y solo en Él, el verdadero Amor, la verdadera Paz, la Vida Eterna y la Divina Gracia encontraréis. Por los siglos de los siglos.

AMEN

 


Jesucristo

Página creada con Mozello - La forma más fácil de crear una web.

 .